Menú

Cospedal... ¿a La Moncloa?

"Habrá una mujer presidenta del Gobierno, y será Cospedal". El debate sucesorio se vuelve a instalar en el PP a pocos días del 22-M.

0
"Habrá una mujer presidenta del Gobierno, y será Cospedal". El debate sucesorio se vuelve a instalar en el PP a pocos días del 22-M.
María Dolores de Cospedal | PP

España tendrá una mujer presidenta, sí, pero no será socialista. Así lo dan a entender los gurús del Partido Popular, que ya miran al medio-largo plazo, al momento en el que Mariano Rajoy deje el bastón del poder del centro-derecha, ya sea tras un periplo de -presuponen- ocho años en La Moncloa o porque al final no logre subir las escalinatas del palacio presidencial como el elegido.

 

Para ambos escenarios, si bien en el principal partido de la oposición todos dan por casi seguro que será el primero -de ahí que las aguas estén tan tranquilas que parece que no haya movimientos-, los sucesores naturales se postulan en pequeñas reuniones. Casi a susurros y con aquellos que, consideran, son de su círculo de confianza.

 

En la terna de futuribles siempre ha habido uno por todos conocidos: Alberto, el de Madrid. A Ruiz Gallardón sólo le ha faltado decir públicamente “quiero ser presidente”. Luego hay otro Alberto, el gallego, cuya proeza de ganar por mayoría absoluta tras cuatro años de socialismo en Galicia le ha permitido situarse a la cabeza, a pesar de que él lo niegue hasta la saciedad. “Soy el más leal a Mariano”, repite Núñez Feijóo cada vez que visita Madrid, donde es tratado con pleitesía.

 

Pero tras el 22-M, habrá alguien más que levante la cabeza y ponga ojitos a La Moncloa. En el Comité Ejecutivo Nacional que la formación celebrará el martes, 48 horas después del envite con las urnas, María Dolores de Cospedal pretende presentarse como la mujer más poderosa del PP, presidiendo una comunidad y ostentando el cargo orgánico más importante del partido, después del jefe nacional.

 

Pactado está con Rajoy que continúe como secretaria general de los populares, al menos, hasta las elecciones generales. Después las circunstancias establecerán el proceder, que podría pasar por la creación de un coordinador a fin de que ella pudiera seguir ejerciendo influencia interna. Al estilo del su enemigo político Francisco Álvarez Cascos, cuando fue ministro de Aznar y número dos del PP.

 

Su mayor baza, y con la que pocos cuentan, es que es una de las pocas personas en las que Mariano Rajoy realmente confía. Con la que despacha de tú a tú los temas importantes, no como ocurre en los Comité de Dirección, órgano en el que todos asienten con la cabeza ante un líder al que nadie tose.

 

“Todo lo hago contando con él”, dijo en un reciente café con periodistas. Y junto a ello, siempre un elogio encendido a quien, en el convulso congreso de Valencia, le dio el poder interno: “Es muy bueno, de verdad”, afirmó sobre Rajoy.

 

Es por ello por lo que, según su entorno, en el día D será ella la elegida por el jefe para sustituirle: “Una mujer presidenta, y del PP”. Para un miembro del aparato, “nadie pone en duda que ha sido la revelación” de la legislatura, enfrentándose de cara a los poderosos del partido si así ha sido necesario e imponiendo el tono más duro en los casos de corrupción.

 

Precisamente, esa enemistad desarrollada con determinados altos cargos es, a la postre, su gran detrimento: apenas se habla con los barones levantinos Francisco Camps y José Ramón Bauzá, la relación con Antonio Basagoiti no es especialmente afable, con Esperanza Aguirre ha tenido sus tira y afloja y Javier Arenas y ella disputan una guerra bajo el mantel por el poder interno.

 

Pero, consultado uno de esos enemigos por la posibilidad de verla pisando fuerte hacia La Moncloa, en absoluto lo descarta: “Es ambiciosa” y “desde luego se escucha desde hace tiempo”. Una teoría a la que en Génova también dan validez: “Si gana, será la política de moda”.

 

Y a ello se dedica Cospedal en los ya últimos días de campaña, a tratar de conquistar por primera vez en la historia el bastión socialista de Castilla-La Mancha. Sería todo un hito, una gesta nunca antes cosechada. ¿Hay mejor carta de presentación para postularse para la carrera presidencial?

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 24 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation