Menú

Chacón, forzada a no disputar la sucesión a Rubalcaba

Visiblemente alterada, Carmen Chacón anunció este jueves en la sede del PSOE que no presentará su candidatura a las primarias del partido.

0

Aproximadamente a las 13.20 de la tarde saltaban todas las alarmas: Carmen Chacón estará en media hora en Ferraz donde ofrecerá una rueda de prensa. Y todo se adelantó. Lo que estaba previsto que se desvelara el sábado se reveló finalmente este jueves: la ministra de Defensa tiraba la toalla y cedía ante las presiones del aparato del partido.

No aspirará a ser la próxima candidata socialista a la presidencia del Gobierno porque, a su juicio, los "movimientos" internos contra la elecciones primarias han llegado a poner en riesgo la "unidad" del PSOE, la "autoridad del presidente del Gobierno y secretario general", José Luis Rodríguez Zapatero, "la imagen colectiva" del partido, "incluso la estabilidad del Gobierno". "Eso era lo único que podía hacerme reconsiderar una decisión que tenía bien tomada", ha proclamado en la multitudinaria rueda de prensa en la sede del PSOE, con gesto apesadumbrado y lágrimas en los ojos. "Considero que hoy debo dar un paso atrás para que el partido dé un paso adelante", ha señalado.

Además, se ha mostrado en contra de que el PSOE adelante su Congreso para que el próximo candidato a la Moncloa sea también secretario general del PSOE, considerando "acertada" la voluntad que expresó Zapatero de finalizar la legislatura como presidente y como líder de su partido.

La petición de un Congreso del partido por parte del líder del PSE, Patxi López, ha generado división en el PSOE, pero Chacón ha evitado señalar acontecimientos ni personas concretas y se ha limitado a insistir en que su decisión ha sido "individual, autónoma y personal".

Así, preguntada sobre si Zapatero le había pedido que se retirase, ha asegurado que del presidente sólo ha recibido "absoluto respeto", cuando le comunicó que iba a presentarse y cuando le ha anunciado esta mañana y por teléfono, que iba a retirarse de la carrera.

Según la ministra, su decisión no se la ha comunicado al vicepresidente y posible sucesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, aunque las especulaciones se habían desatado esta mañana después de que los tres, Zapatero, Rubalcaba y Chacón, hayan coincidido durante unos minutos en la zona reservada al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Chacón se ha marchado de la Cámara Baja sin entrar siquiera en el Pleno y no se ha quedado a la votación.

Chacón no ha desvelado si mantiene ambiciones políticas para más allá de 2012 –"la decisión que he tomado es la que traslado hoy, ninguna otra", se ha limitado a responder– y se ha puesto a disposición de Zapatero y, "sin condición alguna", también del PSOE y de quien el PSOE "considere que debe ser el candidato".

Según ha explicado, la decisión de aspirar a la candidatura la tomó el 2 de febrero y se la comunicó a Zapatero y a otros secretarios generales y compañeros del PSOE a los que considera "referentes morales". Es más, ha asegurado que incluso el pasado martes, cuando habló con Zapatero después de que López lanzase la propuesta de un Congreso, se mantuvo en su decisión, incluso le habló al presidente de la "infraestructura necesaria" para los candidatos en primarias. Además, ha relatado que desde que el 2 de abril el jefe del Ejecutivo anunció que no se presentaría a un tercer mandato, muchos militantes "de todos los rincones de España" la animaron a presentarse" para abrir una nueva etapa de un nuevo proyecto".

Sin embargo, ha denunciado que desde entonces ha habido voces en el PSOE que "urgían a la designación de un candidato único" y afirmaban que las primarias generaban "división" y que esos "movimientos" han arreciado con la derrota electoral del pasado domingo.

De este modo, en lugar de caminar hacia una "reflexión serena"  en el Comité Federal del próximo sábado, a su juicio se ha "recrudecido" el riesgo para la unidad del PSOE y la autoridad de Zapatero. "Hoy considero que mi mejor aportación es esta decisión, en pro de la unidad de mi partido y de una reflexión serena. Hay quienes piensan que el futuro se conquista con fuerza y es verdad, pero en el PSOE sabemos que se conquista con fuerza y generosidad", ha advertido también.

El proyecto de Chacón

Visiblemente emocionada, Chacón se ha detenido en detallar que quería "encabezar un proyecto que recuperara y actualizara las señas de identidad de la socialdemocracia", con "ambición de igualdad" y con la movilización de "todas las energías" para combatir el paro, sobre todo entre los jóvenes.

Eso sí, preguntada si es que pensaba que el PSOE había perdido esas señas, ha hablado de "reforzar" esas señas y el Estado de bienestar, "algo que tiene el PSOE en mente para el presente y para el futuro". Según ha dicho, su proyecto pasaba por reafirmar la "autonomía de la política frente a los grandes poderes económicos y distribuir los sacrificios con la máxima equidad", recuperar su "prestigio y dignidad", "tal como han reclamado miles de ciudadanos en las urnas y también en la calle".

También, ha dicho, abrir "espacios de participación", "acreditar con hechos que la política democrática y la corrupción son incompatibles" y reafirmar la visión socialista de España, "unida y plural", sin renunciar a su identidad "catalana y española", "un proyecto que integrara generaciones socialistas y no las enfrentara".

Según Chacón, su objetivo era encabezar un proyecto que "preservara los aciertos" de la última década y los "avances enormes" de las mujeres, los homosexuales y las personas dependientes, y que a la vez corrigiera los errores de los que, ha puntualizado, se considera "tan responsable como el que más". "Sigo creyendo y seguiré trabajando en ese proyecto, pero hoy considero que debo dar un paso atrás para que el PSOE dé un paso adelante", ha añadido.

Varapalo en público de Chacón al PSOE

La noticia es que Chacón renuncia a presentarse, sí. Pero también lo es, y no puede pasar inadvertido, el hecho de que el discurso de la ministra es el más duro y contundente que se ha escuchado hasta ahora de un miembro del PSOE contra su propio partido.

  • "Quería encabezar un proyecto que recuperara la dignidad y el prestigio de la política, tal y como nos han reclamado miles de ciudadanos en las urnas y también en la calle", decía.

Lo que se extrae de estas palabras es que, en opinión de la socialista, su partido cuanto menos contribuyó a esa pérdida de dignidad y prestigio de la política. Y los ciudadanos castigaron al PSOE por ello en las urnas.

  • "Un proyecto que integrara generaciones socialistas y no las efrentara".

De esta forma, Chacón dejaba entrever la desunión que ha procado en el seno de su partido el proyecto de Zapatero, del que ella, por cierto, ha participado activamente y le ha permitido llegar a ser ministra de Defensa. Pero la crítica más demoledora llega con estas palabras:

  • "Desde el primer momento ha habido quienes, desde el Partido Socialista, se movilizaron contra la celebración de unas elecciones primarias que son las previstas para elegir candidato en los estatutos del partido. Alegaban que dar voz a los militantes generaba división y urgían a la designación de un candidato único. El severo castigo electoral que recibió el Partido Socialista hizo que esos movimientos, en vez de amainar, se recrudecieran. En los últimos días hemos asistido a una escalada que pone en riesgo la unidad del partido, la autoridad del presidente del Gobierno y secretario general, nuestra imagen colectiva como partido e, incluso, la estabilidad del Gobierno".

Nada más y nada menos. Chacón se ha ido, pero no se ha quedado ni mucho menos callada. Ahora bien, la ministra no dice la verdad cuando afirma que la suya ha sido una decisión personal. Muchas han sido las presiones que ha recibido, sobre todo desde el domingo, de miembros de su propio partido. De ahi su discurso. Ya no sólo tenía en contra a los barones y dirigentes que no eran partidarios de celebrar primarias, sino de los que hasta ahora apostaban por ellas.

Resulta paradójico recordar que cuando Carmen Chacón llegó a ser diputada nacional, José Blanco hablaba maravillas de ella y realizaba una activa promoción de la catalana. Es ahora (José Blanco) el que la ha forzado a renunciar a su candidatura para agradar a los que quieren aclamar a Rubalcaba.

¿Con qué apoyos contaba Chacón?

Lo que hasta ahora era una probabilidad, este martes se volvió certeza: la ministra de Defensa quería presentarse a las primarias. En su discurso ha afirmado que desde que Zapatero comunicó su decisión de no encabezar por tercera vez la candidatura del PSOE a las generales, el 2 de abril, "numerosos afiliados de toda España, de todos los rincones de España, me han animado a optar a esa candidatura".

Pero lo cierto es que la desafección del PSC por Chacón cada vez es mayor. Hace mucho que la ministra no pisa por ninguna de las Ejecutivas que los socialistas catalanes llevan a cabo. Ese malestar se ha percibido este jueves con gran claridad. En un escueto y frío comunicado el partido catalán ha señalado que la dirigente "tiene todo nuestro apoyo. Respetamos su decisión porque Carme Chacón, como siempre ha tomado su decisión pensando en lo que más conviene al Partido Socialista". 

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El PP denuncia la destrucción masiva de documentos de la Junta de Andalucía
    2. Estalla la guerra en el PSOE: Susana Díaz se atrinchera y Ferraz le pide "grandeza" para ir a primarias
    3. Bronca en 'La Vanguardia' a los andaluces: que no se quejen tanto y trabajen más
    4. Una frase de Carolina Sobe destruye a María Jesús Ruiz (y salva la noche de ‘GH Dúo’)
    5. Tamara Falcó cuenta la verdad sobre su "flechazo" por Albert Rivera
    0
    comentarios
    Acceda a los 84 comentarios guardados

    Servicios