Menú

"Tenía la sensación de formar parte de un tribunal secuestrado"

Los magistrados renunciantes sostienen que su decisión es por el retraso en la renovación de su plaza.

0

Los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) Eugeni Gay, Elisa Pérez Vera y Javier Delgado han señalado en sus sendas cartas de renuncia que se van porque sus mandatos expiraron en noviembre de 2010 pero sobre todo para hacer cumplir la Constitución.

En su misiva, el catalán Gay (nombrado a propuesta del PSOE) señala que durante estos últimos meses en el TC, donde la renovación se hacía esperar, ha tenido la sensación "de formar parte de un Tribunal secuestrado".

El magistrado señala que "aunque su legitimación es plena y nadie la puede cuestionar" entiende que el bloque del TC "es consumir algo más que el período constitucionalmente previsto para las renovaciones por tercios del Tribunal".

Además, Gay subraya en la carta que ésta no ha sido la primera vez que ha intentado presentar su dimisión ya que en noviembre del año pasado lo hizo "y se me pidió expresamente que pensara en las consecuencias que podía desencadenar hacerlo cuando no lo habían hecho otros compañeros que hacía tres años que habían finalizado su mandato", en referencia a los cuatro magistrados del TC designados por el Senado y que tuvieron que esperan más de tres años a que se nombraran a sus sustitutos.

El catalán concluye reiterando "la obligación, que no conveniencia o necesidad, de proceder a la renovación en tiempo" del intérprete supremo de la Constitución considerando "imprescindible el respeto a ésta como norma suprema de nuestro ordenamiento".

En similar línea, aunque mucho más conciso, se expresa el magistrado de corte conservador Javier Delgado quien dice que deja la institución porque ya ha transcurrido "muy sobradamente" su mandato en el TC y porque no se ha "respetado" el mandato constitucional de renovación "por terceras partes de cada tres años".

Delgado considera "que las cosas salen mejor cuando se cumple la Constitución y salen peor cuando no se cumplen".

Por último, la magistrada designada a propuesta del PSOE, Elisa Pérez Vera, dice que su renuncia se trata de una "decisión muy meditada que responde ante todo a motivos institucionales". La catedrática destaca que durante el tiempo que ha ocupado un plaza en el TC "ha ejercido con total entrega la alta función que me había sido encomendada" (...) "ahora me veo en la obligación de presentarle mi renuncia con el ruego de que acuerde su aceptación", dice Vera dirigiéndose al presidente Pascual Sala.

Por último, la magistrada señala que si no se cumplen los plazos institucionales "se desvirtúa la voluntad del poder constituyente".

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot