Menú

Contradicciones entre los agentes de Manzano sobre el papel del comisario

Libertad Digital ha accedido a todos los testimonios de los Tedax de la Unidad de Manzano. 

0
Libertad Digital ha accedido a todos los testimonios de los Tedax de la Unidad de Manzano. 
A la izqda, Sánchez Manzano.

Durante la instrucción de la causa que se sigue contra el exjefe de los Tedax en el 11-M, Juan Jesús Sánchez Manzano, la magistrada Coro Cillán ha interrogado a varios de los agentes que formaban parte de la Unidad Central dirigida por el comisario.

Libertad Digital ha tenido acceso a los testimonios de los hombres de confianza de Manzano, entre los que destacan Pedro Ríos –actual comisario jefe de Algeciras (Cádiz)- y Rogelio Campos –en estos momentos directivo de Repsol-, ambos imputados, posteriormente, por los delitos de falso testimonio y encubrimiento.

Durante sus declaraciones el pasado mes de abril en el juzgado número 43 de Plaza de Castilla (Madrid), ambos artificieros defendieron que no vieron cometer "ninguna irregularidad" durante la recogida de los restos del 11-M, apoyando así la versión de su antiguo jefe Sánchez Manzano.

En su declaración, Pedro Ríos, jefe del Servicio NRBQ de los Tedax el 11 de marzo de 2004, reconoce que participó en la "selección" de las muestras de los atentados, pero dijo que lo hizo de forma muy puntual –para enseñar a unos Tedax cómo era el procedimiento- y que en ningún caso vio dónde se almacenaron esas evidencias.

El fiscal Conrado Saiz le preguntó entonces: "¿Usted recibió órdenes de Sánchez Manzano para hacerse cargo de la recogida de los restos de las explosiones?". Ríos respondió "No. No recibí ninguna orden porque, además, no era un cometido mío".

Defienden la actuación de Manzano

También le interrogaron por el hecho de que todos los vestigios se llevaran directamente a la Unidad Central Tedax sin que sus miembros comparecieran ante la Brigada Provincial de los artificieros en Madrid, algo que "indignó" a su jefe Cáceres Vadillo y que propició una discusión entre los artificieros provinciales y los de Manzano.

Ríos contestó en sede judicial que no era "anómalo ni irregular" que las muestras fueran directamente a la Unidad Central, sino que incluso "favorecía la investigación por la inmediatez". Lo cierto es que los hombres de Juan Jesús Sánchez Manzano recogieron de forma rápida "todo" lo que los Tedax de Madrid habían recopilado, de tal forma que no se llegó ni a redactar un acta con la relación de los vestigios. Por este motivo, entre otros, el jefe de la Unidad de la Brigada de Madrid, Cáceres Vadillo, dijo a la juez que no se había actuado de forma "correcta".

Por otro lado, respondiendo a preguntas de la abogada de Juan Jesús Sánchez Manzano, Pedro Ríos subrayó que "no tenía conocimiento" de que Manzano hubiera dado la orden de tirar u ocultar pruebas. "De haberlo hecho sería algo irregular que no entra dentro de las funciones del jefe de la Unidad", concluyó.

En esta misma línea se pronunció su compañero Campos, al que al menos seis de los artificieros identificaron como el hombre de confianza de Juan Jesús Sánchez Manzano en la estación de Atocha el día de los atentados.

"No estuve en los focos"

Durante su declaración, Rogelio Campos negó una y otra vez, hasta en tres ocasiones, haber estado allí. "No me desplacé a ninguno de los focos de las explosiones", dijo la primera vez. "No llegué a desplazarme a ninguno de los focos de la explosión", recalcó la segunda. "No me desplacé a Atocha con el señor Manzano", enfatizó en una tercera ocasión.

En este punto, el abogado de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, José María de Pablo, le preguntó: Entonces, "¿qué explicación da a que varios de sus compañeros dijeran que usted estuvo en la estación de Atocha dando órdenes?". "Desconozco cuál es su intención pero no estuve", respondió.

En consecuencia, Campos también negó ser el encargado de "trasladar" las muestras desde Atocha a la Unidad Central, aunque varios de los expertos en desactivación de explosivos que han despachado ante la juez Coro Cillán lo identificaron como el Tedax clave en el traslado de las muestras. "Manzano no me dio órdenes para la retirada de las muestras", añadió.

Manzano "sí" daba las órdenes

Frente a esta afirmación, otro de los artificieros del equipo de Manzano dijo a la instructora que ellos recibían órdenes del propio comisario al ser los atentados del 11-M algo "excepcional" y que, por este motivo, era el jefe de la Unidad el que las daba.

Un tercer Tedax, el responsable de los artificieros de Manzano en el foco de Téllez, Carlos Miro, sí reconoció ante la juez haber recibido órdenes de su superior para que hiciesen fotos de la explosión "pero no para sustituir en el traslado de las muestras a los Tedax de Madrid". En cambio, Cáceres Vadillo -jefe de la brigada provincial- denunció que "ningún Tedax de su Unidad acompañó a los agentes de Sánchez Manzano" a llevar los vestigios al complejo policial de Canillas.

Por otro lado, el hombre de confianza de Manzano tampoco admitió que el traslado inmediato de los vestigios a la Unidad central supusiese romper el protocolo de actuación de este Cuerpo policial, aunque sí reconoció que "no es habitual desechar muestras antes de que lleguen a la Policía Científica, ya que si una muestra viene etiquetada y clasificada se guarda". De hecho, Campos "entiende" que los vestigios "se guardaron", aunque a día de hoy nadie sabe qué se hizo con ellos salvo con las 23 muestras que se conservaron del total de los focos.

La magistrada Cillán citó el pasado mes de mayo a declarar de nuevo a ambos policías, Ríos y Campos, esta vez en calidad de imputados. Los interrogatorios no llegaron a producirse ya que la juez los aplazó sine die.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 16 comentarios guardados

    Servicios