Menú

Rajoy: "España, pese al Gobierno, es un país solvente"

El jefe de la oposición apeló al "patriotismo" en un día "especialmente difícil" para España. Pese al Gobierno, solemnizó, "somos un gran país".

0

Mariano Rajoy apeló al "patriotismo sano" por "el bien común" en un día "especialmente difícil" para España. Y es que, reconoció el jefe de la oposición, el país se la juega en la semana "más negra" -en voz de uno de sus asesores- desde que golpeara la crisis económica.

Por ello, volvió a hacer su análisis de primero realidad y después recetas para combatirla, pero en esta ocasión puso un énfasis mayúsculo en la solvencia de la patria para dejar en un claro segundo plano sus críticas hacia el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, al que le volvió a implorar por un adelanto electoral.

 "Hoy, en un día especialmente difícil, hay que decir que España es un gran país, un país solvente, que tiene gente preparada para salir de la crisis", destacó Rajoy. Un "mensaje de esperanza", se encargó de recalcar, porque "los españoles, cuando se les explica bien las cosas y se les presenta un proyecto de recuperación, salen adelante".

La clave, continuó, pasa por hacer los deberes, por ordenar "la casa" para fortalecerla de los ataques de los mercados. Todo por el objetivo de que "la prima de riesgo esté como ya estuvo en su día", cuando gobernaba José María Aznar, a niveles de cero puntos.

Ni una llamada de Moncloa

"Los españoles lo están deseando", exclamó Rajoy, cuyo rostro serio era un síntoma más de que en Génova la preocupación es extrema. "Son momentos delicadísimos", destacan desde el equipo económico del líder popular, que ha elaborado lo que podría denominarse un mini-gabinete de crisis para seguir la evolución de los acontecimientos. Se quejan, eso sí, de que nadie de Moncloa les esté llamando para informarles.

Una gravedad, palpable en el ambiente, que quien aspira a ser presidente combatió con mensajes de ilusión: "No hay razones para el desánimo o la decepción. España no es un país cualquiera. Nada nos va a impedir hacerlo de nuevo. Hay que recuperar la tasa de desarrollo sostenido", apuntó en la presentación de un libro, Lo que hay que hacer con urgencia del profesor Juan Velarde, que venía como anillo al dedo a tenor de las circunstancias excepcionales.

El auditorio no era fácil, pues estaba compuesto por más de una treintena de economistas, encargados de ayudar a la confección de la obra, pero Rajoy logró arrancar su aplauso al implorar por un "mandato reformista, un gran proyecto nacional" para "salir de esta situación".

Críticas al Gobierno

Hecho el salve a la patria, Rajoy sí que vio un claro culpable de los derroteros que a traviesa el país: el Gobierno central y sus "fórmulas milagreras, demagogias ramplonas y de bálsamo de fierabrás". Capítulo especial le dedicó a la demagogia, de la que hay que "huir como la peste" a tenor del "muchísimo daño" que hace a los intereses nacionales.

Y de ahí que el líder de los populares insistiera en su mensaje estrella en la recta final del curso político, y que pasa por disolver ya las Cortes y convocar elecciones nacionales: "En seis meses se pueden hacer cosas, y eso puede suponer un cambio de percepción en la economía dentro y fuera de España. Lo que se necesita es un cambio total", resumió, a modo de petitoria.

La alternativa que representa el PP

Ahora bien, y para ahondar aún más si cabe en ese mensaje de esperanza, Rajoy recordó que "hay una alternativa a lo que en estos momentos" ocurre, y que denominó Partido Popular. "En España se necesitan menos intervención, menos leyes y menos reglamentos, pero que se cumplan", destacó, no sin mentar la más importante de las actuaciones: un plan de recuperación nacional, a cuatro años, que sea planteado en el Congreso. Y él lo tiene, según aseguró.

"Sé lo que hay que hacer para salir de la crisis", solemniza, pese su enfado porque el Gobierno sigua aferrándose al poder. Y al hilo de tan contundente afirmación, reiteró su mensaje de partida: "Aquí, en España, hay gente y un partido para tomar las decisiones que necesita hoy nuestro país". La receta: "Patriotismo sin ningún tipo de arabas a favor del bien común".

Terminado su intervención, se fue como llegó, flanqueado por su equipo económico, compuesto por Cristóbal Montoro, Álvaro Nadal y Fátima Báñez. "La semana acaba de empezar, y será larga", destacan.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation