Menú

El procesado Ballesteros dice que el auto de Ruz es "muy flojito, muy flojito"

Precedido por las descalificaciones del Gobierno, uno de los procesados, el inspector Ballesteros, ataca al juez Ruz en su recurso contra el auto.

0

El inspector de Policía José María Ballesteros, procesado por colaboración con banda armada en el escándalo del chivatazo a ETA, ha recurrido este viernes el auto de procesamiento dictado el pasado miércoles por el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

En un extenso recurso de más de 114 páginas al que ha tenido acceso Efe, Ballesteros afirma que el auto es una "batería de elucubraciones" y que es quizá "el auto más flojo en soporte jurídico en lo que a imputación se refiere en la historia de la democracia". "Muy flojito el auto...muy flojito...por ser muy, muy, muy benévolo en su calificación", insiste el escrito.

Ruz sitúa a Ballesteros como la persona que entró en el bar Faisán de Irún (Guipúzcoa) y entregó a su dueño, Joseba Elosua, el teléfono móvil con el que se efectuó el chivatazo el 4 de mayo de 2006, y al jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés como el interlocutor que alertó al propietario del local de la operación que se iba a producir contra la red de extorsión de ETA.

El recurso del inspector de la Brigada de Información de Álava alega que los peritos que han estudiado los vídeos grabados en las inmediaciones del bar Faisán no han podido determinar la identidad de la persona que entró en el establecimiento para alertar del operativo policial.

Entre los indicios citados por el juez en su auto de procesamiento, estaba la confirmación de la presencia junto al bar Faisán de Ballesteros en los minutos previos a producirse la llamada telefónica investigada, ya que él mismo se reconoció cuando le exhibieron las imágenes en sede judicial.

Acusa a Carlos Germán

Además, la defensa critica que no se hayan analizado las llamadas realizadas desde las redes de telefonía móvil francesas y apunta directamente al jefe del equipo de investigación del caso, el comisario Carlos Germán, como el autor del soplo a ETA, que también era el encargado de llevar a cabo la operación contra el aparato de extorsión etarra.

La defensa de Ballesteros propone una teoría alternativa sobre lo sucedido, en la que denuncia que se encargara la investigación interna por el chivatazo al policía, dice, responsable del mismo y, además, se le haya ascendido a comisario y premiado con una medalla. "Carlos Germán, evidentemente, no va a investigarse a sí mismo", ironiza.

Ballesteros solicita que se cite a declarar de nuevo al director adjunto operativo de la Policía Nacional, Miguel Ángel Fernández-Chico, para que se ratifique en sus puntualizaciones al informe oficial elaborado por Germán, en las que negó que el soplo a ETA tuviera un móvil político.

El procesado también pide que se practique una nueva rueda de reconocimiento para identificar al agente, integrante del equipo de investigación de Carlos Germán, que también estuvo en las inmediaciones del bar Faisán en las horas en las que se produjo el soplo al aparato de extorsión de la banda terrorista.

Además de Ballesteros y Pamiés, el magistrado ha procesado al ex director general de la Policía Víctor García Hidalgo, todos ellos por un delito de colaboración con organización terrorista o encubrimiento y por otro de revelación de secretos.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD