Menú

Rajoy: "Este anuncio se ha producido sin ningún tipo de concesión política"

Zapatero llamó a Rajoy para comunicarle la decisión de ETA. El candidato del PP dijo hasta tres veces que es "una buena noticia, una gran noticia".

0

"Es una buena noticia". Hasta tres veces lo repitió Mariano Rajoy, que leyó un breve comunicado mostrando su "satisfacción" por la decisión de la banda terrorista de ETA porque, añadió, "ha renunciado a imponer su proyecto político a través de la muerte, el miedo, la violencia y la exclusión".

Sin incluir ninguna crítica dirigida hacia el Gobierno, el candidato del PP a La Moncloa utilizó el tono más solemne que le cabría suponer para destacar que "después de haber causado tanto sufrimiento y dolo a tantas personas inocentes es una buena noticia saber que ETA dice que no volverá a atentar contra la vida, los derechos y la libertad de las personas".

Rajoy sólo puso un pero en este "importante" paso: "La tranquilidad de los españoles sólo será completa cuando se produzca la disolución irreversible de ETA y su completo desmantelamiento". Incluía así lo que es un auténtico clamor en el PP, que off the record fue mucho menos comedido que el presidente al denunciar la "pantomima" etarra.

El jefe del PP mostró, en cambio, una satisfacción comedida. "Los españoles no entenderían otra cosa", arguyó su entorno. Pero, eso sí, la mención más larga fue dedicada a los que deben ser los vencedores para él: "Todas esas personas inocentes cuyas vidas quedaron destruidas. Su sufrimiento ha sido el sufrimiento de todos los españoles de bien".

Las víctimas del terrorismo, continuó Rajoy, "son y seguirán el referente moral de la democracia". Y lo son porque "nunca perdieron la confianza en instrumentos de nuestro Estado de Drecho: la ley, la justicia y las fuerzas de seguridad".

En el capítulo de agradecimientos también incluyó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado -"Han ofrecido un enorme tributo de sangre y han actuado con una eficacia ejemplarmente democrática"- y a los jueces y fiscales. "Esta noticia se ha producido porque la ley, la expresión de la libre voluntad de los españoles, ha sido más fuerte que las amenazas y la violencia", remató.

Rajoy: "Sin concesión política"

Su referencia más arriesgada vino ya al término de su declaración institucional: "Este anuncio se ha producido sin ningún tipo de concesión política". Una opinión que choca frontalmente con la postura de la mayoría de asociaciones de víctimas del terrorismo y de una corriente muy importante de su propia formación, encabezada por Jaime Mayor Oreja, Esperanza Aguirre o José María Aznar.

Con esta frase, Rajoy venía además a reiterar su respaldo a la política antiterrorista del Ejecutivo así como a la alianza del PP vasco con Patxi López, tradujeron las fuentes consultadas.

"A ETA la derota la fortaleza del Estado de Derecho y la fe en la democracia de todos los españoles, representada por el esfuerzo sucesivo de todos los gobiernos que han actuado bajo el amparo de la ley. Y ese es el único camino futuro", concluyó Rajoy, ante la atenta mirada de su equipo de confianza. En primera fila, Federico Trillo -interlocutor con el ministro del Interior-, Soraya Sáenz de Santamaría, Ana Mato y Jorge Moragas.

Conversación con Zapatero

Con un gesto de manos reprobatorio, Rajoy bajó del atril de la sala de prensa de Génova 13 sin contestar a los periodistas y se marchó raudo a su despacho, en la séptima planta. "Este es mi comunicado", respondió ante la insistencia de los informadores. Las reuniones se sucedieron hasta bien entrada la noche, a fin de abordar la estrategia de cara a los próximos días.

Fuentes populares informaron, además, que fue el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien llamó al jefe de la oposición para darle a conocer la decisión de la banda terrorista. Un hecho, destacan, que demuestran "la plena sintonía" entre ambos en esta recta final de la legislatura. Después, el líder del PP habló con Nicolas Sarkozy, según las mismas fuentes.

Una vez escuchado al jefe popular, volvió a quedar de manifiesto la doble velocidad del partido en la lucha contra ETA. Una operación calculada en la que Rajoy siempre se queda un paso atrás mientras otros portavoces redoblan su discurso de contundencia. Fue el caso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, para quien "ETA ni entrega las armas ni se disuelve". Aguirre concluyó destacando que "a mí lo único que me interesa de ETA es que se disuelva, que pida perdón a las víctimas y que deje la actividad armada. Por lo tanto, para mí, los comunicados de ETA tienen credibilidad cero".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 123 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation