Menú

Rajoy exige a Zapatero fijar la posición española en las próximas citas europeas

El presidente en funciones y el electo han mantenido un primer encuentro durante dos horas en La Moncloa para coordinar el traspaso de poderes.

0

Reunión por sorpresa de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Con una tormenta financiera que no cesa, ambos dirigentes decidieron adelantar su cita en Moncloa para avanzar en el traspaso de poderes. 

Las alarmas saltaban en torno a las cinco de la tarde cuando se filtraba desde Moncloa una reunión inminente de Rajoy y Zapatero, y en la cúpula de Génova aseguraban desconocer dónde estaba el presidente del PP que ha estado todas estas tardes en su despacho. El líder de los populares acudió a Moncloa después de una serie de compromisos en la sede del PP, entre los que destacó una reunión con Rodrigo Rato.

Han sido dos horas, desde las 17:00, en las que han revisado el calendario del traspaso de poderes. Según fuentes autorizadas del PP "han dado un repaso general a la situación y han acordado volver a verse en breve". Según fuentes del PSOE: "se ha hablado de las posibilidades reales de adelantar el calendario de poderes" pero también de la medidas necesarias para calmar la inestabilidad de los mercados y del cauce de información que establecerá el Gobierno en funciones con el PP en todo lo relativo a la fijación de posiciones en las negociaciones y cumbres internacionales, hasta que Rajoy tome posesión como jefe del ejecutivo.

En este sentido, fuentes dirigentes del PP aseguran que "Rajoy ha insistido mucho en las citas europeas". Le ha pedido a Zapatero "todos los papeles y documentos" que allí se redacten y acuerden e incluso, ha pedido "supervisar los discursos" para fijar una posición ante las instituciones comunitarias ya como presidente del Gobierno. Un auténtico tutelaje del PP.

La incógnita sigue siendo si se mantiene la fecha de la sesión de investidura del presidente del PP como nuevo jefe del Gobierno. Prevista para los días 19, 20 o 21, hoy fuentes de Moncloa confirmaban a esta casa que podría adelantarse "uno o dos días a lo sumo". Hasta conocer esas "posibilidades reales" de adelantar la investidura, Rajoy y Zapatero habrían postergado la decisión a posteriores encuentros que mantendrán a lo largo de estas dos próximas semanas.

Horas antes, Soraya Sáenz de Santamaría y Ramón Jáuregui mantuvieron un primer encuentro para fijar el calendario del traspaso de poderes, si bien fuentes del encuentro aseguran que ambas partes apuestan porque los trámites transcurran "ateniéndose a la Ley".

Tras dos horas de encuentro, finalizó una primera toma de contacto en la que, según Moncloa, el Gobierno "se ha comprometido a informar al PP de aquellos asuntos o actividades que impliquen la toma de una posición política por parte del Gobierno en funciones en negociaciones, reuniones sectoriales o en cumbres internacionales, en las que se buscará el acuerdo para la fijación de la posición española".

Concretamente, se fijaron los cauces para esa línea de información al próximo Gobierno y se acordó "seguir manteniendo contactos y reuniones con carácter ordinario a lo largo de las próximas semanas". Estos serán aún más discretos que el primero, incluso sin cobertura gráfica.

Manuel Chaves fue el primero en plantear un posible adelanto de la investidura de Rajoy, al reconocer que podría producirse el 15 ó 16 de diciembre, varios días antes de la fecha prevista inicialmente, entre el 20 y 21. Entrevistado en TVE, el presidente del PSOE dejó claro que se trata de una "hipótesis", no de algo que esté ya decidido, y destacó que agilizar los plazos dependerá del Parlamento y de las fuerzas políticas.

Por su parte, el Partido Popular mantiene una discreción total sobre las gestiones que en este sentido están realizando. Lo único claro, asegura un portavoz autorizado, "es que la ley será respetada", y de ahí que oficialmente sigan afirmando que "el objetivo" pasa por que el primer Consejo de Ministros se celebre antes del día de Navidad.

El calendario con el que trabaja el presidente electo, Mariano Rajoy, también pasa por mantener un encuentro con José Luis Rodríguez Zapatero en los próximos días, si bien no se ha concretado fecha.

A través de una nota remitida a los medios de comunicación, el PP evita el conflicto apuntando únicamente en que "se abordaron, entre otros temas, los cauces para el traslado de información y documentos". Una "gestión ordinaria" que esperan "ejemplar", a pesar del temor por unas cuentas irreales.

Por el PP, además de Sáenz de Santamaría, acudieron el económico Álvaro Nadal y José Luis Ayllón. Jáuregui se ayudó del secretario de Estado de Asuntos Constitucionales, José Luis Francisco, y el director de Gabinete del presidente, José Enrique Serrano.

Durante la reunión, el ministro de la Presidencia en funciones le preguntó a Sáenz de Santamaría: "¿Cómo estáis viviendo estos días? ¿Con preocupación?". Y la portavoz del PP le contestó con "una mezcla de alegría y preocupación" en referencia a la victoria del PP empañada por la inestabilidad financiera en los mercados y a los problemas de la economía española.

Para romper el hielo, también hubo hueco para hablar de la parte personal tras el reciente alumbramiento de Soraya Sáenz de Santamaría a su primer hijo. Jáuregui le preguntaba si su marido "¿Se ha cogido la baja de paternidad?", y ésta respondía que están "organizándonos un poco. Él quince días y yo me cogeré la segunda parte". Serrano y Francisco bromeaban también al ser preguntada la portavoz del PP si: "¿Os deja dormir mucho por las noches?". Ella sonreía: "Bueno, los niños tienen sus ritmos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 13 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation