Menú

¿Quién ha pagado las campañas de Chacón y Rubalcaba?

No son las primarias de los partidos americanos, pero la campaña del 38 Congreso del PSOE también ha costado un dinero cuya procedencia se desconoce.

0

Sin el despliegue publicitario que los candidatos de republicanos y demócratas invierten en las primarias americanas, las campañas de Rubalcaba y Chacón tampoco han salido gratis, aunque no queda muy claro de dónde han salido los miles de euros que han sido necesarios para llevarlas a cabo.

Y es que mientras los precandidatos no recibían del partido más que un apoyo logístico no demasiado significativo, desde primeros de enero, y en una campaña frenética, tanto Chacón como Rubalcaba han celebrado multitud de actos, la inmensa mayoría en espacios como hoteles o salones, han viajado miles de kilómetros y, si bien de forma menos generosa que en una campaña electoral habitual del partido, han mantenido sus propios equipos y otra serie de gastos.

Actos y traslados

Ambas candidaturas han sido igualmente reacias a explicar tanto la estructura de sus equipos de campaña como los gastos en los que han incurrido, pero se puede hacer un repaso de algunos aspectos de las campañas que han debido suponer un serio desembolso.

En primer lugar, el mayor gasto ha sido con toda probabilidad el alquiler de espacios para celebrar actos públicos. Aunque según las dos candidaturas se han usado sobre todo sedes del partido o sindicales que, en principio, serían gratuitas, la realidad es que en ambos casos la inmensa mayoría de los encuentros con militantes se han celebrado en hoteles o espacios similares, es decir, en sitios por los que habría que pagar un alquiler.

Concretamente, en el caso de Rubalcaba se han celebrado no menos de 19 actos en hoteles, palacios de congresos o salones de alquiler de distinto tipo. Por lo que respecta a la precandidata Chacón, cuya actividad ha sido igualmente frenética, no menos de 16 de sus mítines o encuentros han sido en estos espacios.

Teniendo en cuenta que en la mayoría de las ocasiones se ha tratado de actos a los que acudían decenas cuando no centenares de militantes (además de la prensa y miembros del aparato del partido) estamos hablando de salas grandes cuyo alquiler no es barato. Y multiplicado por casi dos decenas de ocasiones sólo en este apartado se han debido gastar un buen pellizco de unos cuantos miles de euros.

Este frenético calendario de actos ha supuesto también que los precandidatos han tenido que recorrer miles de kilómetros por la geografía española. Valga como ejemplo, en el caso de Chacón, su programa entre los días 19 y 24 de febrero: empieza con la presentación en Murcia a la que siguen, por ese orden, actos en Santiago de Compostela, Madrid, Granada, León y Jerez de la Frontera.

En el caso de Rubalcaba encontramos raids similares; por ejemplo, el 24 de enero pasó por Jaén y Granada, el 25 estuvo en Madrid, el 26 en Mallorca y el 27 en Sevilla (para ser entrevistado por Canal Sur Radio), Albacete y Alicante.

Hay que tener en cuenta que estos traslados no sólo implican gasolina o billetes, en algunos casos de avión) sino también estancias hoteleras de los precandidatos y sus equipos, otro pequeño pico que sumar a la cuenta.

Webs, equipos, personas, sedes...

Al ser reconocidos como precandidatos el PSOE se comprometía a prestar a ambos contendientes cierto apoyo logístico para la campaña. Pero éste tampoco era excesivo: desde el propio partido nos informan que este pasaba por prestar un despacho en Ferraz a cada uno de ellos, facilitar y pagar envíos postales a agrupaciones y militantes y a los delegados del congreso y un espacio en la web del PSOE para enlazar con las preparadas por los contendientes.

Estas webs, por cierto, son otro de los gastos en los que sin duda se ha incurrido en esta campaña. Se trata en ambos casos (Rubalcaba y Chacón) de páginas bien diseñadas, con cierta complejidad, un trabajo claramente de profesionales.

Además, las dos han tenido un mantenimiento intensivo durante este proceso pre congresual, lo que implica también un esfuerzo importante y hace aun mayor el equipo humano que ambos candidatos han necesitado para desarrollar su campaña.

Este equipo supone otro de los gastos que habría que imputar a las cuentas, aunque ninguna de las dos candidaturas ha querido explicar a Libertad Digital cuántas personas formaban parte de él y cuántas de ellas eran voluntarias. 

Aportaciones voluntarias y del propio candidato

Desde ambas candidaturas se han ignorado, como decimos, las demandas de información sobre estos aspectos de la campaña. Fuentes del PSOE nos aseguran que la mayor parte de esta campaña la pagan los propios candidatos y "aportaciones voluntarias" de militantes y miembros del partido.

Sin embargo, desde las candidaturas tampoco son muy claros sobre la forma en que estas aportaciones se están vehiculando para llegar a los candidatos y, de hecho, en la página web de Rubalcaba no encontramos ninguna mención al respecto, mientras que en la de Chacón sólo hay un botón que nos da un número de cuenta al ser pulsado.

Otras fuentes, también desde el propio partido, señalaban que antes de las elecciones se pidió un préstamo de un millón de euros a una importante entidad bancaria "del que deben quedar remanentes" que, de una u otra forma, "pueden haberse usado en esta campaña".

En cualquier caso, lo más sorprendente de todo es la negativa de los equipos de ambos precandidatos a explicar con naturalidad el coste y el esfuerzo de esta campaña de casi un mes que les ha llevado a las puertas del congreso que este viernes se ha iniciado en Sevilla.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios