Menú

El PP intenta silenciar la protesta y destaca que no está la AVT

A título personal, acudirá todo aquél dirigente del partido que lo desee, como Teresa Jiménez Becerril, que nunca ha faltado a ninguna convocatoria.

0
A título personal, acudirá todo aquél dirigente del partido que lo desee, como Teresa Jiménez Becerril, que nunca ha faltado a ninguna convocatoria.
La vicepresidenta y Alfonso Alonso, esta misma semana | Tarek

Si al Partido Popular ya le producía cierta urticaria salir del lado de las víctimas del terrorismo en la última legislatura, más aún si las protestas se dirigen hacia el Gobierno que sustenta. Oficialmente, no se respalda la convocatoria, pese a que se respete. Y, en privado, algunas de voces se quejan de que los más críticos con los últimos movimientos penitenciarios "hayan alimentado" la concentración de la plaza de Colón.

Los portavoces de la formación que se pronunciaron en la víspera fueron exquisitos en las formas. "Siempre escuchamos las preocupaciones de las víctimas", dijo Alfonso Alonso, portavoz del Grupo. En paralelo, el responsable de negociar con ellas, Iñaki Oyarzábal, mantuvo varios despachos clave, por ejemplo con Ángeles Pedraza, de la AVT, que no secunda el acto.

Precisamente, el dardo más envenenado lanzado desde las filas del PP es el relativo a que no todos los colectivos están representados este sábado. "Respeto" a la "pluralidad", puntualizó Alonso, añadiendo el matiz. Los populares hicieron esfuerzos importantes para que la AVT rechazara asistir a Colón, pese a sus reticencias con el Ministerio del Interior.

A título personal, sí habrá varios cargos del partido que asistan. En conversación con este diario, Teresa Jiménez Becerril, víctima y eurodiputada del PP, explicaba que siempre había apoyado todas las concentraciones y manifestaciones, y ésta no iba a ser una excepción. Además, añadió que "si los presos de ETA se hablan, si todo el mundo habla", también lo pueden hacer las víctimas. Desde el País Vasco también se desplazarán históricos de la formación, pese a que su dirección lo descarta por completo. La fundación DENAES, afín a Génova, respalda la convocatoria.

El Gobierno busca la reconciliación

Por su parte, el Gobierno, centro de las críticas por los movimientos carcelarios, se afanó solo horas antes de la convocatoria en insistir en que nada ha cambiado en su estrategia contra ETA. La encargada de enviar el mensaje fue Soraya Sáenz de Santamaría, siempre muy firme en esta materia: “Este Gobierno tiene la misma política que inspiró el pacto por las libertades y contra el terrorismo", aseguró, no sin insistir en que esa “guía” sigue vigente y tiene como valor sagrado “no negociar nunca con terroristas”.

“De ahí no nos vamos a mover pase lo que pase", proclamó la vicepresidenta, en tono solemne. Aún más, en un claro intento de reconciliación, destacó que el Ejecutivo no ve con malos ojos la protesta en tanto en cuanto “tienen mucho que decir” al ser el colectivo más afectado por la barbarie terrorista.

Sea como fuere, la fotografía de las víctimas manifestándose contra un Gobierno del PP escuece a muchos en una acera política que les ve como referente social y moral. “Algo habremos hecho mal”, aseguran aquellos que también vieron movimientos “extraños” por parte del Ministerio del Interior. “Tenemos que recuperarlas, si algo no nos podemos permitir es que se sientan abandonadas. Para nosotros cuentan como siempre han contado”, remata un miembro del propio Ejecutivo. Un Gobierno centrado en la economía, sí, pero que este sábado lamentará encontrarse ante la primera protesta de víctimas contra su política.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 15 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation