Menú

El gran chasco de Rubalcaba en Alemania

Su estrategia es muy distinta y sus resultados también. Tampoco hay acuerdo en aspectos clave como los eurobonos. 

0
Su estrategia es muy distinta y sus resultados también. Tampoco hay acuerdo en aspectos clave como los eurobonos. 
Rubalcaba con Sigmar Gabriel | EFE

Ahora que la izquierda parece recuperarse en algo en Europa, Alfredo Pérez Rubalcaba está tratando de identificarse con el reciente vencedor de las presidenciales francesas, François Hollande, y con otros partidos socialdemócratas que están repuntando al calor de la crisis y del debate sobre crecimiento y austeridad.

El secretario general del PSOE aprovecha cada discurso para arrimarse a los argumentos que él cree defienden sus compañeros de partido en Europa. Y en este contexto, Rubalcaba decidió viajar a Berlín para reunirse con los principales dirigentes del SPD. La cita llegaba en un momento clave: justo después de que el Gobierno español haya decidido pedir el rescate de la banca, cuyos detalles están llenando de incertidumbre a políticos y mercados. Quizás Rubalcaba esperara un respaldo claro a sus propuestas o promesas de solidaridad a España. Pero en la rueda de prensa conjunta sólo hubo menciones a la necesidad de que las ayudas acaben repercutiendo en los ciudadanos, sin tocar los asuntos más espinosos.

Lo más seguro es que las reuniones hayan servido a ambos para constatar las enormes diferencias que separan a los dos partidos, tanto ante la crisis de deuda como en la propia estrategia política. Estas son las principales divergencias:

- El debate de los Eurobonos: Sigmar Gabriel, el presidente del SPD, incluye en su discurso, como no podía ser menos, la defensa de políticas de crecimiento y de estímulo. Pero hay líneas rojas muy claras que le alejan claramente del socialismo español. Los Eurobonos, una de las exigencias de Rubalcaba para Europa, son un tema prácticamente tabú en Alemania, cuya opinión pública tiene una sensación cada vez más acusada de ser los ‘paganos’ de esta crisis. El SPD, que aspira a derrotar a Merkel en 2013, no es una excepción: todos los medios destacaron hace unas semanas cómo el SPD y sus socios naturales, Los Verdes, se manifestaron claramente en contra de la propuesta que en esos momentos defendía Hollande en campaña. "Eso sería garantizar de forma conjunta la deuda, no lo habrá en la Unión", zanjó un rotundo Gabriel en declaraciones a la ARD.

- Cercanía al Gobierno de Merkel...: Rubalcaba sostiene que él apoya a España en Europa, pero en este momento de emergencia económica el secretario general del PSOE no ha rebajado el tono crítico en sus intervenciones contra la gestión de Rajoy. El presidente del Gobierno se queja casi en cada debate parlamentario de que el PSOE se negó a apoyar el pacto por la Estabilidad. En Alemania, mientras, el debate para conseguir un acuerdo entre la CDU y el SPD para sacar adelante el pacto fiscal está durando semanas y pese a las reticencias pocos dudan de que finalmente habrá el consenso necesario para aprobarlo (hace falta el sí de dos tercios del Bundestag). La única exigencia planteada por el SPD era la introducción de una tasa financiera, que había sido inicialmente aceptada por el partido en el poder. Después de que la CDU haya apuntado este lunes que quizás no haya tiempo para sacarlo adelante en esta legislatura, el acuerdo se ha vuelto a alejar pero todo apunta a que la brecha no será insalvable.

-... incluso en sus posiciones sobre España: con nuestro país en boca de toda la prensa alemana por el rescate bancario, destacaba este sábado la armonía en las declaraciones de los dos principales partidos alemanes instando a Rajoy a pedir las ayudas "ya". El portavoz socialista Steinmeier rechazaba, de forma más tajante que los conservadores, que las ayudas se ofrecieran directamente a la banca en lugar de al Gobierno: "España también tiene que cumplir las reglas".

- Las encuestas: las estrategias son dispares, y los resultados, también. Mientras Rubalcaba, según el CIS, ha conseguido sólo remontar medio punto desde el hundimiento del 20-N, el SPD se acerca peligrosamente a la coalición con la que gobierna Merkel, a quien la crisis, y el hundimiento de sus socios del FPD, le están pasando factura. Una encuesta publicada por la ARD situaba a la suma de SPD y Los Verdes a sólo un punto de la CDU y los liberales.

- El punto en común. Hay un punto en el que sí hay semejanzas entre el socialismo alemán y el español: la lucha por el poder en el partido. Mientras a Rubalcaba, pese a las primarias, aún le queda un largo camino para convertirse otra vez en candidato a presidente del Gobierno –muchos dan por hecho que la guerra con el sector de Chacón volverá en unos meses-, en el SPD tendrán que decidir en breve el nombre del suyo. Sigmar Gabriel, el presidente del partido, y Frank Steinmeier, el jefe parlamentario, son quienes en principio parten con ventaja pero también está sobre la mesa el nombre del ex ministro Peer Steinbrück. Se esperan largos meses de rumores y batallas internas en la precampaña alemana para alivio de Merkel. En España, es posible que a Rubalcaba termine ocurriéndole lo mismo.  

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 18 comentarios guardados

    Servicios