Menú

Uribetxebarria Bolinaga: la trayectoria de un sanguinario terrorista

El etarra Bolinaga será libre contra el criterio de la Fiscalía y con un largo historial delictivo a sus espaldas. Todo, sin el menor arrepentimiento.

LD / agencias
1

Iosu Uribetxebarria Bolinaga, condenado a 32 años de cárcel por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, y a otros 178 más por el asesinato de tres guardias civiles ha conseguido su excarcelación por "razones humanitarias" y contra el criterio de la Fiscalía que no considera que el sanguinario terrorista estuviese en estado terminal.

El terrorista, nacido en 1955 de la localidad guipuzcoana de Mondragón, fue uno de los etarras que secuestraron, el 17 de enero de 1996, a Ortega Lara, quien permaneció 532 días en condiciones infrahumanas.

El funcionario fue liberado el 1 de julio de 1997, en una operación en la que fue clave el nombre de Bolinaga ya que la Guardia Civil encontró en una agenda de un jefe de ETA detenido en Francia la inscripción "Ortega 5K", seguida del monosílabo BOL. Poco antes de la liberación de Ortega Lara, Uribetxebarria y otros tres etarras fueron detenidos en varias localidades guipuzcoanas.

La Audiencia Nacional le condenó el 29 de junio de 1998 a 32 años de cárcel, la misma pena impuesta a los otros tres etarras implicados (Jose Luis Erostegui Bidaguren, Javier Ugarte Villar y José Miguel Gaztelu Otxandorena), como "autores de un delito de secuestro terrorista con la agravante de ensañamiento y otro de asesinato alevoso en grado de conspiración, con la misma agravante".

Un año después, el 30 de junio de 1999, la Audiencia Nacional le condenó, junto a los otros tres secuestradores de Ortega Lara, a 145 años de cárcel, a cada uno, por el atentado contra una patrulla de la Guardia Civil en la carretera de Oñate-Legazpia en agosto de 1987, que causó la muerte a dos agentes y heridas a doce.

El 24 marzo de 2000 este tribunal también le impuso, junto a otros dos miembros del "grupo Txantxangorri" (José Miguel Gaztelu, José Luis Erostegi), 33 años de prisión por el asesinato, en 1983, del guardia civil Mario Leal Baquero.

El 17 de noviembre de ese año se le condena a 36 años de cárcel, junto a cuatro miembros del "grupo Gohierri" por pertenencia a banda armada, depósito de armas y construir el zulo donde estuvieron secuestrados Ortega Lara y Julio Iglesias Zamora, retenido durante 116 días. Por este último delito a Bolinaga se le sumó otros 14 años y 8 meses de prisión.

En junio de 2005, el preso fue operado de un tumor cancerígeno en un riñón y es trasladado al centro penitenciario de Nanclares de Oca (Álava) y, tras el tratamiento adecuado y habiendo superado la enfermedad, según informes clínicos, fue devuelto en noviembre de 2009 al centro penitenciario de León.

El pasado día 1 al Hospital Donostia de San Sebastián pese a estar interno en León. El etarra desafío al Gobierno con una supuesta huelga de hambre a la que se sumaron otros presos etarras, muchos de ellos fingiendo que no comían. Tras la recomendación de Instituciones Penitenciarias del tercer grado el etarra dejó inmediatamente la huelga de hambre.

Pese a la decisión de Prisiones el fiscal pidió que el etarra siguiera en la cárcel puesto que no era un enfermo terminal por lo que la decisión última quedaba en manos del juez Castro que le visitó en San Sebastián. Finalmente, el magistrado no ha dudado en contradecir al ministerio público y ha concedido la libertad por "razones humanitarias" a un etarra que no se ha arrepentido de ninguno de sus crímenes.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation