Menú

Bermejo también se apunta al repentino cambio de discurso del Gobierno

Ya son tres los ejemplos del repentino cambio de discurso del Gobierno tras el comunicado etarra. A Rubalcaba y Mesquida se ha sumado Bermejo en la Ser. Con la frase "a tiempos diferentes, soluciones cambiantes" justifica que ahora vaya a vigilar "atentamente el día a día" del entorno de las franquicias de Batasuna-ETA, que ya han conseguido su propósito de volver a los ayuntamientos.

0
"
L D (Europa Press) El ministro de Justicia es hasta ahora el último dirigente del Gobierno del PSOE que se ha sumado al cambio de discurso. La estrategia, tras el comunicado etarra, es doble: por una parte, la ambigüedad calculada de Zapatero, como se encargó de reprocharle Rajoy, y por otra una apariencia de dureza de algunos ministros y cargos destacados del Ejecutivo. Bermejo se ha apuntado a este segundo grupo. En declaraciones a la Ser, aseguró que el Gobierno vigilará atentamente "el día a día" del entorno de Acción Nacionalista Vasca y añadió que "a tiempos cambiantes, soluciones diferentes". Ahora, anunció prestarán, como "observadores de la realidad", la atención que se exige "para reaccionar adecuadamente".
 
Su nuevo discurso no difiere en mucho de lo que sostienen ahora Pérez Rubalcaba o Joan Mesquida. Tras días esquivando todo lo relacionado con el futuro inmediato de De Juana, guardando silencio ante la hasta ahora segura marcha del sanguinario terrorista a su casa, el titular de Interior anunció en Telecinco que no será así "en ningún caso". También llamativo fue el cambio de discurso del mando único de la Policía y la Guardia Civil. Tras decir que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, durante el alto el fuego, tenían problemas para reconocer al enemigo ahora sostiene que "jamás han estado en tregua".
 
Bermejo anuncia ahora una "vigilancia atenta"
 
Y Bermejo les secunda. Tras facilitar la vuelta de ETA a las instituciones a través de su franquicia de Acción Nacionalista Vasca, el ministro de Justicia sostuvo este martes que "hay que examinar atentamente lo que se produce en el día a día porque a los tiempos cambiantes probablemente haya que dar soluciones diferentes". Y trató de desdecir lo que había mantenido hasta ahora: "El Gobierno no ha dejado de vigilar el entorno pero lo hace desde una interpretación de la Constitución avalada por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, el TC dijo en su momento que ANV era legal y que en sus estatutos rechazaba la violencia y que había sido en parte colonizada".
 
Un cambio de discurso que trató de camuflar entre las habituales críticas al PP. Estas sí que no cambian. Dijo sentir "asombro" por la reacción de los populares ante el anuncio de ETA porque "se han centrado en el ataque central al Gobierno". También se escudó en la moralina de la que ha hecho gala desde que llegó al Ministerio de Justicia. Después de haber recomendando al PP "algún tipo de fármaco" para digerir la presencia de ETA en las elecciones, a través de ANV, recordó este martes que "la unidad de los demócratas es la mejor medicina" para la lucha antiterrorista y sentenció que "algún día cada uno abonará su factura, y el PP la suya". Y acompañó su receta de más ataques: "Los hechos son tercos, pero la manipulación acaba desnuda ante la opinión pública".
 
Como Mesquida, el ministro intentó hacer ver que las Fuerzas de Seguridad en ningún momento han abandonado su tarea y le reprochó al PP que diga lo contrario. "No nos vamos a amilanar, las fuerzas de seguridad no han dejado de trabajar ni un instante, que no se siga mintiendo y diciendo barbaridades". En cuanto al posible procesamiento del portavoz de Batasuna-ETA, hasta ahora beneficiado por el cambio de criterio ordenado por Conde Pumpido en la Fiscalía, Bermejo apuntó que el Ministerio de Justicia "no puede interferir con sus opiniones" en asuntos judiciales y tan sólo debe "velar por los tribunales".  

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco