Menú

El País llama "intercambio de golpes" a una agresión a Acebes y Piqué

El periódico de Prisa ataca a García Albiol, el dirigente del PP en Badalona al que acusa de racista y de experto en “excursiones a zonas escabrosas”. Pero El País miente: llama “intercambio de golpes” a lo que fue una agresión al PP de un grupo de nacionalistas.

LIBERTAD DIGITAL
0
Mientras el partido PxC, abiertamente xenófobo pero catalanista, hace campaña por toda Cataluña con normalidad; y el alcalde de Vic, de CiU, plantea sus polémicos cambios en el padrón municipal, lo que preocupa a El País es un folleto publicado por el PP de Badalona en el que aparecía fotografiada una pancarta con la polémica leyenda: “No queremos rumanos”.

Pese a las explicaciones del PP en Badalona, que aseguran que hay un serio problema de delincuencia con grupos de gitanos procedentes de Rumanía, la reacción de El País no se ha hecho esperar: en un editorial breve publicado en su edición de este martes carga contra García Albiol y explica su actitud y la de su partido porque “el fin justifica los medios”.

Una frase muy apropiada ya que para ese fin, atacar a García Albiol y al PP, el diario de Prisa no repara en utilizar un medio más que discutible para un periódico: la mentira. Así, habla de la “carrera de un hombre de acción” y dice que “participó en un intercambio de golpes en 2006, cuando un grupo de jóvenes protestaban ante un mitin de Ángel Acebes en Martorell”.

La realidad es bien distinta: lo ocurrido en octubre del 2006 no fue, tal y como contó Libertad Digital, un “intercambio de golpes” sino una agresión en toda regla de un grupo de radicales independentistas, que boicotearon un mitin del PP, profirieron insultos, dieron empujones y, finalmente, obligaron a los populares a mantenerse encerrados dentro del recinto en el que se celebraba el acto bajo la protección de la Guardia Civil.

Antes de eso, tal y como cuenta la crónica de Libertad Digital, redactada a partir del testimonio de testigos presenciales, los agresores radicales empezaron por proferir gritos como "Martorell, pueblo de trabajadores, no queremos fascistas ni explotadores".

Poco después, cuando los insultos ya no eran suficiente pasaron a “zarandear y golpear tanto a Acebes como a Piqué, los radicales lanzaron botellas de plástico llenas de agua y alguna bengala contra la comitiva de los dirigentes populares”.

Como pueden ver, todo un intercambio de golpes con una extraña peculiaridad: que todos los recibían los mismos. Y lo más curioso del asunto: para El País, con recibir una paliza ya eres un “hombre de acción”.

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'No acostumbrarse a lo intolerable'
    2. Mossos: el juguete roto del separatismo
    3. Ya van nueve ‘youtubers’ que se marchan a Andorra huyendo del infierno fiscal español
    4. Luis Herrero: 'La conjura de Lledoners'
    5. El polémico tuit de Rufián sobre la lesión de Messi
    0
    comentarios
    Acceda a los 15 comentarios guardados

    Servicios