Menú

ESCAÑOS VACÍOS PARA ROSA DÍEZ, por Mercedes R. Martín

Díez tuvo audiencias muy distintas en sus intervenciones de este miércoles. Cuando recriminó al Gobierno que no hubiera actuado aún contra ANV el hemiciclo estaba casi vacío. Sólo había unos 20 diputados del PP, pero Alfonso Alonso asegura que quieren "llevar la iniciativa" en este asunto.

0
LD (Mercedes R. Martín) La expectación en la cámara para escuchar el habitual enfrentamiento entre Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero de cada miércoles fue diluyéndose a lo largo de la mañana, de manera que en el turno de las interpelaciones urgentes, al final de la sesión, eran muy pocos los diputados que aún se mantenían en su escaño. Poco más de veinte parlamentarios populares y otros tantos socialistas aguardaban a las intervenciones que cerrarían la sesión de este miércoles.

El escaso auditorio, sin embargo, no restó fuerza a la intervención de Rosa Díez, la única diputada que iba a hacer oposición con la presencia de ANV en las instituciones. Con un tono similar al que había utilizado a primera hora para recordarle a Zapatero los fracasos de su política educativa, la portavoz de UPyD subió al estrado para diseccionar cada uno de los mecanismos que tiene ya el Gobierno para expulsar a ETA de los ayuntamientos.

No olvidó recordar, además, que ANV ostenta cargos públicos "porque el Gobierno les dejó entrar". Y apeló al "clamor democrático popular, que no es de derechas ni de izquierdas", para disolver los 42 municipios donde están presentes los sucesores de Batasuna-ETA.

Los argumentos, sin embargo, no lograron apear a Elena Salgado de la consigna oficial, la de que es necesaria una "reforma legal" para actuar. También aprovechó para arremeter contra Díez, al lanzar la petición que no se intente "sacar réditos" de la lucha antiterrorista. Llegó a hablar de actuaciones para hacer "ruido" y "de cara a la galería", una acusación que no dudó en contestar la diputada de UPyD en su turno de réplica: "De las bancadas espero ruido", respondió Díez ante unos escaños vacíos en su mayor parte. "No acepto demagogia y que hablemos frívolamente de algo que afecta a la vida de los ciudadanos", insistió la diputada, que recordó que exigir la expulsión de los etarras "es la tarea de la oposición" y lo mínimo que debe pedírsele al Gobierno es que "trate con respeto" a la oposición.

El escaso seguimiento del rifirrafe entre Díez y Salgado, que llegó a decir que echa en falta en la diputada "prudencia" y "contención", deslució sólo en parte un enfrentamiento repleto de argumentos por parte de la diputada y que la ministra sólo pudo contestar repitiendo la consigna gubernamental y utilizando el recurso del ataque personal.

La imagen que se trasladó, además, fue la de que la diputada de UPyD ha vuelto a tomar las riendas de la oposición en el tema de la lucha contra ETA tras el bloqueo de la Proposición No de Ley del PP para echar a ANV de las instituciones y de que ni Rajoy ni Soraya Sáenz de Santamaría aprovecharan su turno de intervención para interrogar al Gobierno en este punto. El asunto de sus preguntas volvió a ser el de la crisis económica: mientras el líder del PP proclamó que los Presupuestos "están muertos", la portavoz popular llegó a acusar a los miembros del Ejecutivo de estar más pendientes de la rumoreada crisis de Gobierno que de la crisis que sufren los ciudadanos.

La "iniciativa" del PP

Apenas unos minutos después de escuchar a Rosa Díez y de presentar su propia interpelación al Gobierno, también sobre economía y el paro, Alfonso Alonso habló en los pasillos de la Cámara sobre el PP y su labor de oposición en torno a ANV. En declaraciones a LD, el portavoz adjunto del grupo popular afirmó que su partido seguirá poniendo "voz" y "llevando la iniciativa" de algo que, en su opinión, es "un clamor social".

Alonso recordó el informe que su partido ha enviado a Alfredo Pérez Rubalcaba con los mecanismos para expulsar a ANV y volvió a reclamarles "voluntad política". "Ofrecemos lealtad al Gobierno, pero lealtad para actuar", dijo Alonso, que espera que la proposición no de ley presentada por su grupo se escuche en el Senado después de que en el Congreso haya sido bloqueada por el PSOE. El dirigente popular también recordó que si ANV está en los ayuntamientos es porque "alguien los dejó" y que si no se les expulsa se estará "dejando una puerta abierta a la negociación".

A falta de ver si el PP retoma el tema de ANV en las sesiones de control, la próxima ocasión para que tanto el Gobierno como la oposición queden de nuevo retratados en la Cámara será la votación del paquete de ayudas del Gobierno a los ayuntamientos. Entre los destinatarios de esas ayudas, y mientras el Ejecutivo siga sin actuar alegando que no tiene los instrumentos necesarios, estarán los representantes de ETA en los ayuntamientos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios