Menú

La Audiencia Nacional deja en libertad a Rufino Etxeberria

Interior continúa su política de mover etarras y dirigentes de sus estructuras políticas en función de su supuesta cercanía o no a la negociación.

Agencias
0

Los dirigentes de Batasuna, Joseba Álvarez, Rufino Etxeberria y Juan José Petrikorena han sido trasladados este verano desde las cárceles de Topas (Salamanca), Aranjuez (Madrid), y Curtis (La Coruña) respectivamente, a la prisión de Logroño, según informaron a Europa Press fuentes penitenciarias. La decisión se enmarca en la política del Ministerio del Interior de acercar o alejar reclusos en función de sus posiciones respecto a ETA.

No obstante, los tres se encuentran estos días temporalmente en prisiones madrileñas ya que han sido trasladados para asuntos procesales ante la Audiencia Nacional. De hecho, estre tribunal ha acordado este lunes dejar en libertad al histórico dirigente de Batasuna Rufino Etxeberria, encarcelado desde 2007 y pendiente de ser juzgado en la causa en la que se investiga la subordinación de la formación a ETA y la financiación de la banda a través de las "herriko tabernas".

Así lo han informado a Efe fuentes jurídicas, que han señalado que la decisión ha sido adoptada por la sección segunda de la sala de lo penal de este tribunal, compuesta por los magistrados Fernando García Nicolás, Ángel Hurtado y Enrique López.

Etxeberria llevaba varios días esperando la decisión de la sala internado en el centro penitenciario de Aranjuez (Madrid), que ha abandonado esta misma tarde, han informado fuentes penitenciarias.

Acercamiento al País Vasco

El pasado mes de junio, el dirigente de Batasuna había sido "acercado" al País Vasco y trasladado a la prisión de Logroño, a la que también han llegado en los últimos meses otros responsables de la formación abertzale como Joseba Álvarez y Juan José Petrikorena y en la que se encuentra desde hace tiempo Iñaki Arakama Mendía, "Macario", expulsado de ETA por sus críticas a la banda.

Por su parte, el portavoz proetarra Joseba Álvarez fue detenido el 2 de octubre de 2007 por reincidir en el delito de pertenencia a organización terrorista e inducir a actos de terrorismo callejero en una manifestación convocada por Askatasuna el 11 de septiembre de ese años en San Sebastián. Desde el 19 de febrero de 2008 se encontraba en Topas hasta que el pasado 20 de julio fue trasladado a Logroño.

En la cárcel salmantina queda ahora como único dirigente de Batasuna Joseba Permach, quien, según fuentes consultadas, representa ese sector del partido ilegalizado que continúa aferrado a las tesis de combinar atentados y política para conseguir la independencia.

Por su parte, Rufino Etxeberría fue detenido en la operación contra la cúpula de Batasuna ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en la localidad guipuzcoana de Segura el 4 de octubre de 2007. Se encontraba desde el pasado abril en la cárcel madrileña de Aranjuez hasta que el pasado mes de junio fue trasladado a Logroño.

Reuniones con Otegi

Este dirigente desempeñó un papel destacado durante las negociaciones que acompañaron el último alto el fuego de ETA entre Batasuna, PSE y PNV en el Santuario de Loyola. En concreto, Etxeberria acompañaba al líder batasuno Arnaldo Otegi a varios de estos encuentros secretos en la fase en la que comenzaba a tambalearse el proceso de paz.

El mismo camino ha seguido el tercer dirigente de Batasuna, Juan José Petrikorena –encarcelado desde marzo de 2006–. Este tercer portavoz de Batasuna se encuentra en la cárcel de la capital riojana desde el 19 de junio de 2009, donde llegó procedente la prisión de Curtis (La Coruña), según las mismas fuentes.

El traslado de estos tres dirigentes supone un acercamiento sustancial a la comunidaqd vasca, dada la cercanía y fácil comunicación entre Logroño y Vitoria. Por el momento, han sido casi en exclusiva las cárceles de Zuera (Zaragoza) y Villabona (Asturias) las que han servido para evaluar los planes del Ministerio en relación con los presos de la banda.

En Logroño, Álvarez y Petrikorena están acompañados por otros cinco presos relacionados con la banda terrorista. Uno de ellos es Iñaki Arakama Mendía, alias "Makario", quien en 2005 fue sancionado por ETA por haberse apartado de su disciplina. Este terrorista, que participó en las conversaciones de Argel y cumple una larga condena por 18 asesinatos, fue trasladado a Logroño después de permanecer unos meses en Zuera, donde se encuentra la mayoría de los presos críticos con la actual dirección de la banda.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation