Menú

Interior capta a antiguos etarras para colaborar en su estrategia contra ETA

Nueva estrategia antiterrorista del Gobierno. Según destapa El Mundo, Interior trata de aislar a los "más duros" de ETA ayudándose en antiguos terroristas con un largo historial de crímenes pero que en algún momento han rechazado la violencia. Es el caso de Guisasola y Urrusolo Sistiaga.

0
Nueva estrategia antiterrorista del Gobierno. Según destapa El Mundo, Interior trata de aislar a los "más duros" de ETA ayudándose en antiguos terroristas con un largo historial de crímenes pero que en algún momento han rechazado la violencia. Es el caso de Guisasola y Urrusolo Sistiaga.
Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de Interior. Archivo.

(Libertad Digital) Según informa Fernando Lázaro en El Mundo, los sanguinarios pistoleros de ETA Luis Urrusolo Sistiaga y Carmen Guisasola colaboran con Interior en la búsqueda de presos de la organización terrorista que se muestren dispuestos a rechazar la violencia. El ministerio de Alfredo Pérez Rubalcaba trata de aislar a los "más duros" de la banda aunque, paradójicamente, para ello pretenda usar a algunos de los terroristas más terribles de la historia de la banda.

Urrusolo y Guisasola, que fueron dos de los más destacados miembros de ETA durante la década de los 90, fueron expulsados por pronunciarse en contra de la violencia. Por este motivo, explica Lázaro, el grupo de expertos seleccionados por Interior para dividir a los reclusos cuenta con su colaboración.

Según fuentes penitenciarias consultadas por El Mundo, estos antiguos terroristas se encargarían de generar debate y provocar discusión entre los etarras seleccionados por el citado equipo de Interior. También colaboran con Rubalcaba otros dos históricos de ETA: José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, y Kepa Picabea.

Estos últimos se han convertido en "los embajadores" de las propuestas contra la lucha armada. Además, se les ha calificado como "captadores"; buscadores en otras cárceles de internos de ETA que estén dispuestos a pronunciarse contra la violencia.

Interior, según fuentes cercanas al proceso, ha elegido las cárceles de Zuera (Zaragoza) y Villabona (Asturias) como "centros de captación". El objetivo es aislar a los considerados "irreductibles" y convertirlos en minoría. Actualmente, en ambas prisiones hay 36 presos de ETA y en algún momento todos han mostrado algún signo contrario a la lucha armada.

El Mundo también ha podido saber que para las próximas semanas están previstos nuevos acercamientos. Se trataría de tres miembros de la denominada "Mesa Nacional" de Batasuna-ETA que están cumpliendo condena por su pertenencia o colaboración con la banda terrorista.

Tal y como publicó Libertad Digital, el último acercamiento a Zuera afectó al dirigente que ordenó la matanza de Hipercor y al autor del atentado. También se ha visto beneficiado por esta medida de gracia el sanguinario Valentín Lasarte, que asesinó, entre otros, al popular Gregorio Ordóñez.

En declaraciones a este periódico, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha exigido al ministro del Interior explicaciones "urgentes" por los acercamientos. Mandó un claro mensaje a Patxi López, en plenas negociaciones con el PSE: "no aceptaré los juegos de ajedrez de Rubalcaba".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios