Menú

La Policía desvela ahora la existencia de nueve cintas más del bar Faisán

El informe recibido por el juez Ruz afirma que no se descarta una posible detención "manual y voluntaria" de las grabaciones.

LIBERTAD DIGITAL
0

Siguen apareciendo nuevas novedades sobre las grabaciones del Bar Faisán durante los días en los que se produjo el chivatazo a ETA. De hecho, la Policía Científica ha asegurado que existen cortes hasta en cuatro de las nueve cintas del caso que el juez Pablo Ruz mandó analizar.

Las imágenes corresponden a los días previos y posteriores al chivatazo, tal y como cuenta La Razón, del mismo modo que existe el vídeo del mismo día del soplo. En este sentido, los dos policías que han realizado este informe aseguran que los cortes en las grabaciones pudieron ser causados por la detención "manual y voluntaria de la grabación, accidentalmente por desconexión voluntaria del cableado, falta de alimentación, etc, o por deterioro o mal funcionamiento".

Anteriormente, la Guardia Civil ya informó que los cortes de más de tres minutos de la grabación principal no habían sido accidentales. Ahora, el informe de la Policía añade que las partes no grabadas "no contienen ningún tipo de imagen y, por tanto, no hay posibilidad de recuperar".

Por su parte, otro informe policial detalla al juez la cadena de custodia de la cinta con las grabaciones de las horas claves del chivatazo. De este modo, se certifica que esta grabación estuvo custodiada por cinco agentes y fue guardada en una caja metálica con cerradura antes de ponerla a disposición judicial.

Posteriormente, la cinta fue extraída de la cámara en presencia del responsable del operativo de Guipúzcoa el mismo día del chivatazo. Ese funcionario introdujo la cinta en un sobre "que él mismo rubrica y cierra y que permanece en su poder en todo momento".

Trasladado a Madrid entregó el sobre "aún cerrado" a otro funcionario, jefe del equipo conjunto de investigación en las dependencias de la Comisaría de Información. Este mando policial introdujo el sobre "en una caja metálica con cerradura ubicada en uno de los cajones de la mesa del despacho que entonces ocupaba como jefe de la Sección de la Unidad Central de Inteligencia (UCI)".

La cinta siempre estuvo en su poder excepto cuando tenía que ser visionada para la investigación, aunque en todo momento estuvo bajo el control exclusivo de cinco agentes.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios