Menú

Las víctimas de ETA podrán contar su experiencia en las aulas vascas

El Ejecutivo vasco aprobó este martes el Plan para Convivencia, que permitirá que las víctimas de la banda terrorista ETA puedan contar su experiencia en primera persona, si así es requerido, en las aulas vascas. 

0
El Ejecutivo vasco aprobó este martes el Plan para Convivencia, que permitirá que las víctimas de la banda terrorista ETA puedan contar su experiencia en primera persona, si así es requerido, en las aulas vascas. 
Patxi López, tras la aprobación del Plan para la Convivencia. | Irekia - Gobierno vasco.

Desde hace varias décadas, todas las encuestas sociológicas realizadas en la comunidad vasca muestran que un importante número de jóvenes legitima el uso del terrorismo para la obtención de fines políticos. Muchos de estos, años después, han pasado a formar parte de los grupos de terroristas callejeros que han extendido el terror etarra en las calles vascas.

En el último Euskobarómetro, el número de jóvenes vascos que justificaban el terrorismo de ETA era del 12 por ciento. Precisamente, para combatir esta lacra dentro de la juventud vasca, el Ejecutivo de Vitoria lleva meses intentando sacar adelante el Plan para la Convivencia y la Deslegitimación de la Violencia, que este martes fue aprobado en el Consejo de Gobierno vasco.

La gran mayoría de las medidas de este plan formaban parte también del acuerdo de mínimos alcanzado por PP y PSE para la elección de Patxi López como lehendakari, y su redacción fue pactada inicialmente por estos dos partidos. De hecho, su aprobación debió iba a ser en el mes de abril, pero fue pospuesta porque el Gobierno vasco entendía que requería de un mayor consenso que el inicial. Por ello, empezó a negociar también su contenido con el PNV, que inicialmente había pedido la retirada del plan al considerar que se trataba de un intento de "adoctrinamiento en las aulas", lo que no gustó en las filas populares ante las posibles rebajas que podría suponer para el texto.

Esta negociación con el partido de Iñigo Urkullu sí modificó considerablemente el contenido en algunos aspectos, aunque no en los esenciales. Así, los peneuvistas consiguieron retirar del texto definitivo las duras críticas iniciales hacia el nulo trabajo realizado por los Gobiernos de Ibarretxe para intentar deslegitimar a ETA en las aulas, y consiguió que el texto se formulase como una especie de continuación de otro plan aprobado por decreto por el Gabinete Ibarretxe en 2007, cuando la realidad es que es una enmienda a la totalidad de aquel plan nacionalista.

La principal novedad de este plan, y una de las que más polémicas ha generado, al ser rechazada de plano por todos los partidos y sindicatos nacionalistas, y muy matizada por el PNV, ha sido la presencia de las víctimas del terrorismo en las aulas de colegios e institutos. Aunque inicialmente iban a ir en persona a contar sus experiencias, los nacionalistas han conseguido rebajar este aspecto, y finalmente será cada centro educativo vasco el que decida si los alumnos acceden a estos testimonios mediante documentos escritos, audiovisuales, o con la presencia física de las víctimas de ETA en las aulas.

El encargado de comparecer ante los medios de comunicación minutos después de la aprobación del Plan, que no necesita pasar por el Parlamento vasco antes de su entrada en vigor este mes de septiembre con el inicio del nuevo curso escolar, fue el propio lehendakari. Así, Patxi López subrayó que "el fin del terrorismo es el objetivo que hoy logra mayor unanimidad entre la ciudadanía vasca". "Pero, para lograr su final definitivo, y estoy seguro de que nos hallamos cerca, no es suficiente con detener a los terroristas, sino que es necesario una deslegitimación clara y rotunda del ejercicio del terrorismo".

En este sentido, dijo que "la deslegitimación del terrorismo se convierte en requisito para lograr la libertad plena y la convivencia democrática entre diferentes" porque "la amenaza terrorista es la forma más radical de negación de la libertad de las personas". Tras esto, manifestó que la deslegitimación aparece de forma recurrente en el documento y pretende "denunciar la injusticia, la ilicitud o ilegalidad del uso de la violencia con fines políticos", además de mostrar "la empatía y la solidaridad activa con las víctimas".

 


 


PUNTOS BÁSICOS del Plan para la Convivencia:


1. Búsqueda y promoción de la convivencia democrática en la sociedad vasca
. Se intentará concienciar al alumnado de que la violencia terrorista de ETA es "la negación más radical de las libertades de los vascos" y de que "la materialización de los derechos humanos sólo es posible desde la garantía que ofrecen las instituciones democráticas" vascas, cuya creación fue posible gracias a Constitución y el Estatuto de Guernica.

2. Las víctimas y la deslegitimización del terrorismo. Teniendo en cuenta que, según los datos del Euskobarómetro, un 12 por ciento de los jóvenes vascos aplaude a ETA, se insistirá en las aulas "en la deslegitimación del terrorismo", ya que, además de "no respetar y destruir los valores comúnmente aceptados", "destruye las bases de la convivencia social". Para ello, la "presencia de las víctimas en las aulas cobra una importancia" fundamental, ya que "son testimonios de sufrimiento injusto que, de forma rotunda y clara, nos plantea la perversión de la violencia terrorista y las consecuencias dramáticas de la no aceptación de la pluralidad democrática". Pese a que en un primer momento las víctimas iban a ir en persona a las aulas, tras el acuerdo con el PNV será finalmente cada centro educativo vasco el que decida si los alumnos acceden a estos testimonios mediante documentos escritos, audiovisuales, o con la presencia física de las víctimas de ETA.

3. No neutralidad de la sociedad vasca. Se explicará a los alumnos que el terrorismo, "al ser destructor de las bases de la convivencia" democrática, "no puede incluirse dentro de las posiciones políticas discutibles". Así, al "socavar" el terrorismo "las bases mismas que posibilitan la existencia de las libertades políticas necesarias para la defensa de posiciones diferentes" se hace necesario que "todos los agentes vascos, incluidos los profesores, en su ámbito de actuación, deban tomar una posición clara y firme contra la acción terrorista de ETA, no permitiendo ningún planteamiento justificador o explicativo, que en la práctica cumplen la misma función".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios