Menú

Sánchez Camacho, la candidata de "unidad", logra una ajustada victoria en el congreso del PPC

Los resultados evidencian el fracaso de la estrategia de Génova de imponer una candidatura de "unidad". 

ABUCHEOS por la candidatura impuesta desde Génova

LD/Agencias
0
"

L D (Agencias) Nebrera, que en principio partía con escasas opciones para presidir el PPC, obtuvo un total de 335 votos, superando en casi cien el número de avales recogidos. Mientras, Sánchez Camacho, a pesar de ser la candidata que contaba con el apoyo de la cúpula del PP, registró 439 votos, es decir, 104 más.

El apoyo a Sánchez Camacho contrasta con el 93 por ciento de votos obtenidos por Josep Piqué en el X congreso del PPC y por el 81 por ciento obtenido en el anterior congreso, el XI, celebrado en Sitges en noviembre de 2004.

A pesar de que 650 compromisarios avalaron la candidatura de Sánchez-Camacho, en la votación sólo obtuvo 439 votos, mientras que Nebrera había recibido el aval de 240 delegados y acabó sumando 335 votos, lo que implica un trasvase de votos de una a otra lista que muchas dirigentes han interpretado como "voto de castigo" a la dirección. En total, se emitieron 836 votos, de los cuales 826 ha sido válidos. De éstos, 774 se pronunciaron a favor de una de las dos candidaturas y el resto votaron en blanco. La participación de los compromisarios rondó así el 78%.

Camacho se impuso en las votaciones en las provincias de Barcelona, Girona y Tarragona, mientras que Montserrat Nebrera se impuso en Lérida. En Tarragona, además, Nebrera se quedó a dos votos de su contrincante. En cambio, la ventaja de Camacho fue mayor en Gerona, lista que encabezó la ganadora en las elecciones generales y, sobre todo, en Barcelona, aunque Nebrera ganó en la comarca barcelonesa del Maresme, como la propia Nebrera manifestó, orgullosa.

Sánchez-Camacho se felicitó por su victoria, prometiendo ser la presidenta "de todos", y diciendo entender "el desconcierto" de los compromisarios. Invitó a Nebrera a formar parte de los "órganos directivos" del PP cuando ella quiera, aunque de hecho Nebrera ya es miembro nato del comité ejecutivo del PPC al ser diputada autonómica.

A la vez, Sánchez-Camacho, quien tildó de "democrático y plural" el XII congreso del PPC, ha dado por supuesto que será también la candidata a la Generalidad, al entender que se ha aprobado una enmienda que hace su candidatura automática. Fuentes del PPC consultadas han asegurado que la candidatura a la Generalidad queda en manos del comité electoral de Cataluña.

Salida a hombros

Por su parte, Nebrera, quien salió llevada a hombros por sus partidarios tras conocer los resultados, se declaró "ganadora moral" del congreso del PPC, y dijo que había nacido un "movimiento y no una corriente" dentro del PPC, que ve capaz de ilusionar a los catalanes.

"Se ha iniciado un movimiento importantísimo de renovación y de regeneración democrática", ha dicho Nebrera, quien agregó que todavía no ha pensado la oferta de Sánchez-Camacho de ejercer un cargo en la dirección del PPC. Pese a no haber conseguido ser presidenta del PPC, Nebrera celebró los resultados ya antes de hacerse público el escrutinio.

La diputada brindó con sus partidarios con cava mientras éstos coreaban: "¡De este partido no nos moverán!. Por su parte, Sánchez-Camacho repartió abrazos y besos entre sus partidarios y saludó también a su rival, en un intento de dar imagen de unidad interna en el PP catalán.

A partir del sábado, Sánchez-Camacho toma así las riendas de un partido cuyo secretario general será Jordi Cornet y en el que habrá cinco vicesecretarios: Antoni Bosch, Dolors López, Àngels Esteller, Alejandro Fernández y Josep Llobet.

Abucheos y también presiones

Según ha podido saber Libertad Digital, esta jornada del congreso del PPC fue todavía más convulso de lo que las imágenes del abucheo a Mato puedan demostrar. El nerviosismo y la indignación eran patentes entre los compromisarios, y hubo incluso presiones para forzar la victoria de la candidata oficial.

Fuentes del partido confirmaron a LD que el entorno de Sirera recibió presiones para que no apostasen por Nebrera o mostraran una posición lo suficientemente ambigua como para que pudiera intuirse que los compromisarios que lo apoyaron podían ahora respaldar a la parlamentaria. Con todo, el margen de la victoria ha sido estrechísimo, algo que puede leerse más que como una victoria de Nebrera, como la respuesta de los militantes al intento de Génova de dirigir los destinos del partido.

Los discursos para pedir el voto

Antes de la votación, las dos candidatas pidieron el voto con sendos discursos ante la militancia. La diputada autonómica del PPC Montserrat Nebrera prometió hacer del PP catalán un partido en el que reine "la libertad", en el que "nunca más la divergencia se considere disidencia". En su intervención como candidata a la presidencia del PP catalán en el XII congreso del PPC, exhibió sus dotes de oradora y ha recibido continuas ovaciones por parte de los compromisarios, que han coreado su nombre en varias ocasiones.

"Jamás impondré, jamás sancionaré, jamás gritaré, salvo ahora", ha dicho Nebrera, que emplazó a los compromisarios a superar su "miedo" y a apostar por su candidatura de renovación en el PP catalán.

"Cataluña está gobernada por perdedores unidos y éste - el PPC- es un poco un partido de perdedores. Hemos perdido en las últimas elecciones, hemos perdido tejido, pero perder es la mejor oportunidad para poder ganar, para poder afrontar el futuro con autocrítica y con mucha ilusión", aseguró.

"El PP tiene que decidir en libertad qué quiere hacer mañana y ejercer la libertad que reclamamos para Cataluña dentro del PP de Cataluña", ha sentenció, y a continuación numerosos compromisarios se pusieron en pie y secundaron su reflexión con gritos de "libertad".

Los sueños de Nebrera

"He soñado estar aquí. Soñé que presentaba una candidatura, que llegaba a tener los avales. He soñado que luego me daréis vuestro voto, y he soñado más ... He soñado que nos sentábamos en los bancos de gobierno de la Generalitat", ha aseverado Nebrera, que se ha emocionado al acabar su intervención.

Por otra parte, ha prometido que si es la nueva presidenta del PPC integrará a "personas valiosas" de las dos candidaturas que competían con ella en un principio - la de Alberto Fernández y la de Daniel Sirera -, y ha defendido la unidad entre Cataluña y España. "Si pensáis que cualquier consenso vale no me votéis, porque todo no es consensuable", ha asegurado Nebrera, que ha vendido un mensaje de ilusión en el futuro a los compromisarios.

Sánchez Camacho: "¡Viva la Guardia Civil, Visca Catalunya y Viva España!"

Su contrincante Alícia Sánchez Camacho rechazó que Montserrat Nebrera diese lecciones de "dignidad" a los militantes del partido, y le replicó también que el PPC "no es un partido de perdedores, sino de luchadores".

En su discurso para pedir el votos de los compromisarios en el congreso del PPC, Sánchez Camacho exhibió el apoyo de Daniel Sirera y Alberto Fernández Díaz en una "candidatura de integración", frente a una Nebrera a la que ha respondido punto por punto en todas su críticas. En este sentido y recordando una frase de su rival, negó que el ex presidente español José María Aznar sea un "jarrón chino" del PP, sino un activo del que los militantes deben de sentirse "orgullosos".

Sánchez Camacho, que finalizó su discurso con un "¡Viva la Guardia Civil" -su padre fue brigada de la Benemérita- y un "¡Visca Catalunya y Viva España!", aludió de nuevo a Nebrera para afirmar: "Acabamos de hablar de dignidad y tolerancia, y la dignidad debemos de ejercerla.... lo que algunos dicen y no hacen".

"Aquí nadie os va a dar dignidad, ya la tenemos nosotros", ha agregado la senadora, que rechazó que la otra candidata hable de "partido de perdedores, cuando somos un partido de luchadores". La senadora habló de "proyecto colectivo" frente al personalismo de su rival y recordó sus muchos años de militancia en el partido, cuando Nebrera tiene carné del PPC desde hace sólo menos de medio año.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco