Menú

Rajoy se entrena para el debate con Zapatero en un "cara a cara" con Iñaki Gabilondo

Como de costumbre, Iñaki Gabilondo convirtió una entrevista a Mariano Rajoy en un debate contra sus propias ideas. El periodista no se conformaba con las respuestas del líder del PP. Es más, mostraba su desacuerdo. Hasta intentó el truco que funcionó con Bush antes de que llegara a la Casa Blanca. Con Rajoy, le salió mal. El popular se defendió bien, en la segunda parte del particular cara a cara.

0
Como de costumbre, Iñaki Gabilondo convirtió una entrevista a Mariano Rajoy en un debate contra sus propias ideas. El periodista no se conformaba con las respuestas del líder del PP. Es más, mostraba su desacuerdo. Hasta intentó el truco que funcionó con Bush antes de que llegara a la Casa Blanca. Con Rajoy, le salió mal. El popular se defendió bien, en la segunda parte del particular cara a cara.
Cuatro
(Libertad Digital) Rajoy se mostró seguro de ser el mejor líder para el PP. "El PP tiene el candidato que ha elegido el PP". Aseguró tener el "pálpito" de que llegará a ser presidente. "Se pueden hacer las cosas mejor en España, quiero ganar y por eso me presento, para ganar". Gabilondo le preguntó por su valoración en las encuestas. "Tengo una valoración buena entre los votantes del PP, razonable entre los votantes del PSOE e inferior entre los nacionalistas radicales".
 
Esta argumentación venía no por una pregunta del presentador sino porque puso en duda su liderazgo. Ya lo hizo en su anterior encuentro en la cadena cuando le preguntó quién mandaba en el PP si "usted, Aznar o Federico Jiménez Losantos". Esta vez empezó también por ahí. Las preguntas buscaban que Rajoy se sientiera incómodo al principio:
 
- Se le ve con ganas pero como si no fuera lo más importante de la vida para usted, como si no pasara nada, ¿o si pasa?
- ¿Le incomodan los sondeos que dicen que usted en valoración esta lejos y que tal vez con otro iría mejor el PP?
- Normalmente los líderes a estas alturas están más o menos cerca, ¿no tiene la sensación de que con otro líder…?
 
Algo de efecto hizo la maniobra porque Rajoy acusó el golpe por unos minutos. Eso sí, no tardó en darle la vuelta.
 
TERRORISMO
 
La siguiente embestida de Gabilondo fue sobre el terrorismo. Rajoy explicó lo que viene explicando durante toda la legislatura. "Hay que hacer una política antiterrorista clara y no cambiarla. Hacer una afirmación clara y contundente de que no se deber negociar con ETA por que es darle la esperanza de conseguir sus objetivos. Hacer reformas en el sistema legal, hacerlo eficaz y aplicarlo. La Ley de partidos ha sido el instrumento más útil. Una nación como la española puede ganar la batalla al terrorismo y es capaz de ganar a ETA".
 
Gabilondo le endosó los muertos por ETA durante el Gobierno de Aznar y los de Zapatero, pero Rajoy rechazó la "comparaciones numéricas". "Cuando nos fuimos, ETA llevaba un año sin matar, ahora ha vuelto a matar, ETA estaba fuera de las instituciones, ahora está en las instituciones, ETA era perseguida en Europa y ahora ha conseguido que se hable de diálogo con terroristas". Insistió en que con el pacto antiterrorista se iba dando pasos en la buena dirección y puso a ETA en la situación más difícil de su historia, y se preguntó por qué Zapatero rompió el acuerdo y se empeñó en una negociación política y tomó "decisiones equivocadas".
 
Recordó Rajoy que en el primer año de legislatura preguntó a Zapatero por qué no ilegalizaba a PCTV y "ahora por oportunismo político, se insta a la ilegalización. Se están rectificando todo menos  suprimir la autorización del parlamento a hablar con ETA. Fui muy criticado por plantear lo que está haciendo el gobierno en este mismo instante".
 
Gabilondo, el gran protagonista, le mencionó entonces una entrevista con Aznar para rematar las cuatro veces que le había hecho la misma pregunta de forma cansinamente parecida.
 
- Gabilondo: Si le insisto es porque es necesario saber cuál de las dos doctrinas del PP es la válida. Quien le habla oyó decir a Aznar 'yo soy el que sabe lo que hay que hacer' y qué y cuándo. Estaba Piqué delante. Esa parecía una doctrina, ahora hay otra. Quiero saber cuál es la de ahora.
 
- Rajoy: La doctrina la pactamos PSOE y PP. No negociar, aplicar la ley, dejar a ETA fuera de las instituciones y sin financiación. Esa es la doctrina. Figuraba en el programa del PSOE y del PP y es a la que ahora se encamina Zapatero con las rectificaciones que yo aplaudo.
 
LA INMIGRACIÓN, LOS FANTASMAS DE GABILONDO Y EpC
 
Entrando en campaña, el presentador de Cuatro abordó la propuesta del PP sobre inmigración. Rajoy consideró que la inmigración no se ha abordado con rigor, no se han controlado las fronteras y se hizo una regularización masiva contraproducente. Defendió el contrato propuesto por el PP porque existe en otros países de la UE. "Cuando una persona pide permiso de residencia tiene que asumir compromisos, cumplir las leyes y asumir las costumbres españolas haciendo un esfuerzo de integración. Se le ayuda a formarse, a integrarse y a encontrar empleo y tiene que tener los mismos derechos y oportunidades que cualquier ciudadano y los mismos deberes y obligaciones".
 
Gabilondo preguntó a Rajoy cuáles son los valores que deben aprender los inmigrantes. El presidente del PP habló de la mutilación genital, la poligamia y el periodista interrumpió dos veces"o sea, Educación para la ciudadanía". "Usted lo llamará así", dijo Rajoy, que insistió en que los valores se corresponden con la tradición, las leyes y la Constitución. Consideró Rajoy que este es un tema capital para España porque "si no ponemos orden y se apuesta por la legalidad y la integración vamos a tener un grave problema en el futuro".
 
El periodista quiso defender la regularización de Zapatero cuando Rajoy señaló que el efecto llamada ha traído a España un millón y medio de ilegales atraídos por la facilidad de regularizar su situación.
 
- Gabilondo: No, la gente va donde hay trabajo, toda la historia de la humanidad es así, es el movimiento del mundo entero. 
- Rajoy: También hay trabajo en otros países de la UE.
 
Pero Gabilondo no estaba satisfecho y quiso saber qué haría Rajoy con el millón y medio de inmigrantes ilegales si llega a ser presidente.  "No haré regularización masiva", contestó Rajoy. Volvió a insistir el entrevistador. "¿Qué hará?". "No voy a regularizarlos", insistió Rajoy. "Tendremos un millón de fantasmas por ahí", cerró Gabilondo el turno que siempre se concede.
 
ECONOMÍA: "¿Se lleva un disgusto o una alegría?"
 
Pasó Iñaki al tema de la economía, reprochando a Rajoy que no hubiera preguntado en toda la legislatura, lo que rebatió Rajoy señalándole que desde el primer año habló de este tema con el presidente del Gobierno. "¿El segundo año, el tercero y el cuarto también ha preguntado sobre Economía? ¿Ah, sí?", inquirió el incrédulo presentador.
 
Apuntó el candidato popular que la economía es como un reloj al que hay que dar cuerda para que no se pare. "No se han hecho reformas importantes y la herencia dura lo que dura. Estamos sufriendo las consecuencias de no hacer nada. Cuando no se hace nada y se dice que todo va  bien es el mejor procedimiento para que las cosas dejen de ir bien".
 
Rajoy dijo lo que hay que hacer. Bajar el impuesto de sociedades, reformar el IRPF, introducir más competencia, apostar por I+D y por la educación. "No vamos a competir con las materias primas, sino con personas bien formadas. En esta legislatura no nos hemos ocupado de la economía, nos hemos ocupado de si somos una, dos o tres naciones, de la memoria histórica, de cosas que no le interesan a nadie. Zapatero no le ha dedicado tiempo a la economía y Solbes sólo ha intentado parar algunas cosas de sus compañeros".
 
Quiso saber Gabilondo qué tiene Pizarro que no tenga Solbes y Rajoy le hizo un breve resumen de cómo se encontró el PP la situación cuando llegó al Gobierno. "Tuvimos que pedir un crédito para pagar las pensiones del mes de diciembre, el déficit era del 7 por ciento, la inflación del 5 por ciento. Y ahora nos van a dejar la inflación más alta de Europa y perdiendo empleo y la confianza en la economía. Pizarro tiene ganas, ilusión coraje,  y sabe hacer las cosas".
 
La siguiente pregunta era casi un insulto. Carroñero electoralista es lo que se traduce de esta frase:
 
- Gabilondo: La política me fascina, el mundo de los políticos... Cuando empezó a venirse la Economía abajo ¿usted se llevaba un disgusto o una alegría?
 
No le dolió demasiado al candidato y repitió los ejes anteriores
 
En breve, Gabilondo preguntó por el asunto del agua. Rajoy dijo que por no haber hecho nada, ahora se pretende llegar agua en contenedores de Almería a Barcelona. "Se liquidó el PHN y no se hizo nada. No hay agua en Aragón, ni en Cataluña ni en Valencia, ni en Almería". Si gana, Rajoy hará un "gran pacto nacional para hacer obras en Aragon y las aguas sobrantes se las daré al resto españoles".
 
LEYES DE ZAPATERO
 
Preguntó el periodista de Cuatro qué hará con el matrimonio homosexual si gana las elecciones. "Esperar a lo que diga el Tribunal Constitucional. Mi oposición es al nombre, los derechos no los voy a modificar".  Tampoco modificará la ley del aborto pero sí creará un Ministerio de la Familia.  "Estoy a favor de la familia", dijo Rajoy, que explicó que el ministerio se ocupará de los discapacitados, la vivienda, el bienestar social y la conciliación de la vida familiar y laboral. "Hay que hacer un esfuerzo para prestigiar la institución familia que ha sido el núcleo básico de la sociedad a lo largo de la historia". "Un gobierno debe intentar aunar opiniones y no dar siempre dar la razón a unos frente a otros, hay que buscar la concordia".
 
Gabilondo buscaba titular: "Parece haberse apoderado del término familia. Insiste en llamarle familia a modelos…". El periodista quería llegar a que en familias tradicionales hay desgracias. "En todas partes cuecen habas", dijo Rajoy. Y para apoyar la laicidad-laicismo el presentador se fijó el vecino:
 
- Gabilondo: Fíjese Francia tienen un estado laico… qué tendría de malo que España fuera un estado como el francés.
- Rajoy: Y qué tendría de malo que Francia fuera un estado como el español
 
Ya usando el plural para no quedarse solo el presentador acabó diciendo: "Insisto en el tema familia porque fueron ustedes juntos con la iglesia. No tenemos la impresión que le esté pasando nada a la familia".
 
IGLESIA
 
Gabilondo se empleó sobre la polémica del Gobierno con los obispos. "Nuestro estado es aconfesional y no hay problema, nos hemos entendido bien. Se puede tener una religión y todo ha funcionado bien, sin conflictos".
 
Sobre la relación con la Iglesia, Rajoy dejó caro que hay un concordato que ha funcionado bien. "Unas veces se coincide y otras no, pero la Iglesia se dirige a sus fieles. Hay que hacer un esfuerzo de entendimiento. González lo hizo mientras gobernaba. La Iglesia da sus opiniones como la Junta Islámica y yo no monto un cirio porque pida que no se vote al PP. No me doy por aludido, no soy musulmán. Llevan 35 días  con una polémica pintoresca con los obispos. Creen que sacan votos con esa polémica. Algunas personas del Gobierno debería tener más tolerancia, porque la Iglesia lleva diciendo lo mismo desde hace 2.000 años. Tenemos que acostumbrarnos a respetar lo que digan los demás, la libertad de expresión". También recordó Rajoy que el sindicato UGT pide el voto para la izquierda y no pasa nada. Los sindicatos, como la Iglesia, reciben dinero de los Presupuestos.
 
¿GALLARDÓN-AGUIRRE? ROSA DÍEZ-MARAGALL
 
Entró Gabilondo en el tema de Gallardón. Rajoy explicó lo que dijo en el comunicado. Que ambos le pidieron ir en la listas, "uno en público y otro en privado", y él les dijo que cumplieran sus compromiso con Madrid. Preguntado por cómo se sintió al ver que Aguirre y Gallardón "se peleaban por un trono aún no vacante", Rajoy aseguró que él no lo percibió así, sino como un "interés en darme apoyo y ayudarme a ganar las elecciones y eso es lo que van a hacer". Ante la insistencia de Gabilondo sobre la división en el partido Rajoy también ganó la mano:
 
- Gabilondo: Están tan unidos.. da gusto verlos.
- Rajoy: Como Rosa Díez o Maragall. Eso es un ejemplo de unidad, ¿verdad?".
 
DEBATES CARA A CARA
 
También se habló de los debates. El presidente del PP dejó claro que no tiene ningún inconveniente en debatir en TVE como defiende el PSOE, pero su partido defiende otras opciones. Gabilondo le preguntó qué le pasa con TVE. "¿Qué le pasa al PSOE con esta casa, que no quiere debatir aquí como yo he propuesto?, contestó Rajoy.
 
CASO SEVERO OCHOA
 
Sobre el caso del Severo Ochoa. Gabilondo intentó tenderle una trampa. "¿No hace falta una disculpa? Ahora que se ha decidido que no hay mala praxis…"
Rajoy dejó clara su posición: "Soy partidario de luchar por la vida de la gente. Lo dejamos ahí". Sí consiguió aclarar que no ha habido sentencia alguna y que no se ha demostrado nada sino sobreído por no poder demostrarlo. Gabilondo quería discusión. "Haber dejado flotando la posibilidad de lo que había pasado participando en caza de brujas… ¿no es jugar con fuego?". "Yo no sé lo que es jugar con fuego", zanjó Rajoy con buena ironía. Pero Iñaki lo seguía intentando modulando la voz hacia el tono trágico: "No le comprendo... todo el mundo es partidario de luchar por la vida de la gente".
 
Improvisando con los oyentes. Las capitales
 
Gabilondo hizo como que buscaba una pregunta de los oyentes: "las capitales de Brasil, Turquía, Australia, Guinea". El truco Bush. Cuando algunos querían demostrar que el entonces candidato a la Casa Blanca era poco menos que imbécil le preguntaron también por capitales y líderes políticos. Gabilondo ha buscado los clásicos países con los que más se confunde el común de los mortales al citar sus capitales. Pero Rajoy contestó bien.
 
Otra: Un homosexual que el 11 de abril se casa con su novio y quiere saber si les va a quitar la ilusión. No, no, en absoluto. ¿Se puede casar? Claro, claro.
 
CON EL ESTATUTO NO SE NEGOCIA
 
Por último, Gabilondo preguntó qué hará con el Estatuto catalán si necesita a los nacionalistas para gobernar. "Cuando gane llamaré al PSOE para hacer acuerdos sobre España, sobre terrorismo, sobre política exterior y sobre sanidad y luego hablaré con todos los demás. Sería poco serio retirar el recurso sobre Estatuto, no lo voy a hacer de ninguna manera aunque fuera el requisito" para gobernar.
 
En resumen, Rajoy parece preparado para el cara a cara con Zapatero visto que no se ha arrugado ante el debate contra un periodista al que, por educación, no podía criticar de forma directa ni usar su trayectoria como argumento. Como es de esperar (por legítimo) que sí lo haga con Zapatero, en Génova estarán contentos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation