Menú

Tardá dice que no es "nada antiespañol" y se jacta de ser una "persona educada"

Cuando parece haber amainado la polémica por su amenaza de muerte al Rey, Joan Tardá aprovecha una entrevista en El País para definirse a sí mismo. La idílica personalidad que dice tener no concuerda demasiado con sus actos y declaraciones.

0

(Libertad Digital) En una entrevista en El País en la que vuelve a insistir en que cuando gritó "muerte al Borbón" se refería a los antepasados de don Juan Carlos –"apelaba a un grito del siglo XVIII", dice–, Tardá explica el concepto que tiene de sí mismo, de la monarquía y de su propio partido.

Quien junto a Joan Puig acompañara a los militantes de ERC que se encadenaron en la sede de la Cope, afirma que es "una persona educada y respetuosa que, por mi carácter, mi formación ética y mi profesión de profesor", siempre, afirma, ha "intentado transmitir valores de respeto y de fraternidad".

Calificó al Constitucional de "corrupto", pero aclara que lo que quería decir, "sin ningún complejo", es que el tribunal es "partidista e ilegítimo" y "no puede tocar una coma de un texto estatutario aprobado por el pueblo de Cataluña". Vaticina un "conflicto muy grave entre Cataluña y España" si prosperan los recursos.

Sorprendentemente, Tardá dice más adelante que "no soy nada antiespañol". "¿Cómo podemos ir en contra de los pueblos de nuestros padres? Estoy muy orgullos de que el presidente de mi país sea un catalán nacido en Andalucía", afirma en alusión a José Montilla.

De su partido, ERC, dice que "está casi prohibido prohibir". Y de sí mismo, apunta que es "primero catalán; segundo, de izquierdas; tercero, republicano, y cuarto, independentista". "Yo soy independentista accidental. Hasta que Cataluña sea independiente", aclara.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco