Menú

Zapatero: "El anuncio de Rubalcaba forma parte de la estrategia antiterrorista"

El presidente del Gobierno ha hecho balance del año con optimistas vaticinios para 2010. Dice que será el "tránsito" para la recuperación económica. También se ha referido a ETA y al anuncio de Rubalcaba de atentados de gran magnitud. Alega que sus palabras forman parte de la lucha antiterrorista.

LIBERTAD DIGITAL
0

El presidente que negó la crisis hasta la extenuación antes y después de llegar al poder ha empezado su balance de 2009 diciendo que este año "la crisis se ha manifestado en toda su crudeza". "Tenemos que tener presente la magnitud de lo que hemos vivido y que estamos empezando a dejar atrás lentamente", ha apuntado, dejando claro cuáles iban a ser los ejes de su discurso.

Para Zapatero, el objetivo del año que empieza será que "pasemos de la recesión a la recuperación" y que "pasemos de la fuerte pérdida de empleo a la moderación y creación de empleo en la última parte de 2010". Según el presidente, este año ha sido "difícil, muy difícil, y de manera particular para aquellos ciudadanos que han perdido su empleo". "Son cifras muy duras, altas", ha indicado, que "nos van a exigir un trabajo constante". Ha insistido, sin embargo, en hablar de creación de puestos de trabajo para el año que viene y, como siempre, de mantener "todas las condiciones de la protección social".

Y es que el presidente ha centrado buena parte del tramo económico de su discurso a ensalzar las medidas emprendidas por el Gobierno pese a sus escasos resultados a la luz de las cifras. En especial, ha alabado al Plan E, los fugaces empleos que creó y también de los créditos concedidos por el ICO aunque reconociendo que han podido no ser suficientes. "El Gobierno ha mantenido todos sus compromisos sociales, un compromiso firme que mantendremos", ha dicho Zapatero, que también ha aludido, como suele, a las cifras de la crisis en la economía internacional aunque sin recordar que muchos países ya han dejado atrás las tasas negativas de crecimiento.  

Zapatero ha señalado que su Gobierno ha procurado "llevar a cabo nuestro proyecto con la impronta del diálogo y colaboración", en su opinión, con el objetivo "de ayudar a la estabilidad política y cohesión en nuestro país". Según él, "hemos dialogado con casi todos los sectores".

La "estrategia" de Rubalcaba

Sobre la política antiterrorista del Gobierno, Zapatero ha destacado las 124 detenciones de terroristas en el año además de otras 20 en el seno del terrorismo callejero por lo que ha querido extender su felicitación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Además, ha recordado a los tres asesinados por ETA y apuntó que "sólo tendremos plena satisfacción cuando ETA termine y desaparezca".

Para finalizar, dijo que "la fortaleza de la democracia, la cooperación de las fuerzas políticas, la cooperación con el Gobierno vasco y las acciones del ministerio del Interior están dando importantes frutos" aunque no ha dejado de advertir que pese a eso, pueden volver a cometer atentados.

Ya en el turno de preguntas, Zapatero ha tenido que hablar del anuncio de Rubalcaba de un inminente secuestro y atentado de ETA. Tras las críticas recabadas por el ministro, Zapatero se ha limitado a decir que el anuncio "forma parte de la política antiterrorista". "Pueden imaginarse que forma parte de una evaluación que se comparte, por parte del ministro, con quien tiene la responsabilidad", ha apuntado antes de declarar que su Gobierno está teniendo "muy buenos resultados" en la política contra ETA.

El presidente ha insistido en decir que sus palabras "responden a una estrategia" en la lucha contra el terrorismo para la que ha pedido "ser cautos. "Como es natural, la estrategia no se puede desarrollar en toda su totalidad", ha explicado. También ha aprovechado para respaldar a Rubalcaba: "Hay cosas que se pueden discutir, pero lo que no se puede discutir es que tenemos un ministro capaz, convincente y que dirige muy bien la política antiterrorista".

Al ser preguntado por esRadio acerca del escándalo del chivatazo a ETA, Zapatero sólo ha señalado que se debe respetar la acción de la Justicia aunque ha aprovechado para apuntar que "hay cosas que se pueden discutir y hay otras indiscutibles", ya que "la fuerza y carácter del Gobierno por combatir a ETA es una evidencia irrefutable".

Además, Zapatero consideró que el "proceso de paz", "sin duda ha tenido un efecto de debilitamiento del bloque que ha apoyado la violencia fanática y terrorista. Sin duda." En ese sentido, insistió en que, de cara al futuro la estrategia está destinada a "que pierdan toda esperanza, porque sólo tienen un fin, una salida: entregar la armas y acabar con la violencia". "Eso es lo que ya saben muchos de los que de una manera u otra han venido comprendiendo o apoyando la violencia", remachó.

El "nítido" y "evidente" fallo del Estatuto

Preguntado también por los periodistas, el presidente del Gobierno se ha pronunciado sobre el fallo del TC sobre el Estatuto, un veredicto que se cree cada vez más inminente. Zapatero no ha desperdiciado la ocasión para dejar clara su postura defendiendo la constitucionalidad del texto mientras los magistrados están deliberando. Ha sido, además, especialmente concreto: "El preámbulo no tiene tacha de inconstitucionalidad y los símbolos nacionales entran perfectamente en el marco de la Constitución". En su opinión, dichos símbolos lo son "de la nacionalidad de Cataluña, que es la expresión que dicta la Constitución sobre la posibilidad de nombrar a las comunidades autónomas".

Para Zapatero, "esta posición es nítida y evidente", y ha augurado que la sentencia "no marcará un antes y un después". Además, ha reiterado su deseo de que sea "una gran sentencia", "de la máxima profundidad conceptual y de rigor". También ha hecho un llamamiento para que se hagan "esfuerzos de asunción" del fallo. El Gobierno, ha apuntado, "lo hará sin ningún problema".

¿Autocrítica?

Preguntado por si había sitio en su discurso para la autocrítica, Zapatero ha aludido, con más de dos años de retraso, al "estéril debate", según lo juzga ahora, sobre "si estábamos en crisis o en desaceleración económica". "Pudo provocar una sensación equívoca en la ciudadanía después de ver la intensidad de la crisis", ha dicho el presidente del Gobierno, sin reconocer, en ningún caso, que mintió. En su opinión, "cuando tienes la responsabilidad máxima dentro de un país debes tratar de transmitir confianza" aunque tengas "el riesgo de que te tachen de optimista". Es, para él, moverse "en un terreno que te cuesta equilibrar". El presidente, según ha dicho, siempre estará "más cerca de los que creen en España, de la confianza y el optimismo".

El misterio de 2012

Otro asunto, el de si Zapatero repetirá o no en 2012, también ha estado presente en la rueda de prensa. Según ha dicho Zapatero, los malos datos en las encuestas no preocupan en su partido, ni a él mismo. "No tengo en la agenda ni un minuto para pensar en 2012, estoy sólo concentrado, con todas mis energías y ganas, en ganar la recuperación económica y volver cuanto antes a crear empleo", ha contestado antes de añadir que ésa es su "única obsesión". "Todo lo demás es menor, no va a ser tema de debate", ha sentenciado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 24 comentarios guardados

    Servicios