Menú
Robert Spencer

¿Cuál es el propósito del CAIR?

La Hermandad Musulamana está inmersa, según sus propias palabras, en "una especie de Gran Yihad para eliminar y destruir la civilización occidental desde dentro y sabotear su miserable existencia"

A pesar del hecho de que la película Obsesión no tiene ningún contenido político y fue realizada mucho antes de comenzar la campaña electoral de 2008, el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR, en sus siglas inglesas), aquel bastión de la moderación y la honestidad islámicas, pretende ahora hacer creer que la distribución nacional del DVD es un complot israelí para hacer que John McCain salga elegido. Razón por la que han presentado una queja a la Comisión Electoral Federal alegando exactamente eso.

Según MarketWire, el CAIR de Washington ha exhortado a la Comisión a investigar si el Clarion Fund, una organización sin ánimo de lucro que distribuyó el DVD de la película "Obsesión: la guerra del islam radical contra Occidente", es en realidad una pantalla de un grupo radicado en Israel, constituido para ayudar al Senador John McCain a ganar las presidenciales norteamericanas.

Esta es una acción muy reveladora por parte de CAIR, ya que muestra dos facetas clave de su mentalidad:

  • El CAIR es plenamente consciente de que la yihad contra Israel forma parte integral de la yihad global y que no es simplemente una lucha por recobrar "territorio robado a los palestinos." De esta manera, una película que recoja la naturaleza y los objetivos de la yihad global –Obsesión– beneficia a Israel.
  • También demuestra que el CAIR piensa que John McCain va a combatir la yihad global de una manera que Barack Obama no hará –y por tanto sostiene que la distribución de una película anti-yihad, que en un mundo cuerdo sería bien recibida tanto por la izquierda como por la derecha tiene que ser algún complot partidista.

Manifiesta además que el CAIR se encuentra, una vez más, en el bando de la yihad equivocado. El caso de los "imanes voladores", por ejemplo, prohíbe jurídicamente a los pasajeros informar sobre comportamientos sospechosos en un avión, y, cómo no, el CAIR está presente. De manera similar, respaldó hasta el final aSami Al-Arian, quien durante años engañó a la izquierda haciéndole creer que era un valiente y abnegado luchador por la libertad de los palestinos sin el más remoto atisbo de apoyo al terrorismo. ¿La Patriot Act? El CAIR se opone –y no solamente a las partes legítimamente cuestionables, tampoco. ¿Ha apoyado el CAIR una sola iniciativa antiterrorista que realmente pueda facilitar a las fuerzas del orden la identificación y captura de terroristas yihadistas? En absoluto.

Aun así, este sombrío colectivo sigue disfrutando del apoyo de los medios de comunicación mayoritarios y es retratado de manera habitual como organización neutral "de derechos civiles."

"Los electores estadounidenses", decía el co-fundador del CAIR y director ejecutivo Nihad Awad, "merecen saber si están siendo objetivo de una campaña multimillonaria financiada y dirigida por un grupo extranjero que pretende fomentar la histeria anti-musulmana para así influir en el resultado de nuestras elecciones presidenciales".

Los electores estadounidenses también merecen saber si son objetivo de una campaña, multimillonaria o no, financiada y dirigida por supremacistas islámicos para engañarlese influir e el resultado de nuestras elecciones presidenciales (e influir de manera sustancial, además). Recientemente, el valiente blogger egipcio Sandmonkey entrevistaba a Mohammed Habib de quien dijo "va camino de convertirse en el próximo Líder Supremo de la Hermandad Musulmana".

Al final de la entrevista, Sandmonkey plantea a Habib una pregunta incómoda sobre la relación de la Hermandad Musulmana con el CAIR, ante la que Habib salió por la tangente: "Estooo... Se trata de un tema sensible y es algo problemático, especialmente después del 11 de Septiembre" dije.

¿Por qué es "un tema sensible"? ¿Por qué es "algo problemático"? En parte porque hay precedentes de que la Hermandad Musulmana quiere hacer más en Estados Unidos que simplemente "propagar una imagen positiva del islam junto a sus valores, cultura, historia y enseñanzas". La Hermandad está inmersa, según sus propias palabras, en "una especie de Gran Yihad para eliminar y destruir la civilización occidental desde dentro y sabotear su miserable existencia, con sus propias manos y las manos de los fieles. De modo que [Occidente] sea eliminado y la religión de Alá salga victoriosa sobre todas las demás".

¿Está participando el CAIR en este mismo esfuerzo? ¿Está intentando sabotear y destruir la civilización occidental de manera que "la religión de Alá salga victoriosa sobre todas las demás religiones" aquí en Estados Unidos? ¿Trabaja en tándem con otras entidades de la Hermandad Musulmana para lograr esto?

Y por encima de todo: ¿por qué no hay un solo periodista en todo Estados Unidos que vaya a plantear a Nihad Awad o a Ibrahim Hooper o a Ahmed Rehab o a Corey Saylor o a cualquiera en el CAIR estas preguntas –especialmente en el contexto de esta falsa denuncia a la Comisión Electoral?

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro