Menú
Ketty Garat

Zapatero traiciona a Chacón... con Madina

Alguien acertó el diagnóstico: "¿Habéis leído el artículo de Aizpeolea? Zapatero está detrás".

Querido Pablo:

A los hombres hay que aplaudiros los aciertos para animaros a que lo sigáis teniendo. Por ello, lo primero es alabarte. Tú, y nuestros lectores de la semana pasada, saben por qué, querido. Pero puesto el algodón, aquí viene la aguja: percibo cierta pelusilla, cierta envidia vamos, por lo que pasa aquí con los rojos en la acera de Ferraz. ¿Ganas de crisis interna? ¿O simplemente disimulo? Ya me dirás.

Aunque la verdad es que lo que se comenta en mi verdadera casa, donde habito, laboro y padezco, pero sobre todo disfruto, en el Congreso de los Diputados, es el enfado de Luis de Guindos por "el humo y maquillaje" con el que se ha inflado la expectativa de la segunda oleada de reformas del último Consejo de Ministros. Dicen sus cercanos, que "no deberíamos volver a las épocas de Zapatero en la que se sacaban conejos de la chistera en forma de economía sostenible". A la espera de que me cuentes el cisma de este Gobierno enfrascado en rectificaciones impositivas e improvisaciones legislativas, iré a lo que te interesa –no menos a mí-, que es el cisma socialista.

Y para comenzar, te diré que mi reflexión surge a idea de Soraya Rodríguez –la mala, como tú le dices-. Fue el pasado miércoles, cuando ésta le preguntaba a la vice por los sobresueldos en el PP, cuando le hizo la pregunta que merece mi reflexión: "¿A o B?", le increpó, casi insolente. Y fue entonces cuando empecé a idear mi carta semanal a mi querido oponente popular. Porque la realidad suele describirse en dos planos, paralelos y complementarios. Dos realidades, la oficial y la real, que permiten conocer los intereses y planes, A o B, de los protagonistas en la sucesión socialista.

Rubalcaba, por ejemplo, dice ‘en A’ que no hay problema de liderazgo en el PSOE, que nadie habla de eso y que, simplemente, "no toca". Pero, ‘en B’, el tema no sólo toca sino que gusta, más bien chifla, a los dirigentes socialistas y, por ello, él tiene claras sus intenciones. En A, nunca ha dicho si se presentará a las primarias; pero en B todos sabemos que ‘ni harto de vino’. En A, Patxi López se mantiene en silencio; en B, no sólo recoge apoyos, sino que lleva haciéndolo dos años: primero, para su mentor, Alfredo, y ahora para él. En A, Madina es una "personalidad extraordinaria" que podría ser el sucesor; en B, lo que interesa es quien le apoya.

No son pocas las voces que, desde hace dos semanas, vienen estrujándose la cabeza para analizar la sonrisa –en A- de la mona lisa socialista, Carmen Chacón. No sólo por su afectación, sino por haber sido la única en evitar mencionar alguna característica, incluso el nombre, del Eduardo Madina que le robó el protagonismo... y el crédito. Pues la actitud –también en A- de la dirección es ahora flexible con el calendario de primarias, reconociendo abiertamente que "hay capacidad de movimiento". Algo completamente vetado a Carmen Chacón, Tomás Gómez y José María Barreda en el mes de diciembre cuando abrieron el debate. En B, lo que se comenta es que, a nivel interno, "nada tiene que ver" porque entonces "los sucesores eran de menos entidad" y sólo pretendían "la cabeza de Alfredo". "Ahora, no hay odio, sino muy buen rollo", describen los socialistas.

También describen a otro personaje, fuera de onda, que no actúa ni en A ni en B sino en Z. Es alguien que todavía mueve hilos en la sombra reeditando una operación frustrada en Sevilla; pretendiendo que su círculo mediático y su seña de identidad, la imagen, perviva en el tiempo, y en la dirección socialista, para permitirle en un futuro su rescate del ostracismo, su rehabilitación política y su acercamiento con un partido que le quiere tan lejos como a la peste. El hombre en cuestión, aconseja sobre los tiempos, los silencios y las actuaciones. Hubo quien esta semana acertó en el diagnóstico al leer un artículo en el diario El País: "¿Habéis leído el artículo de Aizpeolea? Zapatero está detrás".

Dicen las malas lenguas que el ex presidente del Gobierno, una vez fracasada la operación Chacón, ha puesto en marcha sus mecanismos. Puede que todo se falso, pero te digo, querido Pablo, que normalmente la verdad suele estar en la realidad B, y no en la A. Porque en el segundo, Madina, Patxi y Alfredo son "amigos" que comen tranquilamente en Madrid y no hablan de primarias. Pero en el segundo plano, el B, los dos primeros pactan en secreto el silencio hasta que Rubalcaba de el pistoletazo de salida; Madina está de campaña en el Congreso; y critica el error del PSOE de abrir un "debate territorial" que desglosó abiertamente Patxi López, a puerta cerrada, en la Ejecutiva del lunes en el que acabaron comiendo "dos buenos amigos".

Un beso

Ketty 

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro