Menú
EDITORIAL

Contra la amnistía encubierta

Aún hay tiempo para dar marcha atrás en este proceso que está llenando de dolor a las víctimas del terrorismo y de vergüenza a todos los españoles.

Las víctimas del terrorismo saldrán hoy nuevamente a la calle a protestar por las concesiones de los gobernantes a la banda terrorista ETA. Desde que Zapatero iniciara su proceso de rendición del Estado de Derecho, la estrategia del ejecutivo español en materia antiterrorista ha estado basada en la concesión de ventajas políticas a sus formaciones electorales, por más evidentes que fueran sus conexiones con el grupo terrorista, y beneficios penitenciarios a sus miembros por más sanguinaria que fuera su trayectoria. El gobierno de Rajoy no sólo no ha hecho nada para revertir esta situación sino que, a la luz de los últimos acontecimientos, ha asumido el principio vergonzoso de que cualquier actuación es válida con tal de que ETA deje de asesinar de manera indefinida.

La manifestación estará encabezada por una pancarta con el lema "Justicia para un final con vencedores y vencidos", mensaje de cuya oportunidad no cabe dudar visto el cariz que han tomado los acontecimientos desde que se hiciera público esta semana el penoso fallo del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Tal y como relatamos en Libertad Digital, cincuenta y cinco etarras van a ir saliendo progresivamente de la cárcel sin más justificación que esa decisión del tribunal europeo cuyas sentencias no son, ni mucho menos, de obligado cumplimiento por España. El gobierno podría haber evitado la puesta en libertad de la sanguinaria asesina Inés del Río o, al menos, dilatado indefinidamente la decisión hasta hacerla coincidir con la extinción de su condena, pero en lugar de eso ha preferido dar luz verde para su excarcelación tan sólo unas horas después de conocerse el malhadado fallo europeo. No hay razón para pensar que vaya a hacer algo distinto con el resto de sus secuaces encarcelados por los más terribles delitos.

Hoy habrá representación del Partido Popular en la concentración ciudadana convocada en repulsa de las últimas decisiones del ejecutivo, pero de nada sirve acompañar a las víctimas en su dolor cuando se está siendo parte activa de ese sufrimiento. Los ciudadanos de bien, que siempre han estado a favor de las familias destrozadas por la violencia asesina de ETA, les mostrarán nuevamente su apoyo y pedirán al gobierno que paralice esta amnistía encubierta a la que parece ya más que abocado. Todavía hay tiempo para dar marcha atrás en este proceso que está llenando de dolor a las víctimas del terrorismo y de vergüenza a todos los españoles. Por desgracia, salvo voces aisladas y en consecuencia doblemente valerosas, no parece que el PP esté dispuesto a cortar de raíz esta política iniciada por los socialistas y, como siempre, seguida a pies juntillas por los populares cuando les toca detentar el poder.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso