Menú
José García Domínguez

Más dinero para los catalanes

Sánchez volverá a engañar a la Esquerra con lo de las pelas para montarle otro tripartito a Illa. Desengáñense, nunca fueron muy listos.

Sánchez volverá a engañar a la Esquerra con lo de las pelas para montarle otro tripartito a Illa. Desengáñense, nunca fueron muy listos.
Salvador Illa. | EFE

Una leyenda urbana muy extendida en España desde la Transición es esa que atribuye una gran inteligencia perversa a los separatistas catalanes. Y perversos, sí son; pero inteligentes, no. Si fuesen inteligentes, habrían logrado que una mayoría indiscutible de la sociedad los apoyara cuando se lanzaron a echarle un pulso al Estado en el año 17. Y eso, bien lo sabemos, no ocurrió. No ocurrió, básicamente, por dos razones. La primera, porque su fanatismo cerril les impidió mostrar una mínima flexibilidad estratégica en el asunto de la lengua, lo que acabó echando para atrás a los castellanohablantes que de otro modo quizá se hubiesen planteado apoyar la secesión.

Y la segunda, que a mí me parece la más importante, fue porque, en la vida práctica cotidiana, no supone ningún chollo ser catalán; ninguno. Aquí, todo el mundo barre para casa. Madrid, además del alto funcionariado estatal, tiene el mejor aeropuerto de Europa, la T-4, y el nodo central de la segunda mayor red de trenes de alta velocidad del mundo. Los vascos tienen la estafa del Cupo, un robo permanente y consentido al resto de los españoles gracias al cual disponen de mejores servicios públicos que los del resto. A los navarros se les dio lo mismo que a los vascos con la excusa de que hay que tenerlos contentos, pues los otros se los quieren anexionar.

Y los ciudadanos de Cataluña disponemos de… unos arrogantes pueblerinos que llevan cuatro décadas presumiendo de tener cogido a Madrit por salvas sean las partes, pero que, a la hora de la verdad, nunca consiguieron nada para la gente. Ese fue su gran error durante casi medio siglo. Yo, que no creo demasiado en la especie humana, estoy segurísimo de que Hospitalet, Cornellà, Nou Barris y Santako hubieran votado "sí" a la independencia en el caso de que Cataluña gozase de una Hacienda similar a la vasco-navarra. Mejor, pues, que resulten tan limitados. Y ahora, Sánchez volverá a engañar a la Esquerra con lo de las pelas para montarle otro tripartito a Illa. Desengáñense, nunca fueron muy listos.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso