Menú

Dialectos, hablas y fablas

Todos los días aprendo una cosa nueva. Pido perdón por mi nesciencia.

Amando de Miguel
5

Mi cuate, Francisco Marcos-Marín, catedrático de Lingüística de la Universidad de Texas (San Antonio), insiste en que no hablamos lenguas sino dialectos. Quiere decir que los hablantes de un idioma constituimos grupos diversos según la geografía o la cultura y en cada uno de ellos rigen unas pautas particulares. Por ejemplo, Maribel Torbeck me señala que

en América parece que hay un español único, el que hablan los mejicanos. [A los norteamericanos] el castellano les suena a italiano.

Seguimos con las fablas o linguas regionales o locales. Emilio Soria me corrige mi confusión entre la fabla asturiana y el bable. No son la misma cosa, asegura mi correponsal. "La fabla asturiana es el eonaviego, un dialecto intermedio entre el gallego y el asturiano que se habla en los pueblos entre los ríos Eo y Navia. No debe confundirse con la fabla que se habla en el norte de Extremadura". Todos los días aprendo una cosa nueva. Pido perdón por mi nesciencia.

Paz Torrabadella hace una interesante apreciación sobre el catalán:

Es un idioma para hablar por casa… Es estupendo, por ejemplo, para reñir a los niños. Se habla distinto en cada comarca y, si me apuras, en cada barriada. En la ciudad ahora se oye mucho, pero [resulta] cómicamente corrupto.

Pone algunos ejemplos de esa diversidad dialectal y concluye:

Son cosas curiosas, que ahora, aquí en Cataluña, se han vuelto tabú.

Siempre me pareció un hallazgo que a los niños reunidos se les llame en Cataluña "la canalla" con un tono cariñosísimo.

José María Navia-Osorio sostiene que el bable "no es una lengua vehicular, sino un conjunto de palabras en las diversas zonas de Asturias… En el Occidente se habla una fala que es muy parecida al gallego y se parece poco al bable". El de Oviedo está en contra de la normalización del bable: "Sería como normalizar la forma de los hórreos". Critica a los miembros de la Academia de la Llingua:

Se rompen la cabeza buscando la palabra asturiana que menos se parezca a su equivalente castellana para crearse la ilusión de que el asturiano es un idioma. A veces les he oído decir los meses del año y me parecen tan absurdos como los meses de la revolución francesa y probablemente tengan el mismo futuro.

No es nada nuevo. Todos los fenómenos de normalización lingüística pasan por esa fase de buscar voces autóctonas para alejarlas de las de los idiomas cercanos.

El Grupo Folk Cerrandeo me pregunta la significación de la voz garrabán, que aparece en algunas canciones extremeñas. No tengo ni idea. Espero que algún libertario nos ilumine sobre el particular. Mi ignorancia es otra confirmación de la tesis sobre la coexistencia de los dialectos en España. Supongo que yo hablo el sociologuero o el tertulianés. Pero creo que se me entiende.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios