Menú
Amando de Miguel

Las cinco ideologías dominantes

Más que izquierdistas, las ideologías dichas son radicales, en el sentido de doctrinarias y de que apelan, fundamentalmente, a los jóvenes.

Amando de Miguel
0

Son estas, todas, en su sentido más amplio: 1) Socialismo (desde la socialdemocracia al comunismo y al populismo; todos ellos se muestran como intervencionistas). 2) Nacionalismo, sea de país, de región o de un grupo de países. 3) Islamismo, en sus distintas facciones y tácticas. 4) Feminismo, en el más amplio y desorganizado sentido. 5) Ecologismo, como respuesta al inexorable "cambio climático" del planeta.

La "pentalogía" dicha es compatible con el "capitalismo metódico" o instrumental. El caso más notorio de la posible contradicción es el de China.

Por lo general, las cinco ideologías se visten de izquierdas, por caprichosa que pueda ser tal querencia. La razón es que, así, se aceptan mejor en todo el mundo. De esa forma, reclutan muchos miembros activos, y aun activistas, con la doble actitud fanática y fatalista, necesaria para expandirse con éxito. Más que izquierdistas, las ideologías dichas son radicales, en el sentido de doctrinarias y de que apelan, fundamentalmente, a los jóvenes. De ese modo, las aceptan, sumisas, muchas personas conservadoras o de derechas. Por eso, son ideologías influyentes en todo el mundo.

La "pentalogía" acaba siendo dominante, con influencia indiscutida, porque sabe aprovechar muy bien las múltiples técnicas de la propaganda. Por eso. cuenta con un público numeroso, una especie de seguidores pasivos, que no entran a discutir los postulados de cada ideología. Naturalmente, esa afiliación tiene lugar dentro de cada país o de la unidad cultural de referencia.

A la postre, aun sin pretenderlo, la "pentalogía" se convierte en una estructura autoritaria. Al menos, convive muy bien con distintos regímenes autoritarios, que son los prevalecientes en el mundo, a pesar de las eventuales fuerzas democráticas. En casos extremos, algunas de estas ideologías dominantes pueden llegar a la violencia institucional, es decir, socialmente, aceptada. No importa que sea, moralmente, inaceptable.

La "pentalogía" gusta mucho de establecer dicotomías. La más importante es la de "nosotros" (los fieles de dentro) y "ellos" (los bárbaros de fuera). Es una forma de practicar la conducta de exclusión, necesaria para imponerse. Ahí, es donde se introducen las actitudes fanática y fatalista, a veces, de modo encubierto y reservadas para los activistas. Dichas posiciones implican menospreciar o ridiculizar a los que no aceptan el credo de la ideología en cuestión. El caso extremo de tal disposición anímica es el fomento de la violencia contra los "infieles", como sucede con el islamismo radical o yihadismo. Lo que para unos es "guerra santa", para otros resulta terrorismo.

En el caso del ecologismo radical, el conflicto se resuelve de otro modo. Dada la inexorabilidad del "cambio climático" (el calentamiento del planeta), la única solución es producir con "energías renovables" para un desarrollo "sostenible". Ahora, se llama "resiliencia", que es, todavía, más enigmático. Con tantos voquibles, se esconde la verdadera intención de gravar con fuertes impuestos a los consumidores. La idea oculta y verdadera es la de canalizar ingentes subvenciones hacia ciertas grandes empresas, sobre todo, las de alcance internacional.

La pretensión última de la "pentalogía" es la de conseguir que los recalcitrantes lleguen a aceptar las tesis oficiales como si fueran científicas o como, inevitablemente, históricas. Eso se llama dogmatismo, por muy liberales que puedan parecer los planteamientos.

La persistencia de algunas de las cinco ideologías permite agruparlas bajo la etiqueta de "progresistas". No se discute el axioma de que el "progreso" está del lado de las ideologías dominantes y de los Gobiernos que las suscriben. Quien se enfrente a ese "establecimiento" podrá ser tildado con el sambenito de "fascista", sin ningún respeto por la historia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD