Menú

El pancatalanismo como imperialismo

Para el nacionalismo catalán es esencial extender su ejército de maestros independentistas a Cataluña y Valencia.

Antonio Robles
50

A veces, para apreciar lo esencial de las desavenencias sociales es preciso desembarazarse de la tramoya ruidosa que las acompaña. Los cruces envenenados de maestros en huelga y responsables políticos en Baleares podríamos obviarlos para quedarnos con el problema reducido a su máxima simplicidad: unos, los maestros en huelga, defienden un modelo de inmersión lingüística solo en catalán, y otros, el Gobierno del PP de Baleares, responsable del decreto de trilinguismo, prefieren un modelo donde catalán, castellano e inglés sean lenguas vehiculares a partes iguales (un 30% cada una), con reparto equitativo de las asignaturas troncales y el resto de áreas del conocimiento. El 10% restante, para una lengua más.

Creo que el problema se reduce a qué es preferible. Por de pronto, en Cataluña Artur Mas o Josep Montilla, por poner los dos últimos presidentes de la Generalidad, eligieron un modelo trilingüe para sus hijos e impusieron e imponen la inmersión lingüística únicamente en catalán al resto de la población. Saquen sus conclusiones. Las Baleares son un cielo y un mar sembrados de almendros que han de vivir del turismo. Los idiomas son esenciales. ¿Cómo no aprenderlos desde la escuela? Y sin embargo…

Y, sin embargo, una guerra ideológica idéntica a la que sostiene el catalanismo en Cataluña ha convertido la solución en un problema, la escuela en un campo de adoctrinamiento y la huelga en el instrumento para envenenar de pancatalanismo la sociedad balear. No es de hoy el intento, ERC lleva en ello desde siempre. Para los independentistas catalanes, Baleares y Valencia forman parte del invento denominado Països Catalans. Òmnium Cultural ha invertido lo que no hay en los escritos. El Gobierno de la Generalidad de Cataluña paga. Como subvenciona a Eliseu Climent en Valencia. Una morterada de millones desde los años ochenta. Ahora se ha sumado la CUP, la versión batasuna del País Vasco en Cataluña. Ya ha anunciado que donará la recaudación del concierto de sus 10 años de existencia a los maestros en huelga. Quieren ocupar la escuela con maestros pancatalanistas. Si alguien duda de que ese intento de lograr en Baleares lo mismo que han conseguido en Cataluña es una exageración infundada, que ate cabos y deduzca si los datos no le son suficientes. No movieron un dedo contra el anterior Gobierno nacionalista, de coalición de izquierdas, ni tampoco contra el Gobierno actual de derechas del Sr. Bauzá, cuando recortaron los presupuestos en educación, redujeron el número de profesores, eliminaron becas de comedor o se quedaron con la paga extra de los maestros, desde 2010. Por lo que parece, la calidad de la enseñanza no estuvo en peligro hasta que el Gobierno del PP propuso en este 2013 la libre elección de lengua y el modelo trilingüe de enseñanza. Entonces sí, a partir de ese momento la calidad de la enseñanza se puso en peligro porque se democratizaba el derecho de los padres a poder educar a sus hijos en tres idiomas en lugar de hacerlo solo en catalán. La mayor prueba la tienen en el seguimiento casi obsesivo que se hace de la huelga en los medios de comunicación públicos y nacionalistas de Cataluña. En una comunidad donde sus medios jamás se acuerdan de otras regiones de España, a la marea verde la miman, la jalean, conciertan debates y dan entrevistas a sus líderes. Solo desde el punto de vista de los huelguistas adobados de nacionalismo.

Los tiempos cambian, pero los modelos imperialistas perduran: para el nacionalismo catalán es esencial extender su ejército de maestros independentistas a Cataluña y Valencia, el espacio vital del pancatalanismo. La disculpa es la cultura y la lengua catalanas, el objetivo son los Països Catalans, el mismo esquema mental e idéntica justificación del pangermanismo con el espacio vital nacionalsocialista. En estos primaban los recursos vitales para dar de comer a una población alemana en crecimiento. En los dos, idéntica disculpa formal para expandirse más allá de sus fronteras. Porque... ¿cómo se puede sostener sin ser un canalla que estudiar solo en catalán es un bien y hacerlo a partes iguales con el castellano, más el inglés, es un abuso?

Ayer, el TC dio una sentencia histórica, un paso gigantesco para restablecer la igualdad en derechos y deberes entre todos los españoles. El catalán deja de ser un requisito para ser un mérito. Hasta ayer, en Cataluña, País Vasco, Baleares, Valencia y Galicia la lengua la utilizaban como frontera laboral para cerrar estos territorios a todo español que no tuviese la titulación de catalán, vascuence o gallego y quisiese acceder a un puesto en la Administración, mientras los ciudadanos de estas comunidades lo podían hacer con libertad en el resto de España. A partir de esta sentencia, ya no se lo podrán impedir. Además, refuerza las sentencias del TS de 2010 que impusieron catalán y castellano como lenguas vehiculares en la escuela sin que ninguna de ellas pueda ser exclusiva ni excluyente.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco