Menú

Liga

Daniel Blanco

Es complicado analizar una temporada de locos

Xavi se empieza a diluir pero no por los puntos conseguidos sino por sensaciones que ya no deja el equipo, muerto físicamente.

Xavi se empieza a diluir pero no por los puntos conseguidos sino por sensaciones que ya no deja el equipo, muerto físicamente.
Los jugadores del Barça se lamentan tras la derrota ante el Rayo Vallecano. | EFE

Está el Barcelona en ese periodo de tiempo en el que todo es imprevisible. Nada se planea y, si se hace, será peor porque las cosas tienden a no salir. Ese periodo en el que, incluso, un resultado positivo te deja algo de sensaciones raras. La victoria en Anoeta del pasado jueves, por ejemplo, fue un mero ejercicio de supervivencia. Se ganó pero se dejaron entrever conclusiones que no dejaron satisfecho a nadie. Ahora, cuando te toca perder la cosa ya se multiplica. El enfado y la frustración crece entre los aficionados. Ya van tres derrotas como local seguidas y las secuelas en este club son un auténtico drama.

Así está este equipo que no acaba de comprender la terrible temporada que está realizando. La montaña rusa le llevó a creer que estaba haciendo cosas bien, que en algún momento era así, pero ha quedado de manifiesto que el año 2021/22 es para echarse a temblar. Dos eliminaciones europeas y fuera del título en la jornada 34.

Del partido ante el Rayo de ayer domingo destacar veinte minutos, los finales, cuando el equipo ansiaba el aire para no ofrecer otro bochorno a los suyos. Rompió todos los esquemas tácticos Xavi en la última parte del partido para atacar con todo. Mereció el empate, quizá, pero la conclusión no debe ser esa. Debe ser que en este sinsentido de temporada todo esto no vale para que los sufridores aficionados saquen conclusiones positivas.

Se está diluyendo el efecto Xavi en un punto concreto. Si bien es cierto que el equipo ha mejorado en Liga con la llegada del técnico, no es menos verdad que lo ha hecho con fichajes de los que no dispuso Koeman y, sobre todo, se está viniendo abajo algo que con Xavi no se negociaba. Hace algunas semanas que el Barcelona no sale a los partidos con la concentración que debería. Ya son muchas las lagunas que ha tenido este equipo. La eliminatoria entera con el Eintracht y con el Galatasaray, el partido de Valencia ante el Levante, Cádiz, Rayo. Al equipo le marcan primero y reacciona muy lento si es que lo hace.

Será cuestión de empezar a juzgar bien al técnico cuando comience una temporada entera, desde el principio y eso ocurrirá el año que viene. Hasta el momento se han visto cosas buenas, de estilo, de táctica, de combinación jugando. Pero se han visto otras que no lo son tanto y que dejan lugar a la duda.

Y una de las grandes noticias que dejó este equipo fue la goleada en el Bernabéu. Pero no sabemos hasta qué punto fue contraproducente. Fue una victoria ante el eterno rival, sí. Pero fue un triunfo algo mentiroso, con cierta apatía del rival, con bajas y con un galimatías táctico de su técnico que no se ha vuelto a ver. Fue un triunfo balsámico pero tramposo, de los que te hacen creer que estás mejor de lo que realmente estás. Ganas más por demérito del rival que por tus propias virtudes. Y eso, en fútbol, se nota.

Esta temporada será mala pase lo que pase pero el análisis empeorará si el equipo no se clasifica para Champions. Lo tiene en la mano pero el pase ya tendría que estar materializado. Seis puntos sobre el Betis con quince por jugar pero tienes que rendir una visita que será incómoda al recinto verdiblanco. Queda muy lejos el ver cómo el Barcelona se complica esto pero se han visto tantas cosas en el mundo del fútbol que ya nadie puede firmar nada con fuego. Y menos viendo el vaivén de año que llevan estos chicos. De locos.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador