Menú

Claro que el país puede esperar

El acuerdo con el PSOE era en general malo para España, y el acuerdo con el PP es en general malo para España.

Daniel Rodríguez Herrera
0

Después de tener que acudir a los colegios electorales seis meses después, el mensaje más repetido, al menos públicamente, por la mayoría de nuestros políticos y tertulianos es que hay que evitar a los españoles un tercer paso por las urnas. "España necesita un Gobierno", repiten quienes viven principalmente de que en España haya un Gobierno. "No podemos esperar", insisten. Pero ¿es cierto que no podamos esperar?

Bélgica se tiró año y medio con un Gobierno en funciones y no le fue tan mal. Le fue mejor, de hecho, que a la propia España durante ese periodo en el que vivimos el traspaso de poderes de Zapatero a Rajoy. Creció por encima de la Eurozona, y siendo, como somos nosotros, una monarquía parlamentaria, se siguieron tomando decisiones en el Parlamento, que ejecutaba el Gobierno en funciones. Tuvieron una ventaja sobre un Gobierno electo con mayoría parlamentaria: durante año y medio no metieron palos en las ruedas al sector privado ni incordiaron demasiado a nadie. Porque no hacer nada es muchas veces mejor que hacer algo mal.

Que el acuerdo entre PP y Ciudadanos se solape en dos tercios con el acuerdo de hace unos meses entre PSOE y Ciudadanos sólo puede llevarnos a dos conclusiones, no necesariamente excluyentes. Puede ser que Ciudadanos haya tenido mucho éxito y, siendo con mucho el partido minoritario, ha logrado meter ese porcentaje de medidas propias en ambos acuerdos, en parte gracias a que ni PP ni PSOE tenían ni tienen mucho miedo a tener que cumplirlas luego. Pero posiblemente lo que ha sucedido es que que al final no dejan de ser tres pequeñas escisiones del Partido Único Socialdemócrata, al que también Podemos dice pertenecer, aunque no convenza a nadie que sepa algo de lo que ha pasado en Grecia y Venezuela. Ni en materia económica ni en materia social o cultural es fácil diferenciar entre las propuestas de uno y otro. ¿Ustedes son capaces de distinguir entre las salvajadas de Zapatero y la totalitaria ley madrileña de imposición de la ideología de género? Pues enhorabuena: yo no.

El acuerdo con el PSOE era en general malo para España, y el acuerdo con el PP es en general malo para España. Sin duda, un posible Gobierno de PSOE, Podemos, Izquierda Unida y los innumerables partidos nacionalistas necesarios para llegar a la mayoría sería mucho peor. Pero no parece que el hecho de tener que esperar otros seis meses, u otro año, a la formación de un nuevo Gobierno vaya a suponer ningún descalabro. El Estado podrá funcionar durante ese tiempo con unos pocos acuerdos en el Parlamento, entre ellos el de la ley electoral para no tener que votar en Navidad, y no pasaría gran cosa. De hecho, las cifras indican que está pasando aquí lo mismo que sucedió en Bélgica.

En realidad, lo que quieren decir cuando afirman que "España necesita un Gobierno" es que no quieren que los ciudadanos les culpen a ellos cuando acudan cabreados a las urnas por tener que afrontar la molestia de votar otra vez o, peor, cuando decidan no hacerlo. Quien sabe si alguno incluso ve la luz y empieza a entender que la principal función del político es molestar y poner trabas al ciudadano, y que es mejor que gobiernen lo menos posible. Pero si hacer algo es peor que no hacer nada, mejor seguir de Bartleby.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation