Menú

Trump, Clinton y todo lo demás

Nuevas elecciones en Estados Unidos y, de nuevo, el pánico llega a Europa. El candidato republicano vuelve a ser Hitler, como cada cuatro años.

Daniel Rodríguez Herrera
0
Donald Trump | EFE

Nuevas elecciones en Estados Unidos y, de nuevo, el pánico llega a Europa. El candidato republicano vuelve a ser Hitler, como cada cuatro años, y desde el tercer y último debate la diferencia no ha hecho más que estrecharse. La tendencia ya empezaba a mostrarse antes de que el FBI reabriera la investigación sobre Hillary y su uso de un servidor casero para comunicaciones clasificadas, así que es posible que el cierre de la misma anunciado este domingo, que por llegar tan tarde difícilmente se verá reflejado en los datos, tampoco sea tan importante.

Según el agregador de encuestas estado a estado de Real Clear Politics, ganaría Clinton, sí, pero si los dos estados (Florida y New Hampshire) y el distrito (Maine) con los márgenes más estrechos, por debajo del uno por ciento, cambian de bando, se produciría un empate a 269, lo que llevaría la decisión a la Cámara de Representantes, donde se espera una mayoría republicana, que no una necesariamente favorable a Trump. Sería lo más parecido que podrían tener los americanos a este añico que nos hemos tirado nosotros con Gobierno en funciones. Para sacar las palomitas.

Lo cierto es que tampoco hay que fiarse demasiado de las encuestas este año. Hay un elemento nuevo: se espera que los habitualmente renuentes hispanos voten en mayor porcentaje en esta ocasión. Y como suele suceder cuando hay un elemento nuevo, las diferencias son brutales entre las empresas demoscópicas a la hora de meter en sus modelos esa variable. Además, el auge de los agregadores de encuestas y de los modelos creados sobre ellas como forma de informarse del estado de las elecciones ha llevado a que los medios encarguen menos, porque les cuestan un dinero que ahora les es más difícil de rentabilizar. Pero, claro, esas encuestas son a su vez la base sobre la que trabajan los agregadores y gurús como Nate Silver, que pierden así fiabilidad.

En cualquier caso, cualquier resultado que no sea una victoria hasta cómoda de Hillary sería una sorpresa. Eso no impide el show que todos los años muestran los corresponsales de los medios españoles en su labor de reciclado de lo peor de las noticias de los grandes medios norteamericanos. Se preocupan por la posibilidad de que el racista KKK intimide a los votantes, pero nunca han informado de los casos que sí han existido con los racistas Panteras Negras. Pintan un cuadro en el que los votantes de Trump acumulan todos los defectos del mundo, sin explicarse cómo puede ser que cerca de la mitad del país sea tan horrible y aún así sea la nación más rica y poderosa del mundo. En fin, caricaturas de las caricaturas que ya dibujan los medios de ambas costas de EEUU. No es que Trump no sea un personaje lamentable, que lo es. Pero Hillary, que de ganar sería la primera presidenta que llega al cargo con una investigación abierta del FBI por corrupción, no es tampoco un angelito. Son estas unas elecciones en las que se opta entre lo malo y lo peor.

Pero no son los únicos comicios de la noche, aunque es probable que sean los únicos sobre los que se informe aquí. La Cámara de Representantes se renueva por completo, como cada dos años, y será casi con seguridad republicana. El mayor interés de la noche electoral, por tanto, se centrará en el Senado. Se renueva un tercio, y pasará de tener una mayoría republicana de 54-46 a una situación de empate –lo que daría el voto decisivo al vicepresidente– o de mínima ventaja republicana. Los legisladores republicanos se han mostrado incapaces de hacer gran cosa con su mayoría estos últimos años, pero podrían limitar el daño que hiciera Clinton de ser elegida. Si saliera Trump, probablemente daría lo mismo quién tuviera la mayoría en las Cámaras, porque se le opondrían en casi todo. Y los medios. Y casi el planeta entero. Que es justo la baza que está jugando el millonario.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation