Menú
David Vinuesa

No me habléis de resistir. Es mi Atleti de Madrid

El equipo de Simeone logra su segunda Liga con el Cholo y vuelve a ser el mejor de España tras una remontada épica en Valladolid.

David Vinuesa
0
El equipo de Simeone logra su segunda Liga con el Cholo y vuelve a ser el mejor de España tras una remontada épica en Valladolid.
Atlético de Madrid, campeón de Liga. | Atlético de Madrid

"No me habléis de resistir. Es mi Atleti de Madrid. No me vengan con lamentos. Hablo de sobrevivir. Y seguir coronando montañas. Y seguir conquistando escaleras. En el tiempo de descuento, regateando al porvenir. Y ganar, y ganar, y ganar. Y ganar, y volver a ganar. Partido a partido. Partido a partido"

Espero que me permitan empezar esta humilde columna con el estribillo de la canción que dos rojiblancos de cuna como Joaquín Sabina y Leiva le han dedicado recientemente al Atlético de Madrid. Es el estribillo de su canción "Partido a Partido", una melodía que he podido escuchar este año por megafonía en la previa de los partidos desde la tribuna de prensa de un Wanda Metropolitano vacío y melancólico que ha echado mucho de menos a su gente, a su afición. Este estribillo define perfectamente lo que ha sido la temporada del Atlético. Han resistido. Ha sido su Atleti de Madrid. Han esquivado lamentos. Han sobrevivido. Han coronado la montaña de esta Liga. Han conquistado la escalera del título. Han regateado al porvenir y han ganado una y otra vez. ¿Cómo? Como debe ser, partido a partido.

Este es el Atlético de Madrid de Simeone. De Don Diego Pablo Simeone. El que nunca deja de creer. Al que no pueden entender desde fuera del Atlético, pero al que entienden con una sola mirada los seguidores rojiblancos. Este año, más que nunca, se ha llevado palos de todos los colores y ojo, el listón de críticas y odios estaba ya altísimo. Pero este año se ha superado esa ‘altura’ de ‘haterismo’ para, durante meses, intentar asustar, incomodar y acongojar al Atlético. La táctica del patio del cole, como la llamo yo. Y claro, como esto no es el patio del colegio ni una guardería, no ha servido.

Ayer en Valladolid, justo después de ser campeón, Simeone dijo "solo me sale reír y no sé por qué". Sí lo sabes Cholo. Sí lo sabéis atléticos. Os reís a carcajada limpia porque sois campeones de Liga siendo líderes desde la jornada 9 y lo mejor de todo es que ninguna trampa ha podido con vosotros. Primero fue el "ya han ganado la Liga" en diciembre. Después, cuando nadie en el Atlético había dicho ni una sola palabra sobre Neptuno, se inició el "ya se veían campeones y ahora la pueden perder" y el remate llegó en las últimas jornadas diciendo que era imposible que aguantaran la presión.

¿En serio le dijeron durante semanas a un equipo que había ganado 9 de sus 10 primeras ligas en la última jornada que no iba a aguantar la presión? ¿De verdad? Sí, se lo dijeron. Pero repito, no ha servido absolutamente de nada. Bueno sí, ha servido para que el sabor de la victoria final sea aún más dulce para los aficionados rojiblancos. Le querían amargar la comida y sorpresa, al final le han puesto sin querer más azucar a la tarta del campeón. 'Bon appétit’ colchoneros, porque habéis aguantado desde la jornada 9 como líderes. 29 jornadas en total en lo más alto de la tabla. Da igual cómo ganes la Liga si la ganas. Dentro de unos años nadie se acordará de los puntos de ventaja que tenía el Atlético en diciembre y que acabó perdiendo por el camino, sin embargo, sí se acordarán de lo valiente que fue el conjunto rojiblanco cuando más lo necesitaba. Quitando el terrorífico temblor de piernas en Valladolid hasta el gol de Correa, Simeone mandó a sus tropas fuera de cualquier cueva ante Barcelona, Real Sociedad y Osasuna, es decir, en el momento de más tensión. Cuando era vivir o morir. Puerta grande o enfermería. Eso sí se recordará, señoras y señores. Eso sí.

Por último quiero hablar de jugadores, de nombres propios y me quedo con seis: Oblak, Savic, Koke, Luis Suárez, Correa y Marcos Llorente. Me dejo muchos, lo sé. Me dejo a Carrasco a Hermoso o a Trippier, por ejemplo. Lo sé. Pero escojo esos seis porque para mí han sido los mejores. El Atlético ha tenido a un Santo, Oblak. Ha contado con un capitán de leyenda, Koke. Ha atemorizado delanteros rivales con un gigante, Savic. Ha latido al ritmo del corazón lleno de cicatrices de un 10, Correa. Ha galopado a lomos de un córcel de melena rubia, Marcos Llorente. Y por último ha puesto un lazo de 21 goles al recibir a un asesino regalado, Luis Suárez. Un santo, un capitán, un gigante, un corazón, un córcel y un killer. ¿Resultado? La undécima Liga.

Disfruten hinchas rojiblancos porque hoy solo hay un campeón y ese es un tal Atlético de Madrid al que solo pueden entender los que sienten sus colores.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia