Menú

Cataluña: el golpe sigue adelante

En Cataluña, el golpe sigue adelante. A la vista de todos. No hay excusa para la inacción. No ponerle freno haría del Gobierno central cómplice necesario de esta formidable traición.

EDITORIAL
18

Tal y como ha informado Pablo Planas en estas mismas páginas, el Gobierno de Artur Mas podría servirse de los datos que recopila el Instituto de Estadística de Cataluña para que funjan como censo en el tan anunciado como ilegal referéndum secesionista que el nacionalismo catalán pretende perpetrar el próximo 9 de noviembre. En dicha consulta, por cierto, podrían votar adolescentes mayores de 16 años e inmigrantes con arraigo, algo que hace unos años a mucha gente sólo le parecería posible en la Argentina de los Kirchner o algún otro país devastado por el populismo de la peor calaña.

"El plan de Mas es ajeno a cualquier circunstancia política, sea la abdicación, la crisis en su propia coalición o las presiones empresariales para que el presidente de la Generalidad acceda a negociar como mínimo un aplazamiento", advierte Planas. En efecto, el insensato mandatario regional está mostrando una firme determinación de seguir adelante con su liberticida rebelión; una firmeza suicida que está causando un daño tremendo a Cataluña y a España, sobre todo porque quien pudiera y debiera no está haciendo nada por ponerla a prueba y, definitivamente, quebrantarla.

El Gobierno de Mariano Rajoy Brey no puede seguir haciendo como si este desafío a la Nación y al Estado de Derecho no fuera con él. No puede seguir consintiendo esta demolición del sistema desde el interior del propio sistema. No puede, en definitiva, ser colaborador necesario, por omisión, de este brutal atentado contra nuestro régimen de libertades.

En Cataluña, el golpe sigue adelante. A la vista de todos. No hay excusa para la inacción. No ponerle freno haría del Gobierno central cómplice necesario de esta formidable traición.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios