Menú

Caza a C's: las turbas chavistas entran en campaña

Lo grave es que un movimiento que debería tener un carácter marginal haya adquirido en España la preponderancia que tiene Podemos.

11

Espoleados por el discurso agresivo de su exlíder, en el más puro estilo del chavismo cuando trata de amedrentar a sus rivales políticos, los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca han atacado la sede barcelonesa de Ciudadanos, el partido contra el que los líderes de ultraizquierda se manifiestan últimamente con mayor virulencia. El local que la formación Rivera tiene en Hospitalet también ha sufrido las consecuencias de estos escraches, y su fachada ha aparecido pintada con todo tipo de insultos y mensajes ofensivos.

Ada Colau había participado el día anterior en un mitin de Podemos en el que lanzó amenazas nada veladas contra el líder de Ciudadanos por no asumir las reivindicaciones de la plataforma antidesahucios, y aconsejó varias veces a Albert Rivera, en medio de gritos histéricos, que se lavara la boca y dejara de estar al servicio "de los bancos y de las empresas del IBEX". Pocas horas después, sus compañeros de algaradas callejeras han actuado en consecuencia y ni siquiera el hecho de estar en campaña electoral les ha impelido a actuar con el civismo que se exige a cualquier organización social en un sistema democrático.

Las acciones violentas de la PAH se producen no contra su exdirigente, que ha incumplido sus promesas más señeras y convertido el Consistorio barcelonés en un albañal de nepotismo, sino contra el partido político que disputa a Podemos el voto descontento de amplias capas de la sociedad.

Los dirigentes de Podemos acreditan una trayectoria sobradamente conocida como esbirros de los peores regímenes. Su colaboración con el chavismo pone de manifiesto la falta de escrúpulos de estos indeseables, dispuestos a asaltar la democracia española a poco que tengan ocasión. Pero lo preocupante no es la existencia de grupúsculos totalitarios y su tradicional cohorte de partidarios de la violencia callejera contra el disidente político. Lo verdaderamente grave es que un movimiento antidemocrático, que tendría un carácter marginal en cualquier sociedad desarrollada, haya adquirido en España la preponderancia política que tiene Podemos.

El resentimiento social y la promesa de financiar a los sectores improductivos con la riqueza ajena están llevando a que una quinta parte de los electores, según la mayoría de las encuestas, esté dispuesto a entregar su voto a este paradigma del socialismo tercermundista. El que esto se esté produciendo en un país europeo, con una de las principales economías del mundo, demuestra la tremenda inmadurez de parte de la sociedad española, que prefiere cerrar los ojos a la experiencia contrastada de otros países en los que se han puesto en marcha las recetas propugnan Iglesias y los grupos que le apoyan, algunos de los cuales pusieron ayer de manifiesto ante las sedes de Ciudadanos su particular interpretación de la democracia.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Crece la alarma ante los planes de Sánchez e Iglesias para asaltar al Estado: se prepara un "autogolpe"
    2. El mayor sindicato policial se querella contra el número dos de Marlaska, Simón, Franco y otros altos cargos
    3. La historia de la familia española que tenía la mayor empresa de ron de Cuba y el día que Fidel se la robó
    4. La tensión entre Girauta y Cs se desborda tras atacar Ussía a Arrimadas
    5. La llave judicial del caso Marlaska la guardan su número 2 en Interior y la directora general de la Guardia Civil
    0
    comentarios

    Servicios