Menú
EDITORIAL

Urge arropar al Rey del "No estáis solos"

La institución monárquica ha sido puesta en la diana ya no por las fuerzas separatistas sino por quienes se disponen a compartir el Gobierno con el PSOE.

EDITORIAL
0

La Pascua Militar, una de las fechas más significativas en el ámbito castrense, ha estado este año mediatizada por la investidura del siempre inoportuno Pedro Sánchez, que no parece perder ocasión para incordiar o desairar a Felipe VI.

Sobre la Pascua de este domingo ha sobrevolado la negra sombra de la segunda jornada de la sesión de investidura del felón Sánchez, cuyos despreciables aliados arremetieron contra el orden constitucional y contra el Jefe del Estado con indignante impunidad por culpa de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, obsecuente lacaya de Sánchez que se negó a cumplir con su deber de imponer el respeto debido al Rey y a las instituciones. Por descontado, Sánchez tampoco hizo nada, no fuera a molestar a los golpistas y proterroristas que de nuevo le van a empotrar en la Moncloa.

En unas circunstancias dramáticamente anómalas, con un Gobierno en ciernes copado por socialistas y comunistas y sostenido por partidos abiertamente antiespañoles, Don Felipe enfatizó el compromiso de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil con la Nación y su fructífera relación con "una sociedad moderna, capaz y solidaria" que sabe "reconocer y agradecer" la "lealtad" y "constante y generosa entrega" de sus uniformados.

Las palabras del Monarca difícilmente podrían ser más oportunas en unos momentos especialmente sensibles para el devenir de España, cuya unidad y permanencia simboliza la institución monárquica, que por esa precisa razón ha sido puesta en la diana ya no por las fuerzas separatistas sino por quienes se disponen a compartir el Gobierno con un PSOE que está demostrando ser igual de nefasto que su capo Sánchez.

Ahora más que nunca, urge no dejar desamparado al Rey del "No estáis solos" en la defensa del orden constitucional y de la mera supervivencia de la Nación, que previsiblemente va a recibir desafíos formidables desde al menos dos de los tres Poderes del Estado: el Legislativo y el Ejecutivo del traidor Pedro Sánchez Castejón.

En España

    0
    comentarios

    Servicios