Menú
CHILE

El Día del Cerebro Lavado

Estoy propiciando la efeméride del "Día del Cerebro Lavado": sería representativa como ninguna del carácter nacional chileno. Nuestros cerebros están tan lavados que hasta se celebra el Día del Joven Combatiente en conmemoración de la muerte de dos miembros de una asociación ilícita terrorista, el MIR. Debemos de ser el único país del mundo, junto con Irán, que permite homenajear al terrorismo.

0
Por si fuera poco, se falsifican los hechos del día de autos, el 29 de marzo de 1985. Todo empezó cuando dos miristas, los hermanos Vergara Toledo, tras ser conminados a identificarse por la dotación de un furgón de carabineros, dispararon contra uno de los integrantes de la misma, el cabo Marcelo Muñoz Cifuentes, hiriéndolo en el tórax y en una pierna. Acto seguido se desató un tiroteo entre otros carabineros y los miristas, en el curso del cual murieron éstos.
 
Ni las televisiones ni los diarios del pasado día 29 mencionaron el baleo no provocado de que fue víctima el cabo Muñoz. Se trata de un baleo cuidadosamente lavado de la memoria oficial, a fin de cargar un "asesinato" al Gobierno militar. Por supuesto, ya hay un juez políticamente correcto dando pasos para condenar a los carabineros, cabo Muñoz incluido. Y después, que pague Moya.
 
La izquierda confía en que la memoria colectiva esté ya casi por completo extinguida. El noticiero del Canal 13 creyó que podía impunemente excluir del recuento de la visita papal de 1987, en su aniversario, tanto la imagen de Su Santidad y el presidente Pinochet en un balcón de La Moneda ante una multitud que los vitoreaba como los incidentes contra el Pontífice provocados por "combatientes" de izquierda en el Parque O'Higgins. No obstante, parece que a las autoridades del canal les dio vergüenza, y al día siguiente repitieron el recuento pero incluyendo ambos episodios.
 
Por supuesto, Juan Pablo II, oriundo de un país esclavizado por los comunistas, sabía de qué había librado a Chile la Junta, y apreciaba sus méritos. Por otra parte, su amigo personal, el padre Bruno Rychlovski, residente acá y partidario del Gobierno militar, lo mantenía bien informado de la verdad, tan alterada en el extranjero.
 
Las víctimas del comunismo aprecian mejor que los chilenos nuestra deuda con la Junta. Un ruso me enrostró una vez que yo siquiera mencionara los algo más de 2.000 caídos en los 17 años de Gobierno militar, cifra para él insignificante frente al sufrimiento evitado. Por eso, Sor Teresa de Calcuta, nacida en Albania, otra nación víctima del comunismo, cuando vino en los años 80 no vaciló en desoír los consejos políticamente correctos de que no llevara a cabo actividades junto a la señora Lucía Hiriart de Pinochet y la acompañó entusiastamente, siendo muy explícita a la hora de explicar por qué lo hacía.
 
Pero los chilenos de hoy comulgan con ruedas de carreta. Leyendo La persecución final a Pinochet, del nieto del general, Rodrigo García, saboreé el insólito episodio en que un juez concertacionista, el Consejo de Defensa del Estado y un periodista de izquierda lo envolvieron de consuno en el caso Corfo-Inverlink, un escándalo netamente izquierdista. Pues la firma, en la que se desempeñaba como director un ex ministro de Frei, sustrajo 100 millones de dólares a la entidad dirigida por el yerno de Lagos. Como el nieto de Pinochet era analista junior de créditos en un banco de Miami donde operaba Inverlink, el juez, el CDE y el periodista se agarraron a eso para enlodar en innumerables páginas de diarios a los Pinochet.
 
Sí. Nos merecemos un Día del Cerebro Lavado, sobre todo ahora que el pueblo, cansado y mal dormido a causa del plan socialista Transantiago, está perdiendo la facultad –que nunca ha tenido muy desarrollada– de recordar y pensar por su cuenta.
 
 
© AIPE

HERMÓGENES PÉREZ DE ARCE, analista político chileno.

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation