Menú

Exteriores 10 de Diciembre de 2007

ESTADOS UNIDOS

La CIA como arma de destrucción masiva

Rafael L. Bardají
Un amigo mío de Washington suele decir que sobre el mundo occidental pesan tres amenazas existenciales: Ben Laden, el Departamento de Estado y la CIA. Y que no está claro el orden. Pues bien: con la elaboración y publicación parcial de la Nueva Estimación de Inteligencia (NIE), la CIA, el verdadero motor de la comunidad de inteligencia americana, ha ganado muchos puntos para encaramarse al cajón más alto de ese podio tan particular.
LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA

Decisiones populares

Horacio Vázquez-Rial
La historia no registra casos de dictadores que hayan abandonado el poder por las buenas: iría contra su propia naturaleza, más próxima a la del escorpión que a la de cualquier otro bicho. Tampoco, y es muy importante recordarlo, registra casos de dictadores que hayan llegado a serlo sin respaldo popular, por acción o por omisión. Cuando hay resistencia, llegan por la vía de la guerra civil.
IBEROAMÉRICA

De la OEA y demás tinglados inútiles

Álvaro Bardón
No ha habido una sola reunión oficial iberoamericana o latinoamericana que haya servido para algo, a pesar de lo frecuentes, y rimbombantes, que son, y de lo que nos cuestan. Deberían clausurarlas para siempre, y devolvernos la plata, el caviar, los aviones, los autos y los viáticos.
LATINOBARÓMETRO 2007

Qué quieren los latinoamericanos

Samuel Gregg
Hugo Chávez, Rafael Correa y Evo Morales nacionalizan industrias, imponen innumerables regulaciones y socavan la independencia de los Bancos Centrales de sus respectivos países porque, dicen, el latinoamericano común y corriente ansía vivir bajo el socialismo del siglo XXI. Según estos tres presidentes izquierdistas, América Latina rechaza la economía libre y defiende el colectivismo.
IBEROAMÉRICA

Venezuela dijo no al socialismo

Carlos Sabino
Hugo Chávez.
Según los datos del Consejo Nacional Electoral, el 51,1% de los votantes dijo no a la reforma constitucional promovida por Hugo Chávez. Nueve horas después del cierre de las urnas, cuando aceptó por fin que no tenía la mayoría, el caudillo dijo que el de la oposición había sido un "resultado pírrico". La referida reforma, que hubiera conducido a Venezuela a un modelo autoritario similar al de los países comunistas, ha quedado arrumbada. "Por ahora", como se encargó de destacar el presidente.