Menú

Historia 9 de Febrero de 2011

LIBERACIÓN DE ORIOL Y VILLAESCUSA

Cuando el Gobierno no negociaba con terroristas

Pedro Fernández Barbadillo
El 11 de febrero de 1976, hace 35 años, la Policía rescató al ex ministro Antonio Oriol, presidente del Consejo de Estado, y al teniente general Emilio Villaescusa, presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar, previamente secuestrados por el Grapo. Fue una de las amenazas terroristas más graves a la transición recién comenzada, pero el Gobierno de entonces, en vez de negociar o pagar un rescate, se mantuvo firme.
IRÁN

¿Por qué cayó el Sha?

Fernando Díaz Villanueva
A finales de los años 70, Mohamed Reza Pahlevi, sha de Persia por la gracia de Alá y el bueno ojo de su augusto padre, que había dado un golpe de mano en 1925, era el musulmán más admirado de Occidente. Elegante en el vestir, de aspecto afable, peinado con raya y con cierto aire de burócrata de la ONU gracias a unas gafas de baquelita negra que lo hacían parecer inofensivo, Pahlevi era el ejemplo para Oriente Medio.
SIGLO XX

La rebelión juvenil de los años 60

Pío Moa
Hablando con Stanley Payne, surgió la cuestión de la extendida rebelión juvenil de los años 60, descrita muchas veces pero analizada pocas. Por cierto, siempre existe una oscura rebeldía juvenil, debida, creo yo, al contraste de las energías y aspiraciones (mezcladas con la inexperiencia) propias de la edad con las normas sociales, que en principio buscan encauzarlas e incluso reprimen algunas, para mal o para bien.
LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA

Cómo se construye la historia

Horacio Vázquez-Rial
María Elena Walsh.
Cito de memoria a María Elena Walsh, que ha muerto hace poco, para decir que la historia se construye como los poemas y como los nidos, con plumas caídas, ramitas, basuritas ofrecidas por el tiempo, la incuria municipal y el olvido de la mayoría: cosas que se van juntando para hacer un relato.
SEMBLANZAS DE FILÓSOFOS

Platón

Agapito Maestre y Javier Campos
Platón.
Dos cuestiones nos parecen esenciales para leer a Platón hoy. En primer lugar, es menester dar una pincelada histórica para saber que también él trataba de dar respuestas a los problemas de su época. Tomaremos su Carta VII para hacernos cargo de ese asunto. La segunda cuestión se refiere a la construcción platónica del personaje Sócrates, que sigue siendo el santo laico de toda la historia de la filosofía.