Menú

Ideas

LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA

La muerte de ahora

Horacio Vázquez-Rial
Aludo en el título a una frase de Juan Carlos Onetti: "Dice mi mujer de ahora...". Y es que la muerte va cambiando, como las relaciones en la vida de una persona. Cierto que siempre hubo muertes distintas, que no es lo mismo una muerte cristiana que otra, digamos, socialista; que tampoco es lo mismo yacer en tierra consagrada que ser ceniza y nada.
'CLIMATISMO' Y HEREJÍA

La Hora del Planeta y los nuevos mitos

Luis I. Gómez
Decía Mark Twain en Letters from the Earth: "El hombre es un animal religioso. El hombre es el único animal religioso. Es el único animal que tiene la Verdadera Religión –varias de ellas. Es el único animal que ama a su prójimo como a sí mismo y lo degüella si su teología no es la correcta".
ORIOL BOHIGAS Y EL ATENEÍSMO DE CAMPANARIO

El frente de senectudes

José María Albert de Paco
"La opinión de los socios y el compromiso de servicio hacia ellos son principios irrenunciables". Con estas palabras, el presidente del Ateneo Barcelonés, Oriol Bohigas, prohibió la conmemoración en el aula magna de la entidad del trigésimo aniversario del Manifiesto de los 2.300. La asociación promotora, Impulso Ciudadano, hubo de trasladar el acto al centro, éste sí cívico, Fort Pienc.
LO PÚBLICO, MAL MODELO

Los 40 millones de jefes de Ana Pastor

Domingo Soriano
Ana Pastor y Mahmud Ahmadineyad.
No pude seguir en directo la entrevista que hizo Ana Pastor a Mahmud Ahmadineyad, pero, según lo que he podido ver de la misma en internet y lo que me cuentan quienes la vieron completa, la periodista estuvo impecable: preguntó lo que tenía que preguntar, no se dejó avasallar por el tirano iraní e incluso le molestó con cuestiones que pocas veces ha tenido que responder. No me sorprendió, aunque eso no le quita mérito.
ECONOMÍA

Refutación exprés de Keynes

Juan Ramón Rallo
Soy consciente de los riesgos que acarrea reducir el pensamiento de un economista a poco más de cuatro párrafos. En el futuro, y en otro formato, espero redimirme y dedicar algo más de espacio a refutar los delirios teóricos del economista de más nefasto influjo en el siglo XX.