Menú

Ideas 13 de Diciembre de 2011

LA MEMORIA HISTÓRICA DE ZAPATERO

Reflexión final a escasas horas del relevo

Carmen Grimau
Dentro de unos días, el señor Rodríguez Zapatero saldrá del palacio de La Moncloa. Después de ocho años de disparates. De todo tipo. Es difícil valorar cuál de todos ellos ha sido el más dañino. Para mí, sin duda, la Ley de Memoria Histórica del 26 de diciembre de 2007 es uno de los episodios más innecesariamente crueles.
LAS GUERRAS DE TODA LA VIDA

El legado

Horacio Vázquez-Rial
El título no alude al espanto de lo que los socialistas dejan a deber, el sin-pa zapateril, sino a lo que cada uno de nosotros deja tras su paso por este valle de lágrimas. Por lo pronto, por lo que no hemos hecho, debemos 24.000 euros per cápita para la cuenta de 2012.
LIBERTICIDAS

Ernesto Cardenal, místico y sanguinario

Eduardo Goligorsky
En mi artículo "Coquetearon con el enemigo" abordé el hecho escandaloso de que el Ministerio de Cultura postulara como candidatos al premio Cervantes de este año a dos notorios enemigos de la sociedad abierta y democrática: el uruguayo Eduardo Galeano y el nicaragüense Ernesto Cardenal. Y aporté datos sobre la fascinación que el psicópata Ernesto Che Guevara y el totalitarismo castrista ejercían sobre el primero. El segundo, peor aun, integró el aparato represor de la dictadura sandinista.
RESPUESTA A FÉLIX DE AZÚA

Otra izquierda es posible

Santiago Navajas
Félix de Azúa ha publicado un artículo sobre qué queda en España de esa cosa llamada izquierda. Aunque más que un análisis resultó ser un síntoma. Y es que la izquierda está aquejada del síndrome de "la caries franquista".
CUMBRE DEL CLIMA

Durban: historia de un nuevo fracaso

Luis I. Gómez
La denominada Cumbre Mundial sobre Clima COP17, celebrada en la cuidad surafricana de Durban, ya ha pasado, y cada uno interpreta los resultados según sus preferencias. Para los adictos a las tesis de la ONU, siempre quedará el documento final como consuelo y motivo de regocijo. Pero los críticos (los vejados "escépticos") tendrán razón si afirman que no se ha alcanzado acuerdo alguno con un mínimo de contenido que obligue de alguna forma a limitar las emisiones de CO2.