Menú
Juan Pablo Polvorinos

¿Purgas en la Fiscalía?

¿No habría sido más lógico que el PP hubiera colocado a algún fiscal afín partidario de archivar el caso?

Juan Pablo Polvorinos
0

Hay que reconocer que Manuel López Bernal, ex fiscal superior de Murcia, tiene un desarrollado sentido de la oportunidad para aprovechar un momento determinado y lanzar la sombra de la sospecha sobre un Gobierno que, desde luego, merece tenerla encima.

Bernal conoció el miércoles por la noche su relevo al frente de la Fiscalía murciana y unas horas después llamó a la cadena SER para denunciar las "intimidaciones" y la "desprotección" que, dice, sufren quienes se dedican a combatir casos de corrupción en nuestro país. Con frases como "Se persigue en España más a los fiscales que a los corruptos" ha conseguido lo que quería, tener cuota de protagonismo y presentarse como víctima propiciatoria de una operación política.

Es cierto que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, se lo ha quitado encima, en contra del criterio del Consejo Fiscal, que pensaba que Bernal era el más idóneo. También es cierto que la Fiscalía lo releva de su puesto en el punto culminante de la investigación del caso Auditorio y que Bernal pidió la imputación por corrupción del presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, por este asunto. No vamos a negarlo porque todo esto es verdad.

Pero es en esta superficie en la que se han quedado algunos partidos para atribuir al fiscal general del Estado intencionalidad política interpretando que la sustitución de Bernal solo se debe a que perseguía al presidente de esa autonomía, que además es del PP.

Hombre, si estuviéramos ante una maniobra política de semejantes dimensiones y Rajoy hubiera llamado al ministro de Justicia para que este a su vez llamase al fiscal general del Estado para echarle el salvavidas a Pedro Antonio Sánchez, ¿no habría sido más lógico que el PP hubiera colocado a algún fiscal afín partidario de archivar el caso?

Resulta tremendamente llamativo que el sustituto de Bernal elegido por José Manuel Maza sea José Luis Díaz Manzanera, fiscal murciano de Delitos Urbanísticos y Medio Ambiente que, curiosamente, fue el primero que pidió la imputación del presidente de Murcia, al considerar que las investigaciones sobre el caso Auditorio aportaban "indicios delictivos de gran relevancia". Y se da además la curiosa circunstancia de que, cuando le han preguntado, Manzanera ha dicho que es muy probable que cuando asuma su cargo deje el caso Auditorio y se lo derive a Bernal porque se lo conoce perfectamente.

Se ha lanzado algún diputado del PSOE mal informado a hablar de purga alegando que se ha cambiado a más de 30 fiscales. En realidad, han sido cinco cambios los que se han hecho en 35 puestos. Y podemos añadir que entre los relevados está el ya exfiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, que cumplió su mandato en junio, y el de Anticorrupción, Antonio Salinas, que se jubiló en octubre… Estaban descontados estos cambios.

José Manuel Maza ha hecho cambios como los hizo en su momento Cándido Conde Pumpido, soliviantando por cierto a los fiscales conservadores, que entonces, y hablamos del año 2006, también hablaron de purga.

Miren, que muchas veces los políticos utilizan a la Fiscalía para introducir su criterio e influir en casos de corrupción parece un hecho más que constatable. Ahora bien, conviene recordar también que la Fiscalía se encarga de aportar un criterio de inocencia o de culpabilidad, pero que en última instancia es un juez el que la asume…. o el que la echa por tierra.

En España

    0
    comentarios

    Servicios