Menú
CIENCIA

Nombela y las células madre

Hay temas sobre los que se pasa de puntillas porque son demasiado complicados o se teme que carezcan del menor interés para el público. No es el caso. Y los hay sobre los que se prefiere pasar de largo porque tocan resortes de lo políticamente incorrecto. Tampoco.

0
En realidad, los medios prefieren no profundizar en la utilización de las células madre extraídas de embriones para la investigación porque todos han adoptado a priori una posición ideológica al respecto: por exceso o por defecto. Así que es muy difícil encontrar en los medios generalistas información científica sobre el asunto que no esté excesivamente sesgada, bien por la progresía del "todo vale en ciencia", bien por el pacatismo del "todo es inmoral".
 
A ello habría que añadir que, como es sabido, la izquierda intelectual ha dominado con soltura el panorama mediático, y en ciencia no habría de ser menos. La corriente general que suscriben los medios es contraria a la discusión moral sobre el uso de embriones, y aduce que cualquier crítica a las bondades de esta técnica es un obstáculo al desarrollo de la razón puesto ahí por las filas de la ignorancia religiosa.
 
Por eso libros como éste es probable que encuentren determinadas dificultades para lograr su merecido hueco en ciertos periódicos y revistas. Pero merecerá sin duda que lo halle en las estanterías de las librerías y de las casas de los lectores. César Nombela, reconocido investigador, catedrático de Microbiología, compañero de microscopio de Severo Ochoa, ex presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y excelente conversador, no sustrae al lector ni un ápice de la polémica, aunque para ello tenga que decantarse con valentía.
 
César Nombela.Nombela repasa con claridad conceptos generales que son útiles para entender el problema de la investigación con células madre. Datos que forman parte de un breve curso de microbiología que a nadie debería faltarle en su equipaje intelectual. Pero quizá sea ésa la aportación menos interesante, aunque útil, del libro. La chicha llega cuando Nombela propone una valiente confrontación ética con quienes, por ingenuos o por interesados, se niegan a aceptar las dificultades éticas y técnicas que plantea la investigación con células embrionarias.
 
El autor empieza mostrando a las claras que las esperanzas depositadas en el uso de células madre embrionarias están muy lejos de ser una realidad técnica. La carencia de experiencia clínica, al contrario de lo que ocurre con las células adultas, hace que, con la frialdad objetiva de los datos en la mano, esta línea de investigación se deba situar en un plano secundario de prioridades.
 
Pero a eso hay que sumar la dificultad de llegar a un consenso ético sobre el uso de embriones en el laboratorio. Nombela ofrece su visión, basada en la experiencia biológica y en el saber filosófico del embrión como una dignidad ya humana. Desde lo que él llama "una ética personalista de raíz cristiana", propone que la vida comienza desde el mismo momento de la fecundación, y aunque recoge las opiniones contrarias, el planteamiento técnico y ético es meridianamente claro sobre las conclusiones: la investigación con células madre es una línea que está destinada a reportar innumerables beneficios a la especie humana.
 
En el estado actual de la cuestión, y teniendo en cuenta las implicaciones éticas de este tipo de investigaciones, Nombela considera una apuesta inteligente fomentar la investigación con células adultas y plantear los máximos controles para evitar el uso indebido de embriones humanos en los laboratorios.
 
 
CÉSAR NOMBELA: CÉLULAS MADRE. EDAF (Madrid), 2007, 226 páginas.
0
comentarios

Servicios