Menú
Pablo Molina

Pedro Sánchez, a Trancas y Barrancas

Pedro Sánchez rechaza cualquier comparación con Pablemos, y para que no haya dudas ha comenzado a actuar exactamente como los promotores de Pablemos.

Pablo Molina
0
Pedro Sánchez rechaza cualquier comparación con Pablemos, y para que no haya dudas ha comenzado a actuar exactamente como los promotores de Pablemos.

El secretario general del PSOE ha comenzado una gira por los programas de televisión más señeros, que concluirá este domingo con su presencia en el sofá de Risto Mejide a modo de traca final. Pedro Sánchez rechaza cualquier comparación del PSOE con los partidos populistas, y para que no haya dudas de que un socialista no cae en esa tentación ha comenzado a actuar exactamente como los promotores de Pablemos. De hecho, ha sido más ambicioso en su apuesta por ganar presencia mediática, porque ningún pablemos ha alcanzado el honor de aparecer en espacios televisivos de referencia del nivel de Sálvame o El Hormiguero, como Pedro Sánchez; y además el mismo día, haciendo doblete.

El líder socialista quiere comunicarse con el pueblo y darse a conocer a los que han de llevarlo a La Moncloa. Sánchez, ha explicado reiteradamente en su gira mediática, quiere ser presidente no por ambición personal sino para salvarnos de los dos peligros más graves que se ciernen ahora mismo sobre la sociedad española, a saber: el PP y "los partidos populistas" (sic), porque Sánchez no se mancha la boca con el nombre del grupito ese de revoltosos que todos sabemos. Esto de evitar pronunciar el nombre del partido que ya ha superado al propio en algunas regiones parece más un ritual infantil que una estrategia política, pero no seré yo quien dude de unos asesores de campaña que aconsejan al líder del (todavía) principal partido de la oposición que llame en directo a un programa del corazón para hablar de los derechos de los animales.

En todo caso, quizá no sea apropiado analizar este amplio despliegue mediático del dirigente socialista en función del contenido de sus mensajes, entre otras cosas porque el socialismo español es una maquinaria de fabricar consignas accesibles para las inteligencias más primarias. Coherentes con su política educativa, los sociatas rebajan sus propuestas al más bajo nivel posible, de manera que no quede nadie sin saber que el aborto es un derecho, los curas unos desaprensivos y la Unión Europea, un monstruo dirigido por una señora muy mala apellidada Merkel con la que Rajoy comparte sus turbios fines.

En el Partido Popular se confiesan sorprendidos por este arrechuzo televisivo del líder socialista y lo tachan de grave error. Como su intervención de este domingo con Mejide sea otro éxito de audiencia, la semana que viene podemos ver a Rajoy haciendo bromas con Trancas y Barrancas, las dos hormigas de Pablo Motos, y a Celia Villalobos llamando a Sálvame para defender a los animales y el derecho al aborto. Lo Montoro de tertuliano en el Deluxe igual tarda un poco más.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD