Menú
Pablo Planas

Dos de cada tres y a uno de la independencia

No preocuparse, dice Rajoy; no precipitarse, matiza Torres-Dulce.

Pablo Planas
0
No preocuparse, dice Rajoy; no precipitarse, matiza Torres-Dulce.

Uno de los mensajes recurrentes del presidente del Gobierno en su comparecencia para valorar el 9-N ha sido el de que "dos de cada tres ciudadanos han dado la espalda a Artur Mas". Al margen de la disquisición ontológica de si lo del domingo fue trucha o trucho, Rajoy cree que hay más catalanes que independentistas (sic) y que la "prudencia" y la "proporcionalidad" con las que se ha conducido el Gobierno han evitado males mayores, tal que proyectar internacionalmente la imagen de que en España se cumple la ley. Como no es el caso, Rajoy habría preferido no incurrir en un precedente cuyas consecuencias posteriores podrían ser devastadoras en órdenes como el de la corrupción.

El presidente del Gobierno se ha mostrado orientado y consciente en todo momento de los graves perjuicios que la inestabilidad territorial causa en la economía, el empleo, las inversiones, la sostenibilidad de la deuda, la fiabilidad institucional y la credibilidad judicial, pero peca de optimismo. Si después de años de adoctrinamiento nacionalista y de gastar cientos de millones de euros de todos los españoles Mas sólo ha conseguido que votaran uno de cada tres electores es que en Cataluña no pasa nada, sostiene el líder del PP. No preocuparse, dice Rajoy; no precipitarse, matiza Torres-Dulce.

La falta de censo y de garantías democráticas serían a juicio del inquilino de La Moncloa las razones de la gran victoria del PP en Cataluña, del hecho de que dos de cada tres no fueran a votar. No es que Rajoy les haga mucho caso a las cifras aportadas por la Generalidad, salvo para decir que hasta con sus propias cifras dos de cada tres pasan de Mas. Parece que Rajoy no saliese de su asombro ante la impericia separatista pese a tantas facilidades.

En lo de Arriola ha estado soberbio el presidente, y es casi seguro que el argumento del dos de cada tres proceda de tan significada fuente de autoridad demoscópica. Pasa que si uno de cada tres ciudadanos va a votar mayormente por la independencia de Cataluña, estamos a sólo un ciudadano o a un ciudadano solo de meternos en un marrón de proporciones colosales, con o sin garantías democráticas, pero siempre sin hacer nada. Claro que eso casi es lo de menos en comparación con el detalle de que Rajoy ha organizado una rueda de prensa con preguntas (que es como una novillada con picadores) para referirse en dos de cada tres respuestas a un referéndum "que no se ha celebrado" como si en realidad se hubiera celebrado.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot