Menú
Pablo Planas

Ensaladilla Kiev

Rusia masacra a los ucranianos y los líderes de la NATO toman gazpacho de bogavante y ensaladilla rusa. Uy, no, perdón, ensaladilla Kiev.

Rusia masacra a los ucranianos y los líderes de la NATO toman gazpacho de bogavante y ensaladilla rusa. Uy, no, perdón, ensaladilla Kiev.
EFE

Mientras las bombas caen sobre Ucrania y Marruecos trata de borrar el rastro de la masacre en la Valla de Melilla, repetidamente elogiada por Pedro Sánchez, los mandatarios de la OTAN han celebrado en Madrid una cumbre que ha sido tratada por los medios oficiales y los afines como si fueran los bailes de Romy Schneider en "Sissi Emperatriz". El vestido rojo de escote asimétrico que lucía la esposa de Sánchez, Begoña Gómez, se vende como el resumen gráfico de una reunión que en el plano estratégico habría reforzado los cimientos del Tratado de Washington.

El hecho de que Ceuta y Melilla permanezcan fuera del "paraguas" de la OTAN y a merced del "comendador de los creyentes" de Rabat, queda fuera de plano, centrado en las peripecias gestuales de la señora Gómez con el tío Joe. La misma izquierda que se cisca en el protocolo, pondera con entusiasmo el estilismo y el encanto de la señora de Sánchez, convertida en reina de España por aclamación de las manadas republicanas tuiteras. La campaña de imagen del sanchismo ha resultado un éxito.

Pero las bucólicas estampas madrileñas de los jefes de la OTAN no cuadran con la gravedad de la situación, con la invasión rusa de Ucrania, los crímenes chinos, la crisis energética, la inminencia de una recesión descomunal, las hambrunas, el terrorismo islámico, la inmigración descontrolada, etcétera, etcétera. Los paseos por el Museo del Prado son difícilmente compatibles con la resistencia ucraniana en medio de un país devastado y que suplica armas y sanciones contra Putin.

La imagen de decrépita y frívola decadencia que proyecta el álbum de fotos de la cumbre de la OTAN parece el canto del cisne de las viejas alianzas transatlánticas surgidas tras la Segunda Guerra Mundial para hacer frente al comunismo. Rusia masacra a los ucranianos y los líderes de la NATO toman gazpacho de bogavante y ensaladilla rusa. Uy, no, perdón, ensaladilla Kiev. Putin tiene que estar acojonado.

Temas

En Opinión

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador