Menú

La mano tendida de VOX

PP y Ciudadanos deberán estar a la altura.

0
Santiago Abascal en un rueda de prensa | EFE

Se nota que los dirigentes de VOX quieren ser políticos en el precipitado manifiesto de los 19 puntos y que no lo son en la precipitación con la que han alcanzado un acuerdo con el PP para apoyar en primera votación al candidato Juan Manuel Moreno Bonilla. En lógica partidista, podrían haber convertido la investidura andaluza en el típico sainete catalán, pero han decidido hacer contrapolítica y refutar los titulares que alertaban de que el maximalismo de VOX podía reventar el cambio de gobierno después de 36 años de régimen socialista.

Puede que también hayan pesado en el ánimo de los negociadores de VOX las insidiosas comparaciones con Podemos y hasta con la CUP, razón por la que habrían dejado de estirar la goma para lanzar ante la sociedad el mensaje de que ellos son gente seria que no ha llegado a la política a marear la perdiz. Otra cosa es que los máximos del martes se hayan quedado en mínimos el miércoles, facilitando de paso que los jóvenes rectores del PP salgan por la puerta grande a las primeras de cambio.

Así es que esos bárbaros de VOX se han comportado como unos perfectos caballeros porque no se tomó Zamora en una hora, mientras que la respuesta más publicitada de la izquierda ante el peligro que suponen esos señores y señoras es que Pablo Iglesias cree que los hombres feministas follan mejor. ¿De verdad?

La irrupción de VOX no deja de acumular benéficos efectos en la sociedad española, que debate abiertamente sobre asuntos que hasta ayer sólo podían ser interpretados bajo el sectario marco interpretativo de la izquierda. El acto de humildad y rigor de VOX al facilitar la investidura a pesar de que Ciudadanos estaba acumulando méritos para cargarse el cambio en Andalucía es un mano tendida a todos los españoles, un gesto para mostrar que está dispuesto a transar, pactar, hablar de verdad, que escucha, atiende y entiende. Es el partido determinante, por lo que está en disposición de no dejarse avasallar. PP y Ciudadanos deberán estar a la altura.

De momento, las bobadas de Macron y Valls contra VOX no ayudan en nada. El partido de Rivera presume de que el apoyo es gratis y es verdad. Ni siquiera hay una foto de Juan Marín (anoten el nombre, será vicepresidente de la Junta de Andalucía) con el juez Francisco Serrano, el cabeza de lista de VOX. Pero lo que es gratis acaba siendo lo más caro, siempre. Hay muchas semejanzas entre el nacimiento de VOX y el de Ciudadanos, la misma o parecida indignación ante los mantras de la izquierda nacionalista. De Ciudadanos también decían que era la extrema derecha por pedir que los hispanohablantes no fueran tratados como mulas en Cataluña.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation