Menú
Pedro de Tena

Andalucía, cuidado con los idus de marzo

En Andalucía, nada está escrito para la primavera del 2012. En los resultados de esta noche, una esperanza nueva surge para el PP andaluz: la más que probable presencia de UPyD, enterradora del andalucismo político, en el Parlamento de Andalucía en 2012.

Por vez primera en Andalucía, el PP gana unas elecciones generales, como por primera vez, hace unos meses, ganaba unas municipales, pero ahora con 200.000 votos más que en mayo de 2011 (pero, ojo, que el PSOE ha logrado aumentar su voto respecto a las municipales). Todo parece indicar que, en el próximo mes de marzo, cuando se convoquen las elecciones autonómicas, Andalucía podría completar de azul el mapa que han deseado los ciudadanos de toda España. Por vez primera, el PP andaluz saca casi 10 puntos al PSOE. Escrutado el 80 por ciento de los votos, el PP de Javier Arenas supera en 9,5 puntos al PSOE de José Antonio Griñán. 330.000 votos de diferencia cuando hace 4 años la diferencia fue de 620.000 y más de 13 puntos porcentuales a favor del PSOE. Es evidente que una marea de cambio ha alcanzado a Andalucía y que ese cambio parece imparable. De extrapolarse estos datos a unas elecciones autonómicas, el PP ganaría con mayoría absoluta rondando los 60 escaños de un total de 109.

Hay cuatro provincias andaluzas que parecen resistirse al cambio propuesto por el PP. Jaén, feudo de Gaspar Zarrías; Córdoba, la casa madre de Rosa Aguilar y el propio Griñán; Huelva, tradicional bastión de votos del PSOE y Sevilla, una provincia donde Alfonso Guerra figura como esperpento al servicio de un gigantesco entramado de corruptelas. En las demás provincias, la suerte ya está echada. Teófila Martínez ha destrozado a Manuel Chaves y al clan de Alcala por 15 puntos. En Almería, el PP dobla en votos al PSOE. En Granada, el PP aventaja en 12 puntos a los socialistas. En Málaga, el PP dobla al PSOE. Pero en Córdoba y Huelva, el PP apenas le saca unos puntos al PSOE, 9 en la primera y solo 4 en la segunda. En Jaén, no llega a 5 puntos la diferencia a favor del PP y en Sevilla, ay, Sevilla, el garbanzo negro de Javier Arenas desde hace muchos años, aunque ha logrado reducir los 300.000 votos de diferencia a poco más de 30.000 y pasar de 4 a 5 escaños, el PP ha perdido las elecciones con la que está cayendo.

Esto es, cuidado con los idus de marzo. En Andalucía, nada está escrito para la primavera del 2012. En los resultados de esta noche, una esperanza nueva surge para el PP andaluz: la más que probable presencia de UPyD, enterradora del andalucismo político, en el Parlamento de Andalucía en 2012 por haber conseguido casi un 5 por ciento de los votos. Esta presencia podría desbaratar la más que cantada coalición del PSOE e IU si al PP le faltara un diputado para gobernar. Mucho tendrá que reflexionar el PP andaluz tras esta noche. Quedan cuatro meses y aunque el efecto demoledor de la crisis y la corrupción ha hecho mella en el ánimo de millones de andaluces, otros efectos complementarios, el de la ilusión por unas metas de desarrollo y dignidad regional y el de una ejemplaridad en el comportamiento político, podrían terminar el trabajo comenzado hace años por Javier Arenas. En Andalucía, nada está escrito. Haría muy mal el PP en cantar victoria.

En Opinión

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador