Menú

Operación Rafalito 2: el error Podemos

Este error le puede costar a Podemos su futuro prometedor y chulesco y conducirlo directamente a las cloacas electorales donde ahora se encuentra IU.

21

La Operación Rafalito 1 fue una venenosa estrategia política de liquidación del andalucismo de Alejandro Rojas Marcos, urdida precisamente por Rafael, Rafalito, Escuredo, entre huelgas de hambre plagadas de langostinos y menosprecios verbales, cuando no de indignaciones ante la "traición", proferidos contra el "señorito" del Partido Socialista de Andalucía. Contra la competencia del sevillano blasinfantista, Rafalito logró maquiavélicamente reducir casi a la nada a un emergente andalucismo que había llegado a tener cinco escaños en el Congreso de los Diputados. El instante elegido para la estocada final fue propiciado por un acuerdo suscrito por Adolfo Suárez y el propio Rojas Marcos que fue presentado por Escuredo como una humillación a Andalucía causada por la España de dos velocidades autonómicas: una de privilegio para algunas regiones, como Cataluña, País Vasco y Galicia, y la otra, la de las demás regiones españolas. Escuredo y el PSOE andaluz se envolvieron en la bandera de Blas Infante y se pusieron a la cabeza de la manifestación que terminó triturando y suplantando tanto al andalucismo auténtico como a la ingenua UCD de Suárez. No, no era el café para todos, sino el café para cuatro, incluyéndose Andalucía, ilegalmente por cierto, en el cuarteto autonómico fetén.

Aquella aventura tuvo como resultado los 34 años continuados de régimen socialista en Andalucía, el triunfo de Felipe González en 1982 con 202 escaños, su hegemonía nacional durante casi 14 años y el hundimiento del centro político liberalconservador hasta 1996. Desde entonces, Andalucía fue el motor del socialismo nacional, a nivel general y a nivel orgánico.

Ahora, un error estratégico de calado cometido por Podemos ya ha puesto en marcha la Operación Rafalito 2, operación que se irá haciendo evidente tras la reciente entrevista sostenida por Susana Díaz con Rafael Escuredo. En su propuesta original de negociación, Podemos, presionado por sus separatismos interiores, ha resucitado la España de dos velocidades, la de Cataluña, País Vasco y Galicia (tal vez alguna región más), que son las naciones, y la de las demás comunidades autónomas. Dado que es obvio que de lo que se trata, bajo la hojarasca del separatismo, es de dinero y de privilegios fiscales, políticos y sociales, Andalucía, que ni siquiera es mencionada en el documento podemita, vuelve a la posición de cola autonómica de 1977, que vendría a unirse a su vergüenza de última de la fila en casi todos los indicadores de bienestar y prosperidad.

Este error le puede costar a Podemos su futuro prometedor y chulesco y conducirlo directamente a las cloacas electorales donde ahora se encuentra Izquierda Unida. Susana Díaz, a la que no le gusta nada que Pedro Sánchez pacte con Podemos y a la que tampoco gusta el propio Pedro Sánchez, acaba de encontrar la artillería pesada con la que dinamitar el pretendido pacto de las izquierdas aparentemente querido por Pedro Sánchez. La Operación Rafalito 2, ahora no meramente limitada a Andalucía sino extendida a las demás regiones de España no contaminadas de separatismo, opondrá con claridad –sea o no cierto– una España sin privilegios para región alguna a una España asimétrica con centros de gravedad en tres o cuatro regiones hasta ahora españolas y privilegiadas por Podemos con el derecho a decidir por encima de los demás ciudadanos. Eso, en Andalucía y en estas regiones, dejará a Podemos a los pies de unos caballos que podrían terminar descuartizándolo. También dejará maniatado al federalismo de Pedro Sánchez, que o es igualitario o no será.

Al nuevo PSOE, antes o después felipista-susanista, sólo le quedaría refundarse en los territorios infectados de separatismo y envolverse en la bandera de la igualdad nacional de todos, se viva donde se viva, para resurgir de nuevo como potencia política nacional. Si Ciudadanos y el PP no se dan cuenta de la envergadura de la Operación Rafalito 2, allá ellos.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El nuevo reality show de Irene Montero como ministra: con el bebé al trabajo y sin separarse del cámara
    2. El Gobierno subirá los impuestos a la vivienda por la puerta de atrás: Sucesiones, Patrimonio, ITP y AJD
    3. Sánchez deja a Murcia fuera de las ayudas por la DANA porque los daños fueron "en playas privadas"
    4. Iglesias, acorralado por los abusos a menores en Baleares, acusa a la derecha de "descojonarse"
    5. Podemos quiere terminar con Muface, el sistema de sanidad privada de los funcionarios
    0
    comentarios

    Servicios